Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de enero de 2019

Escritorio

Tomás Hirsch: “La remoción de Soto es reflejo del descontrol absoluto del gobierno con Carabineros”

El diputado señaló que la salida del general director no resuelve el conflicto en la institución y cuestiona su resistencia a renunciar. "Hay responsabilidad directa de Carabineros, pero ¿qué más sabe Hermes Soto? Su no renuncia es un mensaje sobre las instrucciones que le dieron desde el gobierno".

Claudia Carvajal G.

  Viernes 21 de diciembre 2018 13:40 hrs. 
hirsh2

En conversación con nuestro noticiario Radioanálisis,  el diputado del frente Amplio, Tomás Hirsch se refirió a la inédita solicitud de renuncia por parte del Presidente de la República al  General director de Carabineros, Hermes Soto, la que deberá ser conocida por ambas cámaras del  Congreso en sesiones especiales durante la jornada de este viernes.

Para el representante del distrito 11 todo lo que ha sucedido con el caso del homicidio de Camilo Catrillanca ocurrido el 14 de noviembre en la comunidad Temucuicui “es muy confuso y desordenado y refleja la situación general que ha venido mostrando el gobierno en este asunto”.

Tomás Hirsch hizo hincapié en que el hasta ahora general director de Carabineros no ha presentado la renuncia, sino que “acata la decisión del Presidente de solicitar su dimisión y hay que continuar con el proceso que esto implica que es informar a la Cámara de Diputados y al Senado. Este proceso es bastante absurdo porque los parlamentarios solo vamos a escuchar la lectura del decreto del Presidente, no podemos opinar ni votar, solo debemos tomar conocimiento y eso podríamos hacerlo de cualquier forma. Este mismo procedimiento al que debemos asistir es reflejo del descontrol absoluto y total por parte del gobierno en relación a Carabineros de Chile. Voy más lejos, creo que hay que pensar en una reestructuración completa y total de lo que es el cuerpo de Carabineros incluyendo un cambio de nombre, pero no solo eso, sino cómo se estructura, cómo se gobierna, cómo se forman los carabineros, a quién responden. Todo eso hoy está en cuestión, todo requiere ser revisado así es que de algún modo espero que la crisis generalizada que hay podamos rescatar la posibilidad de repensar completamente esta institución”.

IMG_0335

El parlamentario recuerda que una vez ocurridos los hechos que terminaron en el homicidio de Camilo Catrillanca a manos de agentes del Estado, el Frente Amplio manifestó que se trataba de una nueva operación de ocultamiento. ” Hay un dato que ha pasado desapercibido, a los ocho días del asesinato de Camilo, el abogado del Ministerio del Interior, Luis Hermosilla, señaló que habían registraros audiovisuales que pertenecían a las cámaras de otros carabineros que estaban en el sitio de los disparos. Por lo tanto, ellos sabían lo que había sucedido. Incluso si fuera verdad lo de la destrucción de la tarjeta de memoria de la cámara de uno de los carabineros, estaban las grabaciones de los otros.

Poco a poco se ha develado la verdad y esa es que carabineros ha mentido permanentemente, que ha  montado operaciones, esta vez fue un asesinato y antes, en la Operación Huracán fue sembrar pruebas falsas para involucrar a comuneros  y lonkos mapuches en situaciones que jamás se dieron. A la vez estuvieron ocultando información del robo descarado de 28 mil millones de pesos” enfatizó el político.

¿Qué sabe Hermes Soto?

Para Tomás Hirsch en la muerte de Camilo Catrillanca efectivamente hay responsabilidad directa de Carabineros, sin embargo la resistencia a renunciar del general director, que fuerza al gobierno a tomar la medida inédita de removerlo lo hace pensar qué tipo de responsabilidades le caben al ejecutivo en este caso. “Hermes Soto se ha resistido a la renuncia y eso es una señal clara: no me carguen todas las responsabilidades, porque ustedes me han metido en esta situación. Su no renuncia es un mensaje, por lo tanto hay que pensar qué instrucciones le dieron desde el gobierno, desde el ministro Chadwick. Si Soto se va sería bueno que informara de todo lo que él sabe respecto de las acciones u omisiones del gobierno.

