Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 19 de agosto de 2022

Escritorio

Gobierno de Colombia y las Farc negocian el desarme y se acercan a la paz definitiva

En la Habana está sesionando una comisión técnica conformada por militares y comandantes de las FARC con el objetivo de pactar el desarme, uno de los puntos más complejos del proceso de negociaciones. A estas alturas, hay quienes piensan que el proceso de paz es irreversible.

Cristián Zúñiga

  Jueves 5 de marzo 2015 20:03 hrs. 
desarme farc

Compartir en

Una subcomisión técnica conformada por generales y comandantes de las Farc está trabajando desde febrero en La Habana en busca de preparar el fin del conflicto armado de medio siglo, que ha dejado 220 mil muertos y más de cinco millones de desplazados.

El objetivo central de la comisión es preparar el cese del fuego y el desarme de la guerrilla, o lo que en el lenguaje de los expertos se conoce como DDR: desarme, desmovilización y reintegración. Una etapa decisiva de las negociaciones del proceso de paz iniciado por la guerrilla y el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, hace dos años en Cuba.

En concreto, en esta mesa participarán seis jefes militares liderados por el general Javier Flórez y una delegación de comandantes de las FARC, quienes deberán hacer propuestas para terminar con el conflicto armado a los negociadores de paz de ambas partes.

Los otros militares del grupo son los brigadieres generales Martín Fernando Nieto y Alfonso Rojas Tirado (del Ejército), Oswaldo Rivera (Fuerza Aérea) y Álvaro Pico (Policía); y el contralmirante Orlando Romero (Marina).

Para la directora del Magíster en Políticas Sociales de la Universidad Arcis, Francisca Quiroga, la negociación de paz que lleva adelante el gobierno colombiano y las FARC, es un proceso estratégico e histórico, donde en los últimos meses se ha visto una etapa de encuentro de los actores, señalando que el tema del desarme siempre ha sido la variable que ha generado mayor tensión.

La profesora afirmó que la etapa del desarme es fundamental dentro del proceso porque tiene que ir de la mano con que no exista ningún grupo disidente dentro de las FARC, y recalcó la importancia de que haya un solo discurso, ya que hay momentos en que se podría volver al uso de la fuerza para presionar internamente los acuerdos.

La especialista en temas latinoamericanos dijo que para el éxito de las conversaciones será muy importante la capacidad de conducción que tengan los protagonistas, con la visión de que se podrían lograr ciertos acuerdos que producirán fuertes cambios en el mapa político del país.

“El tema del desarme y pensar en la inclusión de las FARC al sistema político supone pensar en las experiencias que se han vivido en el resto de la región, como es el caso de El Salvador. Lo importante es que hoy están las condiciones para que eso pueda concretarse”, explicó.

La jefa de la carrera de Historia y Ciencias Sociales de la USACH, Cristina Moyano, explicó que la actual etapa de desarme ha ocurrido gracias a un reconocimiento que hizo el Gobierno de considerar a las FARC como fuerzas beligerantes, por lo cual se les otorga el estatuto de actor político, lo que permite entrar en un proceso de paz militar, de desarme, con medidas de cautela, de amnistía.

Cristina Moyano señaló que pese a los avances alcanzados, el desarme de las FARC adolece de un cierto límite, según ella basado en una estructura estatal muy precaria, debido por ejemplo, a los altos niveles de corrupción, la violencia política y social instalada en la sociedad de ese país.

“Hay un Estado muy débil en términos institucionales en Colombia. Mientras mantenga esa dinámica de debilidad el desarme de la FARC va a ser hasta cierto punto, limitado. Por eso, lo que acaba de ocurrir con la noticia de este barco chino donde encuentran municiones y que se supone iban dirigidas a las FARC, tiene que ver con eso”, indicó.

El profesor de la Universidad del Desarrollo, Jorge Sanz, destacó la importancia de las conversaciones actuales, porque se están negociando los términos de la paz, del desarme, de la integración de la guerrilla a la sociedad, indicando que no es posible plantear en la mesa de dialogo que luego de la entrega de las armas, se van a meter a todos los guerrilleros a la cárcel.

El especialista enfatizó que el desarme es un paso fundamental para el éxito de las negociaciones de paz en Colombia: “el proceso de desarme es fundamental, porque permite que el Estado colombiano efectivamente asuma el control de su territorio, asuma el control de la situación y asuma el control político de la sociedad. La negociación que se lleva adelante es fundamental hoy para el proceso”.

Desde el pasado mes de diciembre, las Farc decretaron una tregua unilateral e indefinida de sus acciones en Colombia. Si a ella se suma el Estado, sería una situación inédita y la demostración que ya no hay vuelta atrás para la añorada paz en ese país.

Síguenos en