Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de junio de 2022

Escritorio

Nueva Mayoría y definiciones programáticas: “Michelle Bachelet es la que dirime”

Reina la confusión sobre cómo se resolverán las diferencias programáticas que hay entre las colectividades integrantes del Pacto Nueva Mayoría, al momento de establecer un proyecto único de Gobierno, cuando aún no se conoce un programa definitivo de la candidata. No obstante, los propios dirigentes aseguran que finalmente será ella quien decida.

Héctor Areyuna

  Martes 23 de julio 2013 23:15 hrs. 
michelle bachelet

Al estar de viaje en Nueva York, Michelle Bachelet no ha emitido declaración alguna sobre las diferencias que se van armando al interior del Pacto Nueva Mayoría cuando corresponde zanjar una posición única en materias políticas y programáticas.

Por ejemplo, uno de los nuevos integrantes del comando, José de Gregorio, militante DC y ex presidente del Banco Central, aseguró la semana pasada que “existe voluntad de revisar todos los temas”, declaraciones que inmediatamente llamaron la atención de otros sectores.

El presidente del PPD Jaime Quintana dijo al diario La Tercera que “me inquieta leer algunos planteamientos, como los de José de Gregorio y luego leer a Osvaldo Andrade poniéndole piso. Al giro que le temo es al giro de la tecnocracia”.

El parlamentario se mostró en contra de la “moderación” que para algunos ha significado la entrada de la DC al comando, pero aun así el presidente del PS insiste en que las diferencias que se puedan generar, serán zanjadas por la propia Michelle Bachelet.

“Cuando los temas conflictivos tienen que tener una resolución, dejan de ser conflictivos. Se dan puntos de vista que, finalmente, ella tiene las facultades de dirimir. Esto no es una novedad, los programas de gobierno recogen aspiraciones de todas las zonas pero finalmente muestran la impronta y el sello de la  candidatura. Esto lo hemos hecho muchas veces, no tiene nada de malo, en cosas que quedan pendientes, que no tienen una resolución definitiva, es normal. Es bastante más simple de lo que mucha gente cree”, expresó.

En esto coincide el secretario general de la DC, Víctor Maldonado, quien cree, al igual que José De Gregorio, que los principales desacuerdos se darán en torno a los métodos de llevar a cabo las reformas anunciadas.

“Probablemente las diferencias entre los partidos se apliquen más a los métodos para conseguir los objetivos que ya son patrimonio común de todos, pero nuevamente ante alternativas distintas para presentar es la candidata la que dirime. Esa es la tradición chilena y eso es lo que hay que continuar. Por lo tanto el debate y el diálogo interno tiene que ser intenso como lo ha sido todas las veces que hemos llegado a este mismo punto y finalmente se zanja”, aseguró.

Diferencias que deben ser zanjadas son las que históricamente han manifestado la DC y el PC; pero también temas donde la misma candidata ha sido contradictoria o ambigua, como educación gratuita y una nueva constitución a través de una asamblea constituyente.

Frente a la reforma constitucional mayor, la académica del INAP, María Cristina Escudero, asegura que Michelle Bachelet será quién actúe de árbitro sobre de esta materia, tanto para el interior del pacto, como para la ciudadanía.

“El árbitro, y esta es la ventaja de la candidata por tener un apoyo popular muy grande que es personal, ella va a poder decidir y probablemente va a poder medir qué es lo que está pensando la ciudadanía cuando recorre el país, porque lo que le pasa a la nueva mayoría respecto de la nueva constitución es probable que también le esté pasando a la ciudadanía, que no estén muy seguros de lo que significa asamblea constituyente”, explicó.

En el PPD dicen que el debate debe partir en la idea de una nueva Constitución y Quintana agrega que “no es rol de los partidos progresistas llamar a la moderación del programa de Bachelet”; mientras que desde el Partido Comunista, la candidata a diputada, Camila Vallejo señaló que “el grueso de las ideas de Bachelet son irreversibles”, en relación a las demandas de educación gratuita, reforma tributaria y asamblea constituyente.