Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de agosto de 2019

Escritorio

Tiempo de despidos: Anglo American y ENAP desvinculan a más de 500 trabajadores

Ambas compañías justifican la situación en un plan de ajuste de costos y sustentabilidad. Desde las organizaciones sindicales, tanto de la Estatal como de Minera Los Bronces, rechazaron categóricamente los masivos procesos de desvinculaciones y anunciaron movilizaciones.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 30 de enero 2019 19:19 hrs. 
wettewtewtewtewwet

El Sindicato de Trabajadores N° 2 Minera Los Bronces, rechazó categóricamente el actuar de la compañía ante el despido masivo de, al menos 180 trabajadores de la explotadora de cobre, controlada por la trasnacional inglesa Anglo American.

“No comprendemos la ineptitud y la falta de habilidad de los ejecutivos y gerencias para evitar la pérdida de un número injustificado de fuentes laborales”, se lee en un comunicado como respuesta de los trabajadores ante la decisión de la administración de la compañía, ubicada en el sector cordillerano de la región Metropolitana.

El presidente del Sindicato Los Bronces, Ademar Ramírez, informó que están realizando una serie de movilizaciones para manifestar el descontento, sin embargo, no ocultó el temor que existe entre los trabajadores ante los anuncios de despido.

“El problema es la mala administración, un despilfarro de dineros, han contratado a personas que no se justifican, entonces ellos dicen ‘nos salimos de presupuesto’, y al final siempre el costo lo pagan los trabajadores. Nos manifestamos ayer en la mina y hoy en las oficinas corporativas de la transnacional para hacerles saber que no se justifica la pérdida de fuentes laborales, sobre todo cuando se han demostrado números positivos en la producción de cobre en el último año”, afirmó.

Desde la empresa comunicaron que las masivas desvinculaciones en minera Los Bronces se debe al “objetivo de mantener la sustentabilidad y acotar los costos de este yacimiento en medio de un cambio de proceso productivo”.

En noviembre del 2018 se conoció el proyecto de transformación que tendría una inversión de 2 mil millones de dólares.

En esa línea, desde la empresa aseguraron que la viabilidad del proyecto “requiere ajustes en la organización, que incluye a trabajadores”.

imagen_principal-4593

Otra firma que aduce contención de gastos como justificación para desvincular a sus operarios es la Empresa Nacional de Petróleos (ENAP).

La estatal anunció el despido de 350 personas aproximadamente, debido -según sus representantes- a la reducción del déficit y aliviar la carga financiera.

Para el presidente de la Federación de Sindicatos de ENAP, Nolberto Díaz, la responsabilidad del mal manejo financiero se arrastra desde la anterior administración, sin embargo, no es la solución el despido de cientos de operarios.

“Nosotros no creemos que se combata la mala administración y la corrupción despidiendo trabajadores. Aquí lo primero que debió haber hecho la empresa es poner a disposición de la justicia todos los antecedentes que permitan investigar que pasó en la ENAP en los últimos cuatro años, cuando fue conducida por Marcelo Tokman y Máximo Pacheco. La compañía pasa por una condición de millonario endeudamiento, nunca antes visto, licitaciones y contratos sospechosos, por decir lo menos, que deben ser investigadas judicialmente”, aseveró.

Nolberto Díaz agregó que la responsabilidad también recae en la actual gerencia general, representada por Andres Roccatagliata, quien, a su juicio, ha callado frente a irregularidades financieras, dedicándose a  vender activos y despedir trabajadores.

El también secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) se refirió, en general, a la oleada de desvinculaciones tanto en la estatal como en la privada explotadora de cobre.

“Aquí la culpa nunca la pagan los grandes empresarios, ni la culpa la pagan los ejecutivos, al final las malas decisiones de otros, en la empresa pública y privada, la terminan saldando los trabajadores, que no solamente son despedidos, sino que también pasan años y años recibiendo sueldos miserables, mientras los dueños de los capitales viven forrados de dinero. En Chile está muy mal repartida la torta y siempre al final los errores de administración y negocios los terminan pagando los operarios”, subrayó.

El último reporte financiero de ENAP no deja de ser relevante, entre enero y septiembre de 2018, la compañía anotaba 152 millones de dólares en pérdidas, sumado a una deuda total de casi 5 mil millones.

Caso diferente es lo que sucede en minera Los Bronces, controlada por la inglesa Angloamerican. La explotadora de cobre registró un aumento del 31 por ciento en la producción del metal rojo en el último trimestre de 2018.

En este último caso, los representantes sindicales exigen que los ejecutivos que transparenten su proceso de reestructuración y argumenten con hechos el porqué de los despidos.