Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Cierre de planta: IANSA argumenta menor consumo de azúcar, pero experto lo desmiente

La planta de la empresa azucarera en Linares anunció su cierre, producto, entre otras cosas, del cambio alimenticio de los chilenos, pero el académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Cristóbal Cuadrado, afirmó que no hay estudios que demuestren la baja en el consumo de azúcar.

Camilo Villa J.

  Sábado 14 de julio 2018 9:53 hrs. 
sugar-485057_960_720

Iansa, la principal empresa azucarera del país, anunció el cierre de su planta en Linares. La medida afectará directa o indirectamente a más de cuatro mil trabajadores que tienen algún tipo de vínculo con la producción de azúcar en la Región del Maule.

El alcalde de la ciudad, Mario Meza, ha anunciado de antemano que “Linares morirá con esto”, ya que la presencia de la planta en la zona es clave para la economía.

Muchos argumentos se manejan para explicar el cierre de la planta, siendo uno de los más reiterados el cambio alimentico de los chilenos y el constante llamado de las autoridades de salud para bajar el consumo de azúcar de la población.

Ante tal, Radio y Diario Universidad de Chile se contactó con Cristóbal Cuadrado, académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, quien dijo que aún no hay información sólida como para estar seguros de que los chilenos estemos consumiendo, efectivamente, menos azúcar.

De hecho, el académico explicó que, cómo país, ingerimos azúcar bastante más allá de lo recomendable, de hecho, los chilenos consumimos un 60 por ciento de azúcar más que lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, influido, entre otras cosas, por aquella comida tradicional y única que se da en este país llamada once.

“Como para tener una proporción, aproximadamente un tercio de toda el azúcar adicionada que consume la población chilena viene de las bebidas azucaradas, otro tercio viene del azúcar de mesa, que se utiliza sobre todo para el té y el café, pero también para algunas preparaciones dulces en la casa, y el otro tercio está en todo el resto de las cosas que tienen azúcar adicionada, como galletas y cosas por el estilo”.

En ese sentido, Cuadrado insistió en que no hay información en periodos largos de tiempo sobre como todas estas fuentes de azúcar se han ido comportando.

“Solamente tenemos algunas encuestas de hogares, que nos permite ver ciertas cosas que consumen las personas, como por ejemplo las bebidas, en la cual si hemos encontrado una baja en el último tiempo”.

En efecto, un estudio publicado a principios de julio y en el cual participó Cuadrado, demostró que los chilenos redujeron en un 21,6 por ciento el consumo de bebidas azucaradas tras el alza impositiva.

Pese a esto, el académico afirmó que queda mucho por recorrer para estar en los niveles de azúcares mínimamente aceptables, por lo que llamó a reducir, sobre todo, el azúcar de mesa, que consideró muy frecuente en los hogares.

Asumiendo esto, la crisis de Iansa obedece más a un periodo económico difícil que a las medidas para mejorar nuestra alimentación, que en todo caso, sigue la tónica de otras empresas en Chile que anunciaron su cierre recientemente, como Maersk Containes Industry, la constructora CIAL, y Pastas Suazo.