Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

12 mil toneladas de basura no se recogerán por paro de Recolectores

Las dos mayores federaciones de funcionarios están participando de la movilización, agrupando al 72% de los empleados del sector. Los trabajadores esperan que el Gobierno haga de interlocutor y facilite aumentos salariales y garantice mejores condiciones laborales, como por ejemplo, que las jornadas laborales no superen las 12 horas.

Héctor Areyuna

  Lunes 29 de julio 2013 12:41 hrs. 
paro recolectores





Este lunes trabajadores del aseo y recolectores de basura iniciaron movilizaciones para hacer escuchar sus reivindicaciones laborales que apuntan a una mejora salarial y de condiciones de trabajo.

Las dos mayores federaciones de funcionarios están participando de la movilización, agrupando al 72% de los empleados del sector.

La demanda salarial busca aumentar el sueldo de choferes desde 400 mil pesos a 700 mil pesos; de auxiliares, de 220 mil pesos a 450 mil pesos; y de barrenderos, que pasen de ganar un sueldo mínimo de 193 mil pesos a 300 mil pesos.

Desde muy temprano esta mañana se pudo ver a trabajadores reunidos en sectores como Quilicura; y al inicio de las manifestaciones, los trabajadores advierten que será una movilización “hasta el final”.

El presidente de la Federación de Trabajadores de Empresas de Aseo, Jardines y Rellenos Sanitarios, Armando Soto, indicó que ante las consecuencias que podrían dejar estas movilizaciones, se hace indicativa la intervención del Estado.

El dirigente de los trabajadores recolectores de basura señaló que “con certeza vamos a decir que van a quedar 12 mil toneladas de basura en la calle en el día de hoy. Nos preocupa que hasta este minuto no hemos tenido ninguna llamada de parte de las autoridades para abrir una mesa de diálogo y empezar a conversar del tema para que esto no se prolongue más allá de un día por lo que significaría que estuviéramos dos días en paro, es decir, estaríamos hablando de 24 mil toneladas de basura en la calle”.

Principalmente, esperan que el Gobierno haga de interlocutor y facilite aumentos salariales y garantice mejores condiciones laborales, como por ejemplo, que las jornadas laborales no superen las 12 horas, como sí ocurre hasta ahora en algunos casos.

Soto explicó que el movimiento está dirigido por las federaciones, por lo que no se espera una respuesta por parte de las empresas que concesionan los servicios de limpieza.

El 22 de mayo pasado, se solicitó al ministerio del Trabajo que dirigía Evelyn Matthei a la fecha, que se instalara una mesa de trabajo. Ante la falta de respuesta los trabajadores decidieron movilizarse porque no se puede “trabajar en estas condiciones y ganando estos salarios de hambre”. El Estado, solidariamente, debe solucionar el problema, finalizó el dirigente.