Diario y Radio U Chile

Escritorio

En el año del Centenario de Benjamin Britten:

Gran estreno en Chile de la ópera Billy Budd

Con una puesta en escena cinematográfica liderada por Marcelo Lombardero, el Teatro Municipal de Santiago se unirá a las celebraciones del Centenario del nacimiento de Benjamin Britten entre el 16 y el 26 de agosto. La obra cuenta con el patrocinio de la Fundación Britten-Pears.

Diario Uchile

  Martes 13 de agosto 2013 14:07 hrs. 
Billy Budd. TMS 2013. Foto Patricio Melo (1)

Es plena época de guerras napoleónicas, el choque entre el inocente Billy Budd y el malvado John Claggart torna latente la posibilidad de un motín en el buque británico “El Indomable”. Los límites entre el bien y el mal se vuelven difusos, crece la tensión y Captain Vere pierde el norte. Con profundos cuestionamientos al poder y la moral transcurre la historia de Billy Budd, la ópera más grande de Benjamin Britten –el compositor más importante de Inglaterra–, que se presentará por primera vez en Chile y Latinoamérica entre el 16 y el 26 de agosto en el Teatro Municipal de Santiago, uniéndose así a las celebraciones del Centenario del nacimiento del músico.

Dos artistas que ya han incursionado en el repertorio de Britten interpretaran los roles protagónicos: el barítono estadounidense Craig Verm, aplaudido el año pasado por su “excelente voz y musicalidad” tras su debut en el Municipal como Escamillo, interpretará al joven marino Billy Budd, mientras que Roger Honeywell, tenor canadiense elogiado por la crítica norteamericana por el “carácter heroico” de su voz, personificará al atormentado Captain Vere. La triada principal la completará el bajo alemán Andreas Bauer, miembro estable de Ópera Estatal de Berlín, quien destacó el año pasado como Hermann en Tannhäuser y cantará el rol de John Claggart. Dirigidos por David Syrus –Head of Music de la Royal Opera House de Londres y conocedor de la obra de Britten hace más de 40 años–, se presentarán también otras figuras como Leonardo Neiva, Arttu Kataja y Homero Pérez-Miranda, junto a la Orquesta Filarmónica de Santiago y a las voces masculinas de Coro del Teatro Municipal.

La puesta en escena será del premiado regisseur argentino Marcelo Lombardero, quien ha presentado en el Municipal producciones de Tristán e Isolda, Sor Angélica y de los estrenos en Chile de La vuelta de tuerca –también de Britten–, El castillo de Barba Azul, Lady Macbeth de Mtsensk, Alcina y Ariadna en Naxos. Junto a él trabajarán sus habituales colaboradores, Diego Siliano en la escenografía, Luciana Gutman en vestuario y José Luis Fiorruccio en la iluminación.

Billy Budd. Foto Patricio Melo

Billy Budd. Foto Patricio Melo

La obra más ambiciosa del gran impulsor de la ópera en inglés 

Benjamin Britten (1913-1976) no fue sólo el más grande compositor de su país en el siglo XX, sino también uno de los más importantes creadores musicales de Inglaterra de todos los tiempos. “Revitalizó la música desde el punto de vista del lenguaje, que es lo que impulsa a la ópera. Ése fue el centro de las reformas de Gluck y Wagner y, en el caso de Britten, fue el uso del inglés, su forma de percibirlo y de conseguir replicar auténticamente la declamación del idioma. La musicalización de las palabras por parte de Britten es lo que hace que estas óperas sean verdaderamente nuevas y originales”, comenta el director musical, David Syrus.

Billy Budd (1951) está basada en la novela corta homónima de Herman Melville, escritor estadounidense de fines del siglo XIX conocido por su obra cúlmine, Moby Dick. El libreto –que Britten alguna vez describió como “el mejor de todos los tiempos” por su “sabiduría, ternura y la dignidad de su lenguaje”– fue elaborado por Eric Crozier, su habitual colaborador, y Edward Morgan Forster –importante novelista, autor de obras como Regreso a Howard’s End y Una habitación con vistas.

Es una de las óperas de Britten más ambiciosa en términos musicales. Fue escrita para un elenco y coro puramente masculinos y una orquesta de alrededor de 80 músicos, que incluye mayor cantidad de instrumentos, entre ellos, percusión, flautas, trompetas y un flautín, para evocar la música naval. También incorpora algunos pasajes para saxofón que acompañan el lamento del Novato cuando le dan una golpiza.

Sin embargo, a pesar del gran tamaño de la orquesta, Britten insertó numerosos segmentos silenciosos que permiten el lucimiento de diferentes instrumentos. “Mi trabajo es precisamente asegurarme de que se exploren esos momentos y no sólo los ruidosos”, puntualiza Syrus. La orquestación, además, pone especial énfasis en compensar la ausencia de voces femeninas, dando mayor amplitud de color y sonoridad a través del registro de instrumentos agudos.

PRECIOS: precios desde $11.000. Descuentos: 50% para jóvenes hasta 27 años (inclusive); 35% para personas entre 28 y 35 años; 25% para abonados; y otros.

FECHAS: 16, 19, 21 y 26 de agosto; 19:00 hrs. / 24 de agosto; 17:00 horas