Diario y Radio U Chile

Año XII, 28 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Autoridades llaman a vacunarse contra el sarampión

La recomendación se dirige, especialmente, a quienes nacieron entre 1971 y 1981, además de personas que deban realizar viajes a cualquier parte de mundo.

Diario Uchile

  Jueves 21 de junio 2018 21:15 hrs. 
VACUNA-SARAMPION-740x430


Más de mil casos de sarampión se han confirmado en toda América según el informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El sarampión es un enfermedad que se transmite por contacto directo por gotitas de secreciones nasofaringeas infectadas o, mas raramente, por diseminación aérea. Dentro de sus manifestaciones clínicas están la fiebre alta, tos, rinorrea, conjuntivitis y, mas tarde, un exantema maculo papuloso que dura 4 a 7 días. Sus complicaciones son otitis media, laringotraqueobronquitis, neumonía, diarrea; y, muy raramente, encefalitis.

En conversación con radio Universidad de Chile, la epidemióloga Jeanette Dabanch, del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, explicó que la recomendación está vigente desde 2011, y se reactiva cada vez que hay eventos deportivos masivos que significan la salida de muchas personas al extranjero, porque circula el virus sarampión en países de Europa y durante los últimos meses se ha registrado en algunos países del cono Sur.

Las autoridades han recomendado que se vacunen los nacidos entre 1971 y 1981. Jeanette Dabanch explicó que esto se debe a que la vacuna que hoy se pone -llamada tres vírica- se comenzó a utilizar en forma rutinaria en el programa nacional a partir del año 1991, 1992, previo a ello, habían vacunas en Chile pero era una vacuna que  en sus inicios no era un programa como el de hoy, donde todos los niños, al año, se vacunan con dosis más modernas.

Por ello, Dabanch sostuvo que es probable que los que nacieron entre dichas fechas se vacunaran en esos años, con dosis que contenían menos concentración de partículas virales, es decir, la cantidad que induce una respuesta que hoy conocemos potente y duradera, por lo tanto, podrían, esas personas, ser eventualmente susceptible de enfermar.

En aquella época, además, circulaba menos el sarampión, por lo tanto, la posibilidad que se enfermera en forma natural con la enfermedad era menor.

La recomendación de Dabanch apunta a que todas las personas que viajen, independiente su destino, se vacunen diez días antes de la fecha programada.