Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Amplitud busca eliminar las elevadas dietas de los ex presidentes

Cerca de 50 millones de pesos mensuales, en promedio, gasta el Congreso Nacional para cubrir los gastos que representan la dieta que reciben los ex presidentes de la república junto con una serie de asignaciones extra. Esto motivó a que el Partido Amplitud presentara un proyecto que busca eliminar la subvención que reciben los ex Mandatarios.

Claudio Medrano

  Lunes 26 de diciembre 2016 14:07 hrs. 
ex presidentes


Alrededor de 50 millones de pesos mensuales, eso es lo que gasta el Fisco en mantener la dieta que se entrega a los ex presidentes de la República, según la ley 19.672, promulgada en el año 2000 y que equipara la cifra a la que reciben senadores y ministros, es decir, unos 8 millones de pesos al mes.

A este monto hay que agregar lo que reciben los ex mandatarios por concepto de “mantención de oficinas”, asignaciones que pueden alcanzar incluso los 7 millones de pesos y que están pensadas para costear una serie de gastos administrativos en los que puedan incurrir los ex Jefes de Estado.

Es en este contexto que el Partido Amplitud, a través de la senadora y presidenta de la colectividad, Lily Pérez, presentó un proyecto de ley que busca eliminar la dieta para los ex presidentes y reducir el monto de las asignaciones. Además se busca que dichos dineros corran por cuenta del ministerio del Interior y no por parte del Congreso.

La vicepresidenta nacional de Amplitud, Elizabeth Armstrong, explicó que la idea es “terminar con los privilegios en la política”, en ese sentido agregó que “nosotros pensamos que a la política se entra por una vocación de servicio público y no para obtener privilegios”.

Por su parte, Óscar Rementería, también vicepresidente de Amplitud, señaló que ante el aumento de parlamentarios que se proyecta para la siguiente elección, es necesario dotar de mayores recursos al Congreso, liberándolo de este pago “actualmente estas asignaciones son pagadas por la Tesorería del Senado y lo que se plantea es que aquellos gastos que subsistan dejen de depender de la Cámara Alta y se trasladen a la presidencia”.

En el parlamento en tanto las opiniones están divididas. El Jefe de bancada de diputados de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, señaló que si bien es partidario de mantener la dieta para los ex presidentes, sí es necesario aclarar que dicho pago no puede ser compatible con otros que se reciban en el servicio público.

Para Chahin, “no puede ser si un presidente el día de mañana sea ministro o parlamentario, no debe recibir dos remuneraciones, eso hay que regularlo si es que ya no está hecho”, afirmó.

En tanto el jefe de bancada de Renovación Nacional, Germán Becker, consideró que no aporta mucho la propuesta de Amplitud “es muy poco lo que aporta, acá lo que se busca es proponer una medida popular y rebajar dietas lo es, pero es una medida que aporta muy pocos recursos y los ex presidentes se merecen la dieta que reciben .

El monto de las asignaciones varía mes a mes y fluctúa entre los distintos ex Presidentes que los reciben. Por ejemplo, en el año 2015, Ricardo Lagos recibió 6 millones 392 mil 363 pesos y Eduardo Frei pidió 7 millones 998 mil 82 pesos en el último mes que se tiene registro (agosto del 2015).

Sólo se puede acceder a estos montos a través de una solicitud a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, para conseguir los antecedentes después de un mes. Estos se encuentran tarjados con color negro, ocultando cierta información.

De acuerdo al Departamento de Informaciones del Senado, “las menciones relativas a terceras personas se han tarjado, a fin de dar cumplimiento a la Ley 19.628 sobre protección de la vida privada, ya que no son funcionarios públicos”.

Esta iniciativa se suma a la idea que presentó a principios de este año la UDI, quien incluso envió una carta a la presidenta de la República para solicitar que se rebaje el monto de la dieta que se entrega a los ex Mandatarios.

Si bien hubo intención por parte de la colectividad de Chile Vamos en avanzar en esta materia, finalmente la idea no prosperó. El debate además se cruza con el alto monto que reciben los parlamentarios por concepto de dieta y asignaciones el cual está considerado dentro de los más altos de la OCDE.

Por último, en comparación con el caso de Estados Unidos es demostrativo. Su legislación indica que los ex mandatarios reciben una pensión de 200.000 dólares anuales, es decir, 8.155.833 pesos chilenos al mes, de acuerdo a lo publicado por el periódico La Vanguardia.

Haciendo énfasis en que la economía estadounidense es fácilmente el triple de la chilena, por lo que el uso práctico de su sueldo es mucho menor.