Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 8 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Muere ex Presidente Patricio Aylwin

Este martes falleció el ex Presidente de la República Patricio Aylwin Azócar, quien gobernara Chile entre 1990 y 1994, siendo el primer jefe de Estado elegido democráticamente después del término de la Dictadura Cívico-Militar de Augusto Pinochet.

Diario Uchile

  Martes 19 de abril 2016 10:40 hrs. 
aylwin


Luego de mantener un estado delicado de salud las últimas semanas, a los 97 años dejó de existir el ex Mandatario Patricio Aylwin Azócar, quien fuera histórico miembro y fundador de la Democracia Cristiana, heredera de la Falange Nacional, de hecho fue presidente en siete períodos distintos del partido.

Aylwin fue presidente del Senado entre 1971 y 1972. En septiembre de 1973, al momento de ocurrir el golpe de Estado, Aylwin ocupaba la presidencia de su partido. Mantuvo este cargo hasta 1976. En los meses previos al golpe, se mostró favorable a la intervención de las fuerzas armadas asegurando, en agosto de 1973, que entre “una dictadura marxista y una dictadura de nuestros militares, yo elegiría la segunda”.

En 1977, junto a destacados abogados, formó un grupo de trabajo para hacer una proposición respecto de la institucionalidad futura. En 1978, el organismo se amplió y tomó el nombre de “Grupo de Estudios Constitucionales”, también denominado “Grupo de los 24”; ésta fue la primera instancia de encuentro entre profesionales de diferentes corrientes políticas democráticas. Fue vicepresidente del mismo. Rechazó la Constitución Política de 1980 y fue contrario a su consulta pública.

En el año 1988 Patricio Aylwin se transforma en el candidato presidencial de la Democracia Cristiana en un proceso conocido como “Carmengate” que consistió en una serie de denuncias sobre irregularidades electorales en la primarias del partido.

El escándalo se desató cuando, el 27 de noviembre de 1988, los seguidores de Eduardo Frei Ruiz Tagle y Gabriel Valdés denunciaron la existencia de serías irregularidades en las inscripciones de 5.000 votantes. Los denunciantes responsabilizaron de la situación a la “División de Organización y Control” del partido, dirigida por el “aylwinista” Gutenberg Martínez.

Además se descubrió in fraganti a dos militantes de la DC en el octavo piso de la sede central partidaria, ubicada en Carmen 8, adulterando los padrones electorales a favor de Aylwin. El descubrimiento ocurrió mientras el responsable del proceso, Gutenberg Martínez, se encontraba físicamente en el primer piso del edificio.

Según versiones de prensa, quien sorprendió a los militantes fue el futuro diputado Jorge Burgos. Uno de los adulteradores era Juan Osses, mientras que la identidad del otro, dependiendo del medio, aparece como Claudio Soto o Eugenio Yánez.

El 5 de febrero de 1989 se reunió la Junta Nacional del PDC en la Casa de Ejercicios Sagrado Corazón, de Talagante. En las negociaciones que surgieron durante la cita, se levantó la candidatura de Andrés Zaldívar (cercano a Aylwin) como candidato de consenso. Luego de esto, Gabriel Valdés anunció el retiro de su postulación. Aylwin respondió ofreciendo la bajada de su precandidatura, siempre que Frei y Zaldívar hicieran lo mismo. Pero, cuando los dos competidores formalizan su renuncia, él no lo hizo. En medio de este escenario, finalmente Valdés terminó por proclamar a Aylwin como candidato del partido.

Durante su mandato se implementó la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, presidida por el abogado radical Raúl Rettig, que emitió en 1991 un informe con el detalle de las violaciones a los derechos humanos cometidas por la Dictadura Cívico-Militar. Luego de recibir el informe, Aylwin pronunció la frase “justicia en la medida de lo posible”, como resumen de lo que vendría en materia de investigación y sanción en contra de crímenes de lesa humanidad cometidos en Chile.

En su gobierno se profundizó la apertura económica, bajo el lema “Crecimiento con Equidad”, robusteciendo el sector privado. Además, debió hacer frente a dos momentos de crisis en las relaciones con el mundo militar, durante los llamados “Ejercicios de enlace” en 1991, como respuesta de Pinochet a la investigación en contra de su hijo, por los “pinocheques”, y en 1993 con el “boinazo” cuando se intentó reactivar este caso.

El 11 de marzo de 1994 entregó la banda presidencial a su camarada Eduardo Frei Ruiz-Tagle, dedicándose a diversas actividades de tipo pública y privada.