Diario y Radio U Chile

Año XI, 27 de junio de 2019

Escritorio

Ministro de Desarrollo Social se refiere a temas esenciales de los pueblos originarios

Este viernes 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos indígenas establecido por la ONU bajo el lema: “Un decenio para la acción y la dignidad”. Pero ¿qué está pasando en Chile en estos momentos?, conversamos con el ministro de Desarrollo Social, Bruno Baranda, sobre luces y sombras, las caras del cierre de la mesa de trabajo con los pueblos para la Consulta Indígena y el fallecimiento del comunero mapuche Rodrigo Melinao marcan el diálogo.

Paula Correa A.

  Viernes 9 de agosto 2013 11:25 hrs. 
pueblos indígenas

Este martes la Mesa de Trabajo con los Pueblos Indígenas entregó oficialmente al presidente sus conclusiones. El ministerio de Desarrollo Social, está a cargo de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) y, por lo tanto, fue el encargado de conducir el llamado que hizo el Presidente el 2011 a los pueblos originarios a discutir sobre el reglamento que regularía la Consulta Indígena, establecida en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Recordemos que el tratado internacional obliga a los países que lo integran a Consultar a los pueblos originarios sobre las materias que les afecten directamente. Para ello se pretendía utilizar el Decreto 124 del ex ministerio de Planificación (Mideplan), lo que fue fuertemente resistido por los indígenas ya que no se ajustaba a los estándares. Al anunciar la derogación comenzó un diálogo abierto, la consulta de la Consulta, que se extendió por dos años. En conversación con Radio Universidad de Chile, el ministro Baranda se refirió a sus resultados.

Respecto de este trabajo llevado adelante entre el Gobierno y dirigentes indígenas, el titular del ministerio de Desarrollo Social señaló que “es haber alcanzado el 100% de acuerdo en 17 normas relevantes, entre ellas, está precisamente el procedimiento, las etapas de la consulta y el acuerdo obviamente de derogar el Decreto Supremo 124 y dictar un nuevo reglamento. Hay algunas materias que también hemos destacado porque sinceramente se hizo el máximo esfuerzo para alcanzar consenso, pero en tres materias relevantes no se alcanzó, sino acuerdos parciales, porque todos ellos en parte sí estamos de acuerdo, no en la profundidad que los pueblos indígenas estaban queriendo y requiriendo”.

Sobre los desacuerdos: “básicamente se trata de materias de afectación directa”, señaló el ministro, “es decir cuándo van a ser consultados, en qué medida, es decir la extensión de esa afectación. También respecto de las materias a ser consultados y los proyectos de inversión o los procedimientos para ello”. Esto porque, según recordó, el actual Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, tiene normas especiales para el impacto en zonas donde habitan pueblos indígenas. No obstante, este reglamento del SEIA también ha sido criticado.

“Estamos contentos, no satisfechos, porque siempre queda por avanzar”, indicó. Ya se entregó el informe, y en las próximas semanas el Ministerio de Desarrollo Social le va a proponer al Presidente Piñera los pasos a seguir. “Parte central de los compromisos era cambiar el actual reglamento y allí había unanimidad de los pueblos”, indicó y afirmó que el propio mandatario se va a pronunciar al respecto.

Sin embargo la representatividad de la mesa ha sido sumamente cuestionada por dirigentes indígenas, quienes también acusan conflictos de intereses por parte de los representantes del gobierno.

En relación a las críticas por la baja representatividad, el ministro Bruno Baranda enfatizó que es necesario: “Recordar que el Gobierno abrió una discusión inclusiva, absolutamente abierta invitando a todos aquellos que se quisieran subir. En consecuencia, la discusión respecto de la representatividad pasa también por la automarginación, quizás que individual o institucionalmente algunos organismos definieron así, pero la invitación que hizo el Gobierno fue amplia y abierta sin ninguna limitación. Las discusiones se dieron también a los ojos de los observadores, pero instruidas también en este espíritu del Gobierno de hacer una discusión sincera. Desde ese punto de vista creemos que se ha cumplido los elementos sustanciosos de cualquier consulta”.

Un tema que no podía quedar al margen la muerte del comunero mapuche Rodrigo Melinao. “Es detestable, rechazable y repudiable” afirmó: “hemos insistido en que debe hacerse el máximo esfuerzo para esclarecer los hechos”, indicó el Secretario de Estado. En línea con otras declaraciones que ha sostenido el Gobierno.

En relación con el homicidio del comunero mapuche, el ministro Bruno Baranda, indicó que  “uno puede pecar desde la inocencia, la injusticia y radicalizar las posiciones a propósito de imputar responsabilidades, imputar autorías equivocadamente. No hay que descartar ninguna por supuesto y hay que exigir una investigación profunda y seria. La invitación que hemos hecho es a sumarse a esta condena absoluta que ha hecho el Gobierno y hemos solidarizado con la familia de Rodrigo Melinao, filosófica, espiritual y políticamente”.

El ministro Baranda afirmó que no es una definición del gobierno impulsar acciones que extremen las posturas “al contrario, se trata de acercar las posiciones y privilegiar el diálogo por sobre las situaciones de conflicto” afirmó y añadió: “Los conflictos son grandes y ruidosos, pero creo que los que los protagonistas son un grupo pequeño, no representativo de un espíritu de diálogo y construcción de una sociedad inclusiva y multicultural que los pueblos indígenas y el gobierno de Chile hoy queremos instalar en el país.