Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Pueblo Rapanui reclama autonomía de la Isla de Pascua

Justo cuando Chile se prepara para festejar su primera Junta Nacional de Gobierno y la formación como Estado independiente, incluidos sus pueblos originarios. Distintos clanes del pueblo Rapanui alegan falta de autonomía de la Isla de Pascua, con conflictos territoriales, ambientales y desaparición de su cultura tradicional.

Tania González

  Sábado 13 de septiembre 2014 10:33 hrs. 
isla de pascua


A días de la celebración de Fiestas Patrias, los pueblos originarios reivindican sus derechos. Es así como el pueblo rapanui de Isla de Pascua conmemoró con una marcha pacífica el recuerdo del 9 de septiembre de 1888, manifestando sus críticas a la anexión del territorio Rapa Nui a Chile.

Los isleños desde el 2010 piden autonomía y restitución territorial, otros más concluyentes están a favor de la Independencia de la Isla.

A principios de septiembre diversas familias pertenecientes al Clan Tuko Tuki volvieron a retomar los terrenos del centro cívico del cual fueron desalojados violentamente el 3 de diciembre del 2010.

Wilo Teao, miembro de dicho clan, afirmó que la isla vive un crecimiento y desarrollo descontrolado, lo peor es que los rapanuis se están extinguiendo día a día.

Teao contó  que se está generando mucha basura debido a la gran cantidad de personas que llega a vivir a la Isla y son “ cero aporte” porque trabajan o manda la plata a otra parte.

Necesitamos, dijo, que vengan profesionales con proyectos de auto sustentabilidad. “Yo tengo 38 años y creí pensando que el buen desarrollo que llevaba Chile debería mirar la Isla. No solamente como una isla, sino que como un territorio de auto sustentabilidad, turismo autosustentable” dijo el representante del clan Tuko Tuki.

Por su parte, la organización Tapu defiende los derechos de los rapanui respecto de los recursos del mar, ante el bombardeo de solicitudes de concesiones marítimas y costeras. Asimismo,  Trinidad Ferrada del clan Hitorangi se refirió al negocio de privados que se lleva a cabo en los terrenos del Hotel Hanga Roa usurpados a la tradicional familia Rapanui.

“Por el bienestar del pueblo, se llegó a un convenio con las familias de instalar cabañas para recibir a los turistas, en el mismo momento en que comenzaron a construirse colegios y distintas instituciones públicas. Se pasaron muchos terrenos de los isleños al Estado y en el caso de la familia Hito fue vendido por personas no originarias y, cuando se protestó y trató de detener la reconstrucción de este Hotel, la familia no fue escuchada y lo reconstruyeron igual sabiendo que ese terreno está en conflicto. Pasó de un gobierno a otro sin solucionar el problema” criticó Trinidad Ferrada.

Tetero Cardinali, integrante del Parlamento Rapanui está a favor de la soberanía y libertad de la Isla, puesto que, en su opinión, se está perdiendo la cultura rapanui con los empresarios  que ven sus  proyectos económicos sin considerar las consecuencias.

“La Isla no es un continente, es una isla chica con 2 mil habitantes que ahora pasó a 5 mil habitantes.  Aquí cada día tenemos mucha presión con la basura y contaminación. Esta isla bonita se está acelerando y se modernizará a tal punto que se llenará de basura como otros lugares de este planeta”, advirtió Cardinali.

Desde el Parlamento Chileno, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios, diputado comunista Hugo Gutiérrez, reconoció que el Estado ha hecho esfuerzos relevantes por darle  grados de autonomía al pueblo Rapanui, a diferencia de otras etnias, incluso podría ser un reclamo del pueblo mapuche.

Según Gutiérrez el esfuerzo por restringir el turismo en la zona y proteger y amparar al pueblo Rapanui no es suficiente. Sin duda, hay que reestablecer un imperio mayor. El Estado chileno tiene que hacer un mayor esfuerzo de integrar sus políticas públicas a los desafíos de mayor empoderamiento nacional en la isla”, dijo.

El parlamentario comunista descartó la pertinencia de dar soberanía del territorio chileno a la Isla de Rapanui. A su juicio, lo que hace falta es que las políticas públicas se realicen de mejor manera en el ombligo del mundo.