El diputado señala que el hecho que el general Director de Carabineros se resista a la renuncia refleja la debilidad política del gobierno. “No hay don de mando,se trata de una situación en que hay alguien que tiene información o que hay presiones y eso para un gobierno es una situación tremendamente debilitante. Pero más allá acá queda claro que tenemos una constitución irregular en la que no se puede remover a los mandos superiores de las FF.AA. y de Orden, entonces esto una vez más nos habla de que necesitamos urgente una nueva constitución o al menos una reforma profunda y estructural de la que tenemos que tiene aún resabios propios de la dictadura. El tema de fondo acá es que debe haber total capacidad del poder político civil de remover a los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y de Carabineros, sin embargo, seguimos teniendo el mecanismo poco democrático y poco vinculado a un Estado de Derecho en plena democracia”.

Chadwick-Soto-810x540

El parlamentario critica el rol que ha desempeñado el ministro del Interior en estas últimas semanas. “Se ha dedicado  a dar condolencias, a manifestar su dolor, su pena su preocupación. Yo mismo lo emplacé en una de las comisiones de DD.HH a que hiciera alguna autocrítica como gobierno y nada. Solo expresa dolor, pero no se asume la responsabilidad política y hay que asumirla. El ministro del Interior debe dar un paso al costado porque o tiene un descontrol total sobre Carabineros, lo que es muy grave y no puede haber un Ministro del interior en esas condiciones o bien, ha mentido descaradamente, en cuyo caso, tampoco puede continuar. No hay más posibilidades, solo esas dos”.

En cuanto a la idea del gobierno de instalar que las responsabilidades por la muerte de Camilo Catrillanca se reducen solo a un puñado de uniformados, desconociendo la posibilidad que la institución viva una crisis total, Tomás Hirsch la califica de una jugada patética. ” No se puede pretender hacer creer que se trata solamente de unos puntos negros dentro de una institución que funciona de maravillas, porque hay que mirar la situación en contexto. Hay 28 mil millones de pesos robados por altos mandos de carabineros distribuidos en todo el país y a lo largo del tiempo; una Operación Huracán y varias otras operaciones  hacia atrás, 16 mapuches asesinados en los últimos años y en momentos que costaba más saber la verdad que ahora, pero vamos teniendo evidencia que en todos los casos hubo responsabilidad de carabineros y ahora el asesinato brutal de Camilo Catrillanca con el intento de mentir, omitir pruebas crear falsas informaciones , etcétera. No, acá no hay cuatro carabineros, acá se envió un general a la zona que fue acompañado de abogados que instruyeron respecto de cuál era la información que debían dar y cual era el relato a hacer. hay responsabilidad institucional y esa institución está bajo el mando del poder civil que es el ministro del interior y el subsecretario del interior. Ahí está la responsabilidad fundamental que ha llevado finalmente al asesinato de Camilo Catrillanca”.

Hirsch reflexiona sobre otros momentos en que el Poder Ejecutivo vio horadada su autoridad ante las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad. “Las FF.AA. y de Orden y Seguridad se mueven y manejan de forma completamente autónoma y paralela al poder civil. Tienen ventajas económicas, en términos previsionales, en materia de años de servicio, se manejan en forma totalmente separada de lo que es la  realidad de la gran mayoría de los chilenos y bueno, eso implica que también la subordinación al poder civil es bastante dudosa en momentos que justamente la situación lo exige. Porque cuando las cosas están tranquilas, no se nota esto, pero cuando hay conflictos esto es evidente, recordemos al general Stange o en la Fuerza Aérea con el general Ríos. Son situaciones que se repiten, no constantemente, pero de igual forma reflejan que no tenemos resuelto adecuadamente la relación de subordinación plena y total del poder militar hacia el poder civil. En materia de Carabineros, se trata de una policía militarizada y con un esquema segregado: por un lado la escuela de oficiales que tiende a ser de élite y muy diferenciada de la tropa y por otro, la escuela de suboficiales. Por otra parte, el grado de violencia que aplica carabineros, estas formaciones que están haciendo como por ejemplo las del mismo comando jungla en colombia y la falta de protocolos con que actúan las fuerzas especiales reflejan una total falta de sintonía con una sociedad plenamente democrática que tiene derecho a manifestarse y movilizarse, mientras lo haga sin violencia, como es en la gran mayoría de los casos y pese a ello nos encontramos con tratos vejatorios por parte de Carabineros hacia estudiantes, hacia las mujeres, hacia las diversidades sexuales, los pueblos originarios y en general hacia cualquier persona que muestra su pleno derecho a movilizarse”.

