Diario y Radio U Chile

Año XI, 13 de diciembre de 2019

Escritorio

Denuncian ofensiva Gobierno-empresarios para desmantelar institucionalidad ambiental

Un encuentro entre el gobierno y el sector empresarial en busca de agilizar y destrabar proyectos energéticos desató la molestia de ambientalistas que consideraron la cita como una junta para apoderarse “de los últimos recursos naturales del país”. Detractores a la cumbre, subrayaron en la necesidad de una nueva carta fundamental para tomar decisiones más participativas.

Héctor Areyuna

  Domingo 30 de septiembre 2012 22:58 hrs. 
AMBIENTALISTA EMPRESA

15 propuestas fueron el resultado del encuentro Pro Inversión y Competitividad, en el que participaron más de un centenar de empresarios y líderes gremiales con los ministros de Economía, Medioambiente, Energía, Segpres y Minería.

La actividad tenía como objetivo la coordinación de ideas para agilizar grandes inversiones y sobre todo proyectos energéticos, ya que según el ministro de Economía, Pablo Longueira, la tenaz oposición a proyectos podría “tarde o temprano” afectar el precio doméstico.

En esa misma línea se manifestaron los dirigentes gremiales y empresariales que subrayaron en que es necesario impulsar este tipo de proyectos.

Por esto, las medidas que surgieron apuntan a esquemas de compensación para las comunidades afectadas, consultas ciudadanas, claridad en la aplicación de convenios, protección zonificada de territorios y unificación de los criterios de evaluación.

Junto a estas, también se propone la implementación de permisos sectoriales, mayor uso del gas natural, acelerar los proyectos de concesiones y de carretera eléctrica, aumentar la hidroelectricidad, facilitar proyectos de energías renovables y una campaña, público privada para convencer a la población de estas “necesidades”.

De todas maneras, el evento no se cometió en completa tranquilidad, ya que durante su realización hubo una manifestación de diversos grupos ambientalistas.

Lucio Cuenca del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) resumió esto como un desbarate de la institucionalidad ambiental para la aprobación de proyectos frente a lo que ocurrió, por ejemplo, con la Termoeléctrica Castilla.

En este sentido, el director del OLCA señaló que “este evento de hoy refleja la desesperación frente al avance que han tenido distintos movimientos hoy en Chile. Sin duda el resultado de la lucha contra la termoeléctrica Castilla es un punto de inflexión en ese camino, pero tiene que ver con la acumulación de muchos movimientos, de muchas expresiones de rechazo a la expansión del modelo de nuestro país, a pesar de que tiene una institucionalidad a favor, hoy quieren echar abajo lo poco que tiene nuestra institucionalidad para la protección ambiental y la defensa de los derechos”.

A esto, el coordinador de Acción Ecológica, Luis Mariano Rendón, criticó las medidas impulsadas por el grupo, sobre todo lo respectivo a compensaciones para las comunidades afectadas.

Sobre este aspecto, el líder ecologista indicó que “creo que las medidas apuntan a hacer más expedito aún el saqueo de los recursos naturales y la depredación de nuestro territorio. Por ejemplo, algunas de ellas, esto de ofrecer compensaciones para las comunidades es una forma de establecer sobornos de manera que con algún tipo de remuneración las comunidades no defiendan su territorio y permitan que estos sean destruidos. La verdad que esto es legalizar algo que está operando en la práctica”.

De igual manera, el ambientalista rechazó las declaraciones del Gobierno y los empresarios respecto a la necesidad de ampliar la matriz energética.

Por esto, Rendón explicó que más bien se trata que “ahí el mito es efectivamente el que ha pretendido levantar el Gobierno y el sector empresarial, por ejemplo, de que Chile necesitaría duplicar su matriz energética en los próximos 10 años como aparece diciendo hoy un ejecutivo de Endesa. Eso no es efectivo y la verdad es que nosotros estaríamos muy satisfechos si el Gobierno en vez de una campaña de propaganda, tratando de imponer su visión, lo que abra es un debate”.

Durante la manifestación en contra del encuentro, los manifestantes de otras instancias como el Observatorio Ciudadano y Patagonia Sin Represas, subrayaron en la necesidad de una Asamblea Constituyente, como telón de fondo para cambios sociales en que la ciudadanía participe de la toma de decisiones y no sólo las cúpulas políticas y empresariales.