Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 19 de agosto de 2022

Escritorio

Abriendo puertas y tendiendo puentes

Columna de opinión por Diego Díaz González
Miércoles 12 de enero 2022 14:34 hrs.


Compartir en


Tras la proclamación del TRICEL, Gabriel Boric Font es oficialmente el Presidente Electo de Chile,. A dos meses del cambio de mando, se desarrollan a toda marcha los preparativos para la instalación de Gobierno y para una ceremonia que será histórica, en un país que en los últimos años, ha transitado de Michelle Bachelet a Sebastián Piñera, de Sebastián Piñera a Michelle Bachelet otra vez y nuevamente de Michelle Bachelet a Sebastián Piñera.

Tras 16 años, al fin surge un nuevo nombre que cargará con la banda presidencial, quien asumirá con un resultado electoral histórico y una enorme tarea sobre sus hombros. Gabriel Boric, es el Presidente con mayor votación jamás obtenida por una candidatura presidencial, en la elección con mayor votación en la historia de Chile- También, hace historia al convertirse en el Presidente más joven de nuestra historia, acompañado de una coalición que, en su mayoría, llega por primera vez al gobierno. Sin embargo, hay elementos políticos y particularidades históricas de las cuales no hemos hablado lo suficiente, desde nimiedades como el no uso de corbata, hasta simbolismos de enorme relevancia que cambiarán la forma de ver a la política.

En particular, el simbolismo de la corbata sigue a Gabriel desde que llegó al Congreso Nacional, por allá en 2014, el joven diputado señaló “La idea no es dar que hablar por la ropa, sino por las convicciones y principios que uno defienda”, dando luces inmediatamente de su estilo y tono en política. Otro recuerdo significativo, fue un video que hace algunos días se viralizó en redes sociales, en el que se muestra al actual Presidente en Punta Arenas durante su primer mandato, donde se encuentra con un joven Gabriel Boric, en ese entonces dirigente estudiantil, en el cual intercambian algunas palabras, este último le hace notar lo siguiente: “Ustedes han estado atornillando al revés con la educación. Han seguido incentivando el negocio en la educación y eso creemos que no se puede seguir permitiendo, Presidente. Sepa que vamos a seguir en las calles movilizándonos por una educación pública, gratuita y de calidad; (…) y ustedes como Gobernantes tienen el deber de escuchar lo que propone la gente en la calle”.

Esto último es lo que me parece fundamental, en cuanto significa la denuncia de un tipo de liderazgo que las nuevas generaciones queremos dejar atrás y que de seguro se transformará en uno de los sellos de la gestión y gobernanza del nuevo Presidente. Por años, hemos presenciado la figura presidencial como una persona distante, lejana e inclusive inalcanzable, junto a una inevitable desconexión de la realidad de millones de chilenos y chilenas, lo cual lamentablemente se agudizó con el actual Gobierno, debido a su mala gestión, sus acciones y desafortunados comentarios.

La figura presidencial, ha sido constantemente catalogada como una de las instituciones con menor legitimidad en el país, y allí es donde está uno de los principales desafíos para Gabriel Boric y Apruebo Dignidad: trabajar incansablemente por recuperar la legitimidad en la Presidencia de la República y el Gobierno, que la institucionalidad política y los partidos políticos volvamos a ser una herramienta al servicio de la gente, y no al revés. Que “lo que propone la gente en la calle” sea realmente escuchado y tomado en cuenta, no hay margen para una fórmula distinta.

Con esperanza, vemos que aquel desafío ha sido abordado con mucha voluntad por el Presidente Electo, y es que diariamente “La Moneda chica” se ha llenado de mensajes que quieren ser escuchados e incluso con una gran presencia de niños, niñas y adolescentes. Si La Moneda “Grande” sigue en la misma lógica, es una señal segura de que las cosas serán distintas.

Precisamente en su discurso tras la victoria, el Presidente Electo señaló “Tenemos que seguir encontrándonos para llevar adelante los cambios que el país tanto necesita. Así lo haremos, gobernando con todas las personas. Sumando ideas, abriendo puertas y tendiendo puentes” y ese será el espíritu de nuestro gobierno, un gobierno que incluya, que escuche, que acoja y que invite a todas y todos a construir, en conjunto, un Chile mejor.

Diego Díaz González, Directiva Nacional, Revolución Democrática

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.