Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 30 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Contradicciones ministeriales

Antonio Infante

  Miércoles 15 de septiembre 2010 20:51 hrs. 
Radio-Uchile


Esta semana el ministerio de Salud ha hecho por fin noticia en el ámbito de la salud pública. Dos medidas contradictorias. Por una parte, un tímido compromiso con los panaderos para disminuir el contenido de sal en el pan, algo que apunta en la dirección correcta y por otro lado la autorización de enviar cigarrillos a los mineros, pésima señal.
Bajar el contenido de sal en el pan es una medida de salud pública eficaz para el control de la hipertensión arterial. Se recomienda consumir no más de tres gramos de sal al día y cada marraqueta contiene casi un gramo. Tres marraquetas serían suficientes para llegar a esa meta. La hipertensión arterial y la obesidad son más frecuentes en los sectores más pobres que son los que más pan consumen. Bajar el contenido a la mitad al 2014 beneficiará al menos a los consumidores de las 100 panaderías en que parte el programa piloto.
La medida hay que aplaudirla aunque sea más que tímida, de implementación gradual y voluntaria. Ese es el camino que debe seguir el Ministerio. Ojala además del impuesto a los cigarrillos y este programa piloto vayan apareciendo otras iniciativas que contribuyan a mejorar la salud de la población. Son eficaces y silenciosas.
Pero no todo podía ser perfecto.
Es cierto que no conozco la intimidad de la situación de los mineros pero me parece que autorizarlos a fumar al interior del socavón da una pésima señal. Las tabacaleras deben estar aplaudiendo de pies.
El argumento: los parches de nicotina no fueron suficientes. ¡Pero doctores! Hay varias medidas adicionales para disminuir los síntomas de la privación, particularmente después de un mes sin fumar.  Claudicar parece sólo un gesto para la galería.
No puede haber un ambiente más encerrado que ese. ¿Dónde queda el cuidado por los no fumadores? ¿Cómo se está cumpliendo con la ley del cigarrillo? ¿Hay ambientes separados?
¿Será una medida humanitaria?
Ojala no aparezca ahora una determinada marca auspiciando las tareas de rescate.
El ministerio de Salud debe ser como la mujer del César: ser y parecer consecuente con las políticas públicas que lleva adelante.