Diario y Radio U Chile

Año XII, 28 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

“Lukazo por José Huenante”: la campaña para financiar el caso del segundo detenido desaparecido en democracia

la Coordinadora por la Justicia de José Huenante y el equipo de “La lluvia fue testigo” están realizando un “Lukazo por José Huenante”, campaña que permite acceder a un enlace del documental que estará activo entre el 2 y 10 de septiembre, con aportes desde los $1000.

Diario Uchile

  Jueves 3 de septiembre 2020 13:47 hrs. 
huenante


En 2018 se estrenó el documental La lluvia fue testigo, audiovisual que profundiza sobre la desaparición de José Huenante, joven puertomontino, en manos de Carabineros el año 2005.

A 15 años del suceso, la Justicia aun no ha llegado y se sigue en el proceso para tal, pero la pandemia y el contexto nacional han dificultado la capacidad económica para avanzar en el caso.

Ante esto, es que, con el fin de costear las diligencias, la Coordinadora por la Justicia de José Huenante y el equipo de “La lluvia fue testigo” están realizando un “Lukazo por José Huenante”, campaña que permite acceder a un enlace del documental que estará activo entre el 2 y 10 de septiembre, con aportes desde los $1000 enviando el comprobante a lalluviafuetestigo@gmail.com.

Los datos de la cuenta son:

Cuenta y banco: Cuenta RUT Banco Estado
Nombre: Felipe Andrés Poblete Valdés
Cuenta: 18288155
RUT: 18.288.155-4
CORREO: lalluviafuetestigo@gmail.com

¿Dónde está José Huenante?

En medio de un altercado entre un grupo de jóvenes y una radiopatrulla policial el 3 de septiembre de 2005, José Huenante -de tan sólo 16 años- fue visto por última vez cuando funcionarios de Carabineros lo tomaron detenido al lado de un sitio eriazo en la población Mirasol de Puerto Montt. Al momento de poner la denuncia, Carabineros negó que hubiera una detención y despllgó una seguidilla de obstáculos para iniciar una investigación, incluyendo hostigamiento y extorsión a la familia.

Los primeros informes apuntan como principales autores a los operadores de la radiopatrulla: el cabo 1º Patricio Mena, el cabo 2º César Vidal y el sargento 2º Juan Altamirano, a quienes el Juzgado de Garantía de Puerto Montt dictó orden de detención por las acusaciones de secuestro y alteración de los registros de kilometraje y detenciones. Los policías fueron dados de baja de la institución, sin embargo, el caso fue tomado por la Fiscalía Militar, quienes desestimaron las acusaciones de secuestro “por falta de pruebas” y se atuvieron a investigar la malversación de documentos. Evidente impunidad para Mena, Vidal y Altamirano, que fueron reintegrados a la institución el año 2010.

El 2016, 11 años después de la desaparición forzada de José, se declaró admisible la querella interpuesta por el INDH y la familia -organizada en la Coordinadora por la Justicia de José Huenante- en contra de los presuntos culpables. En esa ocasión, el tribunal resolvió que la justicia ordinaria sólo indagaría las responsabilidades de civiles, mas no las de los funcionarios policiales, quienes seguirían siendo juzgados por la justicia militar.

El caso de José es el segundo detenido desaparecido en democracia (el primero es Hugo Arispe en 2001), y vino a recordar la continuidad de las prácticas represivas usadas en dictadura. La presión ejercida, sumado a un cambio en la estrategia judicial tuvo como resultado que en 2018 la Corte Suprema resolviera sacar la causa de la justicia militar, quitando, al menos en parte, la imparcialidad que eso suponía en el trato a los Carabineros involucrados, a quienes la Fiscalía Militar tuvo tan protegidos.

Sólo unos meses después se estrenó el cortometraje documental “La lluvia fue testigo”, dirigido por el puertomontino Nicolás Soto Guerra. El film plantea la pregunta por la ausencia de José en un relato coral narrado por su madre Cecilia Huenante, su tía María y otros cercanos al joven, mientras viaja por los lugares que habitó desde su infancia hasta su interrumpida adolescencia.

El documental tuvo buen recibimiento en espacios de organización popular, instancias académicas y un circuito de festivales afines. El director Nicolás Soto señala que “hoy más que nunca es necesario mantener activo el caso y la vigencia del nombre de José, pues el escenario del país no parece mejorar”. Otros casos como el de Ramón Pacheco (2008), José Vergara (2015) y Jean Fedor Louis (2020) se han sumado a la lista de detenidos desaparecidos, “¿qué podemos esperar, entonces, de esta democracia si la represión ejercida por militares y policías desde la revuelta popular de octubre, continúa recordándonos los días más oscuros de dictadura?”, se preguntó el equipo realizador.