Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 26 de junio de 2022

Escritorio

Convención debate “el corazón del proceso constituyente”: Pleno vota segundo informe sobre derechos fundamentales

Durante la tarde de este martes el pleno de la Convención comenzó a votar el segundo informe de la comisión de Derechos Fundamentales. Una de las primeras normas aprobadas y celebradas en el plenario fue el Derecho a la Vivienda.

Osciel Moya Plaza

  Martes 19 de abril 2022 21:23 hrs. 
convención pleno

Con una amplia mayoría, 123 votos a favor, 19 en contra y 1 abstención, el pleno de la Convención Constitucional aprobó en general el segundo informe de la Comisión de Derechos Fundamentales. No obstante, en la votación en particular varios artículos fueron rechazados por ser objeto de indicaciones por lo que volverán a la comisión para su revisión.

El derecho a la salud, a la seguridad social, a la educación, fueron los temas  discutidos y sometidos a votación por el pleno de la convención constitucional que se desarrolló este martes. Una de las primeras normas aprobadas y celebradas en el plenario,  fue el Derecho a la Vivienda.

Por cierto que la discusión estuvo marcada por el reciente rechazo en el parlamento de los proyectos de retiro de los fondos previsionales.

 

La discusión del segundo informe de la Comisión de Derechos Fundamentales incluyó 27 artículos que pasarán a ser parte del borrador de la nueva Constitución Política que será sometida a plebiscito el 4 de septiembre.

Entre ellos destacan normas relativas a la seguridad social, a las pensiones, a la educación, a la vivienda, la salud, la alimentación, el deporte, el derecho humano al agua, al trabajo decente, la libertad sindical, el derecho a la igualdad, la no discriminación y a la memoria.

Los derechos contenidos en la propuesta al pleno recogen las principales demandas de sociedad civil movilizada desde octubre de 2019, coincidieron la mayoría de las y los convencionales que intervinieron el maratónica sesión, que estuvo apoyada por numerosas organizaciones sociales que se hicieron presentes en las inmediaciones del ex Congreso Nacional.

Los derechos sociales  no son  más que el reflejo del Estado Social que ya aprobó esta Convención, señaló Agustín Squella en su intervención en el pleno de la instancia.

El convencional precisó que “hemos progresado en Chile en esta materia porque ya no se discute que existan derechos sociales. Hasta hace dos o tres años, había sectores que negaban la existencia de estos derechos y tampoco se discute si deben estar o no en la Constitución, porque algunos países no los establecen en la Constitución. Pues bien, ya sabemos que estarán en la propuesta constitucional”.

Desde la otra vereda, la convencional (UDI) Constanza Hube expresó que en la discusión de los derechos fundamentales, “llegó el momento de los ofertones constitucionales. Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales. El Estado dará prioridad a las familias, garantizará los medios para que estas, especialmente las de escasos recursos puedan acceder a las políticas sociales y al crédito para construcción, adquisición o ampliación de viviendas. Esto dice una Constitución Latinoamericana. ¿Se garantiza en ese país el derecho a la vivienda? No. Y no solo no se garantiza, sino que las personas arrancan porque no tienen dichas condiciones”.

Por su parte, la convencional de Apruebo Dignidad, Bárbara Sepúlveda, afirmó que las propuestas sobre los derechos fundamentales, “son el corazón del proceso constituyente, con las demandas más sentidas del pueblo de Chile”.

A pesar de lo que señalan los sectores del rechazo, para poder aprovechar todos los derechos de forma progresiva, sí era necesario un proceso constituyente, indicó Sepúlveda. Puntualizó que con la consagración de estas demandas en el texto constitucional, no se termina la batalla por la justicia social y la igualdad.

En tanto, el convencional Benito Baranda señaló que “este es un día histórico para las personas y las familias del país, para las mujeres y hombres, los niños, niñas y adolescentes, jóvenes y personas mayores. Un día memorable para la justicia social. Creer en la familia y luchar por ella, no solo se agota en enunciarla y defenderla verbalmente. Implica desde el Estado dotar de los espacios dignos y adecuados para la vida el desarrollo y el crecimiento, para el amor y la existencia plena”.