Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 12 de junio de 2024


Escritorio

Encuesta revela que padres desconocen normativa de transporte escolar

La Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito junto a Automóvil Club de Chile llamaron a los padres y apoderados a poner atención en los servicio de transporte escolar. Esto luego de dar a conocer un estudio que revela el desconocimiento en esta materia a pocos días que comiencen las clases en gran parte del país.

Narayan Vila

  Miércoles 29 de febrero 2012 15:53 hrs. 
TRANSPORTE ESCOLAR

Compartir en

Este sondeo, en el que colaboró también la Corporación Opción, reveló cifras alarmantes donde padres y apoderados ignoran las normas que regulan el transporte escolar.

Ejemplo de esto es que la normativa exige a los transportistas escolares tener licencia clase A. En este punto, cerca del 20% de los encuestados señaló conocer esta regulación.

Cerca del 70 por ciento dijo que la licencia clase B permite a conductores transportar estudiantes e incluso poco más del 10% dijo clase C, correspondiente a vehículos  de dos o tres ruedas.

Sobre los riesgos que los padres perciben en el transporte de sus hijos, un 72% mencionó los posibles abusos de conductor contra un niño o niña y cerca del 60% el exceso de velocidad.

Posibles negligencias del conductor un 56% y sólo poco más del 40% que los niños viajen sin cinturón o asomados por la ventana.

Casi un 20% dijo que lo más preocupante es que no se respeten las señales de tránsito.
Pese a todas las campañas, el estudio arroja que persiste la ignorancia respecto a la obligatoriedad  del uso de cinturón de seguridad.

Cerca del 80% afirmó que es obligación que los vehículos tengan cinturón, independiente del año de éstos, siendo que la legislación actual exige esto a las máquinas fabricadas a partir del año 2007.

En este sentido, el gerente de asuntos públicos de Automóvil Club de Chile, Alberto Escobar, llamó a los padres y apoderados a poner énfasis en esta materia, además de verificar por canales oficiales las óptimas condiciones del servicio que contraten.

El ejecutivo dijo que a los padres les compete un papel central al momento de decidirse por una opción de transporte escolar porque “Cuando uno contrata un servicio de transporte escolar está comprando un producto del cual se debe informar y se debe informar de una manera adecuada del servicio que está contratando. Hay una cosa sicológica, que es la famosa disonancia cognitiva, que uno tiende a ajustar. A pesar de que uno piense que el servicio no es el adecuado no está dispuesto a reconocer que no es tan bueno, porque no está dispuesto a reconocer que se equivocó. Por eso la importancia de consultar fuentes formales, como son niveles de infraccionalidad, estados mecánicos de los vehículos, es muy importante empezar a certificar este tipo de cosas”.

Una de estas vías de información la dio a conocer María Francisca Yáñez, secretaria ejecutiva de Conaset, quien llamó a privilegiar los transportes escolares que transparentan y garantizan su servicio.

Para esto los padres pueden optar por los transportes escolares que estén certificados con “el Sello del Conductor Seguro que es muy similar a lo que se hace con los hoteles. Se trata de un sello voluntario y pueden obtener este sello todos aquellos que están debidamente inscritos en el ministerio de Transporte, además, tengan su hoja de vida del conductor impecable en los últimos tres años, es decir, a estos conductores le estamos entregando este sello del conductor seguro para los transportistas escolares”, indicó Yáñez

Esto, porque un 76% de los encuestados del estudio nunca ha solicitado información sobre el estado mecánico del vehículo que transporta a su hijo y un 11% lo hizo hace más de un año.

María Francisca Yáñez llamó de esta manera a los transportistas a optar por el Sello de Conductor Seguro; a los padres, a fiscalizar estos servicios y, por cierto, a los mismo establecimientos educacionales.

“Hay un llamado a los colegios porque hay colegios muy responsables que son muy pro activos, que piden los antecedentes de los propios transportistas, pero hay otros colegios que eso lo dejan a la libre elección de los padres y apoderados y se hacen muy poco parte del proceso de transporte de los niños y sabemos que es muy importante porque muchos de los accidentes de los niños son accidentes de tránsito. Un llamado a los colegios para que se involucren mucho más y ayuden a los padres y apoderados a tomar decisiones de forma informada”, enfatizó secretaria ejecutiva.

En la encuesta participaron 600 padres y apoderados que conducen, correspondientes a los sectores medios.

Síguenos en