Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Los teléfonos de Pedro Sánchez y la ministra de Defensa, espiados con Pegasus

Los teléfonos móviles del presidente de gobierno español, Pedro Sánchez, y su ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron objeto de escuchas "ilegales" y "externas" a través del programa informático israelí Pegasus, afirmó el lunes el gobierno.

RFI

  Lunes 2 de mayo 2022 11:01 hrs. 
Pedro Sánchez

Con Luis Méndez, corresponsal de RFI en Madrid, y AFP

El caso Pegasus ha dado un giro radical en las últimas horas al trascender que el Presidente Pedro Sánchez y la Ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron también espiados de manera ilegal con el sofisticado programa israelí.

“No son suposiciones”, declaró, durante una conferencia de prensa convocada con carácter urgente, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que habló de “hechos de enorme gravedad” ocurridos en 2021.

“Tenemos la absoluta seguridad de que es un ataque externo (…) porque en España, en una democracia como la nuestra, todas las intervenciones se producen por organismos oficiales y con autorización judicial”, indicó Bolaños.

El gobierno ha confirmado que se extrajo un volumen significativo de datos de los dos teléfonos celulares aunque no identificó a los autores de esta actividad ilegal. El ejecutivo socialista señaló que estos ataques informáticos, que se produjeron entre mayo y junio de 2021, no cuentan con autorización judicial y son ajenos a organismos del estado español, lo que dejaría fuera al Centro Nacional de Inteligencia que es la única agencia española que oficialmente dispone del programa de espionaje. El gobierno también desconoce cuál es la información robada por los supuestos piratas aunque considera el hecho extremadamente grave.

“No hay pruebas de que se haya producido ninguna intrusión posterior a estas fechas”, añadió sin embargo después, preguntado sobre la duración de las infecciones.

El nuevo incidente se produce días después de que los líderes independentistas catalanes denunciaran que fueron espiados clandestinamente por el gobierno español lo que ha puesto en riesgo el apoyo parlamentario de los separatistas catalanes al ejecutivo de coalición.

El caso explotó el 18 de abril, cuando Citizen Lab, un proyecto de ciberseguridad de la Universidad de Toronto, hizo público un informe que identificaba a más de 60 personas de la órbita independentista catalana que habrían tenido sus teléfonos móviles infectados entre 2017 y 2020 con el software de espionaje israelí Pegasus.

Concebido por la empresa israelí NSO, Pegasus permite acceder en cuanto se instala en un celular a los servicios de mensajería y a los datos, además de activar el aparato a distancia para poder captar imágenes o sonido.

NSO siempre ha afirmado que solo vende Pegasus a Estados y que estas operaciones deben tener antes el visto bueno de las autoridades israelíes.

Según la ONG Amnistía Internacional, este software podría haberse usado para piratear hasta 50.000 teléfonos móviles en el mundo.

(Imagen principal: RFI/ AP – Jhon Thys)