Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 15 de junio de 2024


Escritorio

Día Mundial sin Auto:

Ciclistas advierten “falta de voluntad” y “medidas parches” en fomento de uso de la bicicleta

Nueve ciudades chilenas se sumaron a las actividades que buscan promover el uso de la bicicleta como transporte urbano. No obstante, organizaciones cuestionaron la inexistencia de políticas públicas en la materia y llamaron la atención sobre la gran cantidad de conductores que no son sancionados luego de protagonizar accidentes.

Rodrigo Alarcón

  Viernes 21 de septiembre 2012 17:00 hrs. 
244323_459229834097275_1737043003_o

Compartir en

Desde este viernes diferentes ciudades de Chile se sumaron a las celebraciones del Día Mundial Sin Auto, convocadas por el Ministerio de Transportes, el programa Bicicultura y otras organizaciones sociales. Se realizaron actividades en Antofagasta, Valparaíso, Rancagua, Chillán, Concepción y Temuco, entre otras.

En Santiago, seis bicicaravanas buscaban que las personas se trasladaran desde sus hogares al trabajo en grupos de ciclistas que permitían mayor seguridad. Éstas confluyeron en el Paseo Bulnes desde Quinta Normal, Independencia, Pedro Aguirre Cerda, Ñuñoa, San Joaquín y Providencia.

A los recorridos se sumaron los ministros de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz; de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez; de Vivienda, Rodrigo Pérez; y de Educación, Harald Beyer; junto a la directora del Programa Elige Vivir Sano, Pauline Kantor.

La directora de Bicicultura, Amarilis Horta, valoró positivamente la iniciativa y evaluó la situación de la bicicleta en Chile respecto de otros países: “Si nos comparamos con Dinamarca u Holanda, que son los países top, obviamente que no estamos en ninguna parte todavía. Pero si nos  medimos con los países de América Latina, podemos ver que hay mucha mayor presencia de bicicletas y muchos más viajes. También notamos que tenemos una normativa vigente mucho más atrasada. Nuestra Ley de Tránsito dice que la bicicleta es un vehículo y que, como tal, puede circular por las calles y avenidas, pero eso siempre está puesto en discusión por medios de transportes más pesados, entonces el ciclista lleva todas las de perder”, explicó.

Sin embargo, no todas las organizaciones se sumaron a la actividad. Furiosos Ciclistas, por ejemplo, cuestionó su real impacto, ya que se desarrolló en un día de bajo flujo vehicular en Santiago, luego del feriado de Fiestas Patrias.

Felipe Araos, coordinador del movimiento, consideró que las ciclovías consturidas en distintas zonas de Santiago presentan deficiencias y dijo que “nuestra evaluación es que no hay políticas públicas respecto del uso de la bicicleta como medio de transporte. No existe voluntad real, solo hay medidas parche y un poco de prensa, todo está muy mal enfocado”.

Para Furiosos Ciclistas, indicó, “lo más urgente es reducir las velocidades máximas. Hace años pasamos de 50 a 60 kilómetros por hora como velocidad máxima en ciudad y eso significaba un montón de gente muerta más. No solo ciclistas, sino que también peatones. Entonces nuestra bandera de lucha es la reducción de la velocidad máxima. Esperamos al menos una señal del ministerio, que por último el tema se va a conversar”.

El peligro al que se exponen los ciclistas ante los vehículos motorizados es también una de las líneas de trabajo de la organización Ciclistas con Alas, nacida luego del atropello sufrido por el diseñador Arturo Aguilera en Providencia.

Ciclistas con Alas está enfocada de lleno en una campaña de difusión y concientización. Fresia Aguilera, integrante de la organización, afirmó que la mayoría de los casos de atropellos quedan sin castigo para los conductores, como ocurrió con el ciclista Francisco Javier Contreras, arrollado por un bus de Transantiago.

“Los casos quedan en la impunidad porque suele ocurrir que las personas que atropellan a los ciclistas huyen y no hay testigos. O muchas veces pasa como ocurrió con la persona que atropelló a Francisco Javier, quien quedó libre porque no tenía antecedentes. Entonces la situación queda en total impunidad y para la familia permanece el dolor que vivieron, de alguna forma abandonados por la justicia, porque no ven un castigo, una forma de reparar el daño. Por eso estamos movilizándonos, para que eso no pase y abogar para que se cumpla la ley de “tolerancia cero”, que es como la joyita del Gobierno pero no se aplica”, señaló.

Las estadísticas oficiales más recientes, correspondientes a la Encuesta de Origen y Destino de Viajes 2006, señalan que en Santiago se realizaban más de 510 mil viajes en bicicleta. De acuerdo a estimaciones de Bicicultura, sin embargo, en la actualidad ya se harían cerca de un millón de traslados en este medio de transporte.

Síguenos en