 

Renovación del Alto Mando

Respecto de la decisión de pasar a retiro a 10 generales que integraban el Alto Mando formado en marzo pasado, Tomás Hirsch se mostró escéptico ante el discurso del presidente Piñera de que esta es una oportunidad para renovar las jerarquías y así erradicar las malas prácticas.  “Es el mismo discurso que dieron cuando asumió el general Soto, aquí viene alguien diferente y que no ha formado parte del grupo de Villalobos y que viene de comisaría. La experiencia demostró que las prácticas siguen igual porque es una cultura que está instalada al interior de carabineros. Así, que se vayan 10 generales en este momento y todos los que han salido este año no van a cambiar las cosas realmente a menos que avancemos en una reformulación concreta y estructural de carabineros porque tiene otro problema: quienes asuman ahora en los cargos más importantes no tienen ninguna experiencia,  entonces va a pasar que estaremos sometidos a situaciones de irregularidades por falta de experiencia y, por ejemplo, quienes están encargados del orden público y de las situaciones que tienen que ver con manifestaciones, marchas y movilizaciones pueden cometer más excesos incluso por temor a no responder como la  autoridad espera de ellos”.

En materia de los anteriores escándalos que han afectado a la institución uniformada como la Operación Huracán y o el fraude de 28 mil millones, Hirsch nuevamente muestra sus escepticismo ante los cambios del Alto Mando “Por qué debemos pensar que si vienen otros ahora se va terminar con los montajes y operaciones internas entre ellos. No olvidemos que apenas se nombró al general Soto se montó una operación en su contra y se reveló su hoja de vida y eso fue montado al interior de carabineros y denota la pugna, la lucha interna, serán los  hombres de otro sector, de Villalobos, no tengo la menor idea, pero habla de un cuerpo que se maneja por peleas y gallitos internos. No sé si eso se resuelva con la llegada de nuevos generales, más bien hay una línea y estilo de formación que está enquistado al interior de carabineros que habla pésimamente  mal de la institución  y que para ser modificado requiere una revisión completa de su estructura interna”.

DSC7241-660x440

Finalmente, el diputado del distrito 11 expresó que la acusación constitucional en contra del ministro Andrés Chdwick por su responsabilidad política en la muerte de Camilo Catrillanca no es una opción que se haya descartado. “Estamos estudiando, hay elementos y méritos con toda la información que ha ido saliendo que hacen necesario al menos estudiar esa posibilidad. No se ha desechado pero se postergó como tema para ver cómo procedía el gobierno, pero la respuesta ha sido muy inadecuada sobre todo en términos de asumir responsabilidad política, porque buscaron cortar por carabineros sin querer asumir la responsabilidad fundamental. Esto no es una forma de sacar provecho o venganza, nada por el estilo, sino que al asumir esa responsabilidad se pueden tomar las medidas necesarias para la modificación desde el gobierno hacia carabineros. Además el tema de fondo es el diálogo con el pueblo mapuche, como Frente Amplio estamos buscando mecanismos que permitan este diálogo y que este sea franco, abierto y con mucho tiempo y con el que podamos llegar a la respuesta que el pueblo mapuche requiere y que no es la que ha recibido hasta ahora por parte del Estado, lo más importante es generar una instancia de diálogo profundo, político y no asistencial, de cara a solucionar un conflicto que se ha arrastrado por demasiado tiempo” puntualizó el parlamentario.