Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Director de “El dolor de Xile”: “Tenemos que preguntarnos si la historia es tan así como se nos enseñó”

Hasta principios de agosto se presenta en el Teatro Nacional Chileno el montaje dirigido por Raúl Osorio y con un texto escrito por Marco Antonio de la Parra. Según sus creadores, es un relato desde la óptica de los vencidos y no de los vencedores, como ocurre generalmente.

Rodrigo Alarcón L.

  Martes 23 de julio 2013 18:45 hrs. 
El dolor de Xile



La sangre de Xile, la primera parte presentada el año pasado, abarcaba desde la Independencia hasta la muerte del líder Luis Emilio Recabarren. La segunda, El dolor de Xile, retoma la historia en ese punto, se extiende hasta el golpe militar de septiembre de 1973 y se está presentando hasta el 3 de agosto en la sala Antonio Varas del Teatro Nacional Chileno.

Ambos montajes conforman el díptico Xile. La historia contada por los pobres muertos, escrito por Marco Antonio de la Parra y que ha sido llevado a escena gracias al trabajo del Centro de Investigación y Creación Teatral Teatro del Fin del Mundo, dirigido por Raúl Osorio.

El dolor de Xile recorre casi 50 años enfocada “en las vivencias de aquellos que fueron parte de todos esos sucesos sin inscribir sus nombres en los libros de historia”, explicaron sus creadores. Cuenta en su elenco con Rodrigo Muñoz-Medina, Andrés Münster, Sebastián Plaza y Catalina Bianchi, entre otros actores, y con música original compuesta por Jorge Martínez, quien también forma parte de la puesta en escena.

De acuerdo al director Raúl Osorio, el relato indaga en una historia no oficial de nuestro país: “Hay que entender que la historia ha estado contada permanentemente desde la esfera del poder. Los vencedores nos cuentan su historia y los vencidos, generalmente, no cuentan la historia. Cuando entras en la zona más desconocida te encuentras con una historia de Chile realmente fascinante, muy provocadora además, donde los tonos blancos y negros dejan de existir y aparecen los grises, una coloratura en la memoria de nuestro país que es muy rica”, explicó.

En ese sentido, Raúl Osorio afirmó que la obra “cuenta la historia desde donde, usualmente, no se suele contar, entonces los personajes adquieren un volumen humano. Más que la misma cronología, que quizás se puede leer y anotar en un papel, nuestra intención es poder provocar a los espectadores a releer la historia a través de ciertas emociones que se pueden producir”.

“Que esa provocación se convierta en preguntas, en dudas, y no en esta historia plana, tan perfecta y exacta. Creo que la obra tiene que sembrar preguntas sobre nuestra historia, nuestro pasado y nuestra memoria, preguntarnos si las cosas son tan así como se nos enseñó o no”, agregó.

El dolor de Xile se presenta hasta el 3 de agosto, de jueves a sábado a las 20 horas, en la Sala Antonio Varas, ubicada en Morandé 25, Santiago Centro. Las entradas tienen un valor de seis mil pesos para público general y de tres mil pesos para estudiantes y tercera edad.