Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Elecciones en Colombia: la figura de Petro, entre temores de ‘venezualización’ y esperanzas de cambio

El domingo 29 de mayo, los colombianos elegirán a su próximo presidente. Desde las últimas elecciones presidenciales de 2018, la izquierda ha tenido mucho éxito, especialmente con el candidato Gustavo Petro.

RFI - Najet Benrabaa

  Viernes 20 de mayo 2022 12:34 hrs. 
Colombia Campaña Petro

En Colombia, gobiernos de mayoría de derecha o de extrema derecha se sucedieron durante décadas, pero este año las cosas podrían cambiar, si el candidato de izquierda Gustavo Petro fuera a ser elegido.

 “La gente quiere un cambio”

Cuando se les pregunta a los colombianos sobre la próxima elección presidencial, se obtienen respuestas muy variadas. Y es que la popularidad de la izquierda en las encuestas no deja indiferente a la población.

Juan Toro, por ejemplo, tiene 33 años, es administrador de empresa y está un poco confundido: “Pienso que hay demasiada gente involucrada, como que sale un candidato nuevo de la nada, hay muchos oportunistas, mucha gente queriendo llamar la atención. Y al final esto termina desviando la atención general y confundiendo”, dice.

“Gustavo Petro lleva ya unos años buscando la presidencia. Pienso que la gente está cansada de seguir a los mismos líderes y quiere un cambio, el cambio que sea. Entonces creo que Gustavo Petro ha sabido utilizar esta herramienta y ha sido insistente en sus ideas”, añade.

“Una segunda Venezuela”

María Peláez Álvarez, una mujer de 60 años, ya escogió su candidato, y no será el de la izquierda: “Hasta ahora, quiero que el presidente de Colombia sea Sergio Fajardo. Yo soy de Centro Esperanza. Debemos de pensar muy, muy, muy bien a quién vamos a elegir de presidente”, afirma.

La situación en Venezuela le da miedo: “Si nosotros no tomamos conciencia, como colombianos, podemos llegar más tarde a ser una segunda Venezuela”.

Su vecina, Alicia Echeverri, confiesa que no está muy segura de ir a votar porque “uno ve mucho robo, muchas promesas que no se cumplen”, y porque también tiene miedo de “vivir un Venezuela completo” si llegara Petro a la presidencia. “Por eso mismo uno se vuelve desconfiado, muy desconfiado, y no provoca votar”, enfatiza.

Por el momento, el candidato de la izquierda, Gustavo Petro, sigue siendo el favorito de las encuestas en la primera y segunda vuelta de la elección presidencial. El apoyo de los jóvenes sería uno de sus puntos fuertes. De hecho, han marchado durante meses por las calles para pedir el cambio.

Manifestaciones al ritmo de Star Wars

El año pasado, Colombia vivió al ritmo de manifestaciones y bloqueos de carreteras. Un descontento social sin precedentes, consecuencia de varios proyectos de reforma del gobierno del presidente Iván Duque.

Entre los manifestantes había muchos jóvenes, muchachos que han creado su propio himno de la resistencia inspirándose en el himno nacional del país y la música de la película Star Wars.

En el origen de este movimiento, participaron músicos jóvenes y una directora de orquesta de Medellín, Susana Boreal. “Primero se hace el himno nacional de Colombia pero en tonalidad menor, y además, mezclado con la marcha imperial de Star Wars. Los Stormtroopers los comparamos con los agentes del ESMAD [Escuadrones Móviles Antidisturbios], porque es esa fuerza que manda el Estado, es la forma que ellos tienen de imponerse por medio de la violencia”, detalla Susana.

Más de 400 músicos interpretaron este himno, retransmitido por todo el país y convertido en viral en las redes sociales. Para Susana y sus compañeros, se trataba de decir «No a la represión en Colombia» y «Sí al cambio».

“Vivimos una situación muy complicada en ese país, donde es muy difícil vivir. ¿Qué es lo que se exige? Simplemente tener garantías para poder tener y llevar una vida digna, en igualdad de condiciones, y acabar con esa brecha de injusticia social que es tan amplia en nuestro país. Porque hay unas personas que son muy privilegiadas, pero son muy poquitas”, denuncia la joven.

Una juventud movilizada

Así que este año, Susana votará por la izquierda, por el candidato Gustavo Petro: “Si uno escucha los debates presidenciales, los discursos de todos los candidatos, uno se da cuenta de que Gustavo Petro es el que tiene el país en la cabeza, o sea, realmente lo tiene en su cabeza. Lo conocemos de antes, fue candidato presidencial también en el 2018, fue alcalde de Bogotá, y por como está el país en este momento, necesitamos algo totalmente diferente a lo que nos ha gobernado ya por 200 años. Entonces yo creo mucho en Gustavo Petro, yo creo que él puede ser una persona muy importante para comenzar el proceso de transformación de ese país”.

Como Susana, miles de jóvenes estarían optando por este candidato. En las últimas elecciones de 2018, caminaban a su lado en cada reunión y se movilizaban en las redes sociales a su favor. Hoy siguen los debates políticos en todas las grandes ciudades.

