Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Ultimátum serbio: tensión en los Balcanes

24 horas de plazo ha dado el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, a la OTAN para que actúe frente a la “situación de conflicto” -como la denominó- que viven los ciudadanos serbios en Kosovo y aseguró que “si la OTAN no reacciona, Serbia reaccionará”.

Luis Hernán Schwaner

  Martes 28 de septiembre 2021 9:24 hrs. 
vucic


Nuevamente la situación en la península de los Balcanes se ha vuelto incandescente, tanto que la presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, viajará de urgencia este martes a la zona, donde se reunirá con dirigentes de la región. ¿El propósito?… discutir acerca de la cumbre programada para octubre y que estará centrada en la relación entre la Unió Europea y los estados involucrados que viven por estos días un clima de crecientes tensiones.

El miércoles, Von der Leyen se desplazará a Kosovo, Montenegro y Serbia, en una visita que coincide con las crecientes tensiones entre Pristina y Belgrado debido a los controles a la libre circulación que se han establecido entre la República de Serbia y su antigua provincia, así como por el rebrote de los conflictos religiosos en Montenegro.

En sus declaraciones al canal de TVPink, Aleksandar Vucic dijo haber reiterado al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que Serbia no entrará en Kosovo con sus tropas porque no desea poner en peligro la paz, agregando lapidariamente que si prosiguen los ataques kosovares contra sus conciudadanos “Serbia reaccionará y no permitirá que eso suceda”.

De esa manera, Vucic reconoció que efectivamente ha puesto en alerta a las fuerzas de seguridad de su país en la frontera con Kosovo, pero negó haberlas enviado en plan de invasión terrestre.

Por su parte, el domingo por la noche, el Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, el español Josep Borrell, efectuó un llamado a serbios y kosovares a rebajar la tensión en la zona provocada, precisamente, por los bloqueos de carreteras.

“Sigo estrechamente la situación en el norte de Kosovo. Serbia y Kosovo deben rebajar la tensión sin condiciones previas -dijo- retirando de inmediato las unidades policiales especiales y desmantelando los bloqueos de carreteras”, afirmó Borrell en un comunicado hecho público el mismo domingo por la noche.

Además, el máximo responsable de la diplomacia europea advirtió que “cualquier nueva provocación o acción unilateral o no coordinada resultará inaceptable”.

Agregó Borrel taxativamente que Kosovo y Serbia deben hallar soluciones para desactivar la situación y acordar una vía pacífica para avanzar. “La UE apoyará activamente estos esfuerzos”, señaló.

En cualquier caso, también destacó que “los líderes kosovares y serbios son totalmente responsables de cualquier riesgo para la seguridad y el bienestar de las comunidades locales, tanto en Kosovo como en Serbia” y ha recordado que ya lo mencionó así al presidente serbio y el primer ministro kosovar, Albin Kurti, en sus conversaciones de esta semana.

Aunque las tensiones de antiguo cuño entre las comunidades serbias y albanesas kosovares fueron una constante durante todo el siglo XX., la actual crisis recuerda el comienzo de la cruenta guerra de Kosovo, a fines de los 90, sangriento conflicto en el que se involucró la OTAN. Fue la primera confrontación bélica en Europa desde la Segunda Guerra Mundial y tuvo como penoso saldo centenares de miles de víctimas.

La Historia enseña cómo comienza una guerra, mas no cómo termina.

(Imagen de portada: @avucic. El presidente serbio muestra un plano del proyecto de carretera hacia el Danubio el 28 de agosto recién pasado).

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.