Diario y Radio U Chile

Año X, 22 de octubre de 2018

Escritorio

Desastre de Rancagua

José Aguirre Cartas al Director |

  Martes 2 de octubre 2018 15:34 hrs. 

Señor Director:

“A mediados de 1814 el virrey del Perú, Don José Fernando de Abascal, desconociendo el Tratado de Lircay ordena una nueva expedición militar a Chile, con el fin de reconquistar el país para la corona española. Esa expedición -al mando del General Mariano Osorio– llega a Chile a fines de agosto y, en una reedición del plan del general Gabino Gaínza decide atacar rápida y directamente Santiago de Chile a fin de aplastar las ideas independentistas”.

“El plan de Osorio buscaba lograr sorpresa estratégica a fin de tomar Santiago rápidamente o forzar a las desprevenidas fuerzas chilenas a dar batalla en condiciones desfavorables. En ambos casos preveía victoria con relativa facilidad.”

“O’Higgins entró a Rancagua alrededor del 24 de septiembre. Al mismo tiempo Osorio avanzo su cuartel general a El Olivar, alrededor de diez kilómetros al sur de esa ciudad, y comenzó sus preparativos para cruzar el Cachapoal.”

“Los chilenos lograron confinar el avance de Osorio al sur del Cachapoal el resto de septiembre, más que nada por presencia en la región que està entre Angostura y Rancagua, pero con algunas escaramuzas

“Temprano el 1 de octubre, el ejército realista, comenzó el ataque desde la cañadilla del sur de la ciudad. Esperando quizás que los chilenos escaparían a los primeros disparos Rafael Maroto, con el desprecio que muchos de los oficiales(españoles) recién llegados a América solían mostrar hacia sus oponentes”-una mentalidad que  hace pensar en Augusto Pinochet y los suyos-“ mandó a sus tropas atacar las fortificaciones del enemigo sin molestarse en enviar avanzadas ni guerrillas. El resultado fue que «los talaveras» (tropas expedicionarias llegadas al Callao en 1813), fueron acribillados por las descargas y hubieron de retirarse”.

“El porqué José Miguel Carrera no atacó, nunca ha sido satisfactoriamente explicado….”.” Es posible que él mal entendió la situación y estaba a la espera del repliegue de O’Higgins hacia Angostura. José Miguel Carrera explica en su diario militar que su avance fue para apoyar una retirada -de acuerdo con el plan anterior al comienzo de la batalla- y que al llegar a la altura de la actual Alameda el creyó que la plaza había caído por cuanto el ruido de la batalla cesó”.

 

Nota: Todos los elementos, salvo la alusiòn a Pinochet, son tomados de Wikipedia. Los pàrrafos resultan de una elecciòn personal.