En la sede del Partido Pacto Histórico, los equipos comprendieron bien la importancia de los jóvenes, y la coalición política de izquierda cuenta con ellos para ganar.

“Queremos transmitir esa tranquilidad”

“Tenemos tres millones de jóvenes nuevos votantes en Colombia, pero además los jóvenes fueron el corazón, como ocurrió en Chile, de un gran movimiento social contra un régimen que ha gobernado mal, que ha echado a perder la paz. Yo firmé hace cinco años en nombre del Estado colombiano el Acuerdo de Paz, y hoy lo que tenemos es un retorno a la violencia. Pero además [hubo] unas normas tributarias que regalaron recursos a los mega ricos del país y que no permitieron que se reactivara la economía desde la paz. Los jóvenes tumbaron esa reforma, y los jóvenes son un potencial grande en el cambio que será el Pacto”, afirma Roy Barreras, líder de los debates parlamentarios y representante del partido.

Según él, no hay manera de que Petro pierda la elección presidencial este año: “Nosotros tenemos solamente dos posibilidades de no ganar: que maten al candidato, cosa que ha pasado en Colombia, porque aquí hay fuerzas oscuras del narcotráfico y del paramilitarismo que quieren acabar con Gustavo Petro, o que nos hagan fraude. Es la primera vez en 200 años que Colombia puede tener un gobierno de izquierda democrática acompañado de una coalición de centro, y yo creo que esta vez va a ocurrir, en momentos en que en América Latina a la centro-izquierda le ha ido bien. A mí me parece que ha habido muchos fantasmas con esto de la izquierda, y nosotros queremos transmitir esa tranquilidad: el gobierno del Pacto Histórico será un gobierno estable, equilibrado, con una economía seria”.

Pero eso no significa que el juego esté ganado. Porque el pasado del candidato favorito de las encuestas pesa mucho en los debates. Exalcalde de Bogotá, también fue combatiente en el movimiento M19, una guerrilla colombiana que participó en el conflicto armado de los años 70.

Una derecha desacreditada

Según el profesor y politólogo francés Yann Basset, que enseña las Ciencias Políticas desde hace más de 15 años en Colombia, por el momento, a pesar de las críticas y de su historia, Gustavo Petro es el favorito más bien porque la derecha está debilitada.

“Históricamente, Colombia no era un país de derecha. Existía un sistema de gran coalición de centro, el Frente Nacional de los años 50-60 del siglo pasado… Un pacto en el que los dos grandes partidos, el Liberal y el Conservador, se ponían de acuerdo para gobernar. La derecha apareció luego, a principios de este siglo, como una especie de reacción al conflicto armado, que se prolongaba demasiado. Y fue hegemónica durante la primera década del siglo 21 y dominante en la década siguiente. Pero tras la gestión de Iván Duque, que hoy es realmente muy impopular, se tiene la impresión de que esta derecha está desacreditada. Y es ahí donde aparece una apertura para que el candidato de izquierda Petro, que había sido derrotado en la segunda vuelta de 2018, pueda, esta vez, tratar de ganar”, explica Basset.

La otra crítica que los opositores sacan a relucir regularmente es el riesgo de que Colombia experimente una crisis como la de Venezuela. Yann Basset ve esto como una estrategia política para desacreditar a la izquierda: “Es un argumento de campaña que tiene una base real. El sistema venezolano fue un verdadero desastre y provoca mucho miedo. Es cierto que todas las corrientes colombianas de izquierda mantuvieron relaciones con el chavismo. Ahora bien, el chavismo es un fenómeno muy propio de Venezuela y es muy difícil que se repita en términos absolutamente idénticos en otro país. Petro es muy diferente y sobre todo el contexto institucional es realmente muy diferente. Él tiene propuestas muy diferentes y mucho más moderadas en el fondo. Pero es cierto que tiene un estilo que genera temor, que aparece como bastante autoritario, muy personal, y es por eso que se lo compara con Chávez”, argumenta.

La decisión final la tomarán los colombianos en las urnas el próximo 29 de mayo. La elevada abstención de las últimas elecciones será sin duda decisiva. Los jóvenes parecen seguir la situación con atención y estar implicados en el voto. Susana Boreal, por su parte, prefiere lanzarle una advertencia a su candidato favorito: “Yo no voy a abandonar nunca las calles, y si Gustavo Petro en algún momento hace las cosas muy mal, seguramente volveré a las calles. Pero quiero que la gente entienda que el poder lo tiene el pueblo. No podemos olvidarnos de que el que manda es el pueblo, siempre, y de que los gobernantes le tienen que rendir cuentas a la gente”.

(Imagen de portada: Simpatizantes del candidato presidencial de la izquierda colombiana Gustavo Petro, de la Coalición Pacto Histórico, sostienen carteles en los que se lee “Soy trabajador. Soy campesino” y “Por un mejor país” durante un acto de campaña en Fusagasugá, Colombia, el 11 de mayo de 2022. RFI/ REUTERS – LUISA GONZALEZ)