Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de octubre de 2022

Escritorio

Independiente protagoniza inédito descenso en el fútbol argentino

El “Rojo de Avellaneda” cayó por la cuenta mínima ante San Lorenzo, coronando así una seguidilla de malas campañas y pésima administración del club, llevándolo a la primera B del fútbol argentino. Esta es la primera vez que el club pierde la categoría en 108 años de historia.

Juan San Cristóbal

  Domingo 16 de junio 2013 10:41 hrs. 
independiente-sl2

Compartir en

No hubo sorpresa ni milagro, Independiente no se salvó y muchos sabían que así sería. Silvio Trucco pitó el final del partido, 0-1 para San Lorenzo de Almagro y el estadio Libertadores de América se hunde de amargura. Silencio funerario, aliento desgarrador, el contraste de una fanaticada acostumbrada a los trofeos y que esa tarde “se iba a la B”.

La derrota ante los azulgranas fue el corolario de una mala campaña, por lo que sus hinchas sólo esperaban un desenlace. Una seguidilla de malas decisiones administrativas, un pésimo desempeño de algunos técnicos (entre ellos el Tolo Gallego, quien fracasó también en Colo-Colo), y pocas esperanzas en la cancha, Independiente no va más y ayer se confirmó su descenso.

El “Rojo de Avellaneda” registra 2 Supercopa, 2 Intercontinental, 7 Libertadores, 2 Sudamericana, campeonatos argentinos y otros trofeos que lo hacen llamarse “el rey de Copas”, argumento que ayer quedó inerte, un equipo sin sangre representaba lo que antes fue un monstruo del fútbol.

Son 68 los jugadores que pasaron por Independiente en las últimas tres temporadas, marcadas como la etapa más negra en sus 113 años de historia (108 años en el profesionalismo). Los analistas señalan que la debacle comenzó incluso en los ’90, mucho después del “endeudarnos para crecer”, el slogan del presidente Comparada para construir el actual estadio, aún sin terminar y con una deuda gigante en las arcas del club atlético deportivo.

La crítica ante la caída del histórico club argentino se extrapola a un sistema en crisis. La corrupción política de quienes manejan los clubes, la ineficiencia en el control de la violencia y el poder de las barras bravas, además de la mala gestión deportiva son algunos de los factores que tienen al balompié trasandino contra las cuerdas, con uno de sus históricos en el suelo por nocaut.

 

 

Síguenos en