Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 5 de julio de 2022

Escritorio

Vicealmirante Enrique Larrañaga

Los “desafíos pendientes” que esperan al nuevo Comandante en Jefe de la Armada

Este martes asumirá como nuevo Comandante en Jefe de la Armada el actual vicealmirante Enrique Larrañaga, quien reemplazará a Edmundo González Robles. La nueva autoridad tendrá cuatro años para resolver una serie de materias pendientes que, de alguna manera, fueron desestimadas por la anterior gestión.

Narayan Vila

  Lunes 17 de junio 2013 18:32 hrs. 
enrique larrañaga

Compartir en

El saliente oficial dejó una muy buena impresión en autoridades civiles y militares. Varios concuerdan en que la modernización de la Armada; el enfrentamiento de varias crisis y la capacidad de diálogo con la sociedad civil y el Parlamento caracterizaron la administración del almirante Edmundo González.

Ricardo Rincón, integrante de la comisión de Defensa Nacional de la Cámara, afirmó que la gestión del actual Comandante en Jefe, en términos institucionales, fue “bastante satisfactoria”, pero que tuvo un gran revés: su participación en las horas posteriores al terremoto del 27 de febrero de 2010.

“Tuvo varios cuestionamientos por sus propios dichos en su decisión de mantenerse en su casa y seguir durmiendo, toda vez que los suministros tradicionales de su entorno estaban bien y no reportó mayor información de daños o peligro. Es el relajo con el que vimos a las Fuerzas Armadas en una primera respuesta el 27 de febrero”, dijo.

Por este hecho, Edmundo González pidió perdón en su último discurso del 21 de mayo. “Toda la responsabilidad es mía y me siento en paz”, afirmó en su despedida, que coincidió con la realización de la audiencia donde la Justicia rechazó sobreseer a los funcionarios del SHOA imputados por cuasidelito de homicidio por la fallida alerta de maremoto.

Enrique Larrañaga asumirá la Comandancia en Jefe durante los próximos cuatro años, tiempo en el que deberá, a juicio del diputado Rincón, enfrentar varios desafíos, como modificar la instrucción militar; avanzar hacia un segundo estadio de profesionalización de la carrera militar y renovar la flota naval.

También asumir deudas históricas, como pedir perdón por la participación de la Armada en la dictadura militar de Augusto Pinochet, donde se facilitaron navíos y recintos para su ocupación como centro de tortura, como el buque escuela Esmeralda y la Academia de Guerra Naval.

Así lo sienten las agrupaciones de Derechos Humanos, quienes aseguran que no han recibido, hasta el momento, información que dé cuenta de la participación de Larrañaga en crímenes de lesa humanidad, pero que estarán atentas “por si algo así aparece”.

Mireya García, vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, emplazó a la nueva autoridad a ser respetuosa de la democracia: “Lo importante es que los nuevos comandantes en jefe empiecen a cambiar las instituciones, en el sentido de democratizarlas, convertirlas en instituciones respetuosas con la ciudadanía, sociedad y democracia, terminar con la suspicacia que siempre está presente, que tiene que ver que las FFAA están atentas a lo que pasa, sobre todo ahora en período electoral, donde se han escuchado algunas declaraciones graves”.

Jaime Abedrapo, subdirector de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos del Ministerio de Defensa, añadió, como tareas pendientes, “avanzar en la cooperación regional y modernizar el financiamiento de las Fuerzas Armadas en general”.

Respecto de la participación de la Armada en la dictadura cívico-militar, Abedrapo declaró que “ése es un desafío de Estado y no de las comandancias en jefe”.

El uniformado indicó que “a nivel político, la situación de los DDHH no se ha tendido con la franqueza y mirada de futuro que requiere. Es algo pendiente de la transición, no sé si la transición terminó, no se termina por firmar un decreto. Siento que la política que se dictó en Chile, que sean los tribunales los que llegan a verdad y justicia, no es el único camino para llegar al reconocimiento de materias tan complejas”.

La ceremonia de entrega de la Comandancia en Jefe de la Armada se desarrollará en la Escuela Naval Arturo Prat, en Valparaíso, la que contará con la asistencia del presidente Sebastián Piñera y el ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter.

Síguenos en