Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Segunda sesión de la Celac

Integración: El punto de divergencia entre Sebastián Piñera y Michelle Bachelet

El presidente Sebastián Piñera y su sucesora, Michelle Bachelet, intervinieron en la segunda sesión plenaria de la Celac. Especialistas plantean que sus visiones contrapuestas de integración marcan diferencias importantes y aventuran un camino de recomposición de las relaciones de Chile con la región.

Cristián Pacheco

  Miércoles 29 de enero 2014 19:30 hrs. 





Si bien el centro del debate en la cumbre son el hambre, la pobreza y la desigualdad, las diferentes intervenciones de los mandatarios marcan las posturas políticas de cara a la integración que todos los Estados concuerdan necesaria.

Previo a los discursos, los mandatarios declararon a América Latina y el Caribe como “zona de paz”, promoviendo el desarme de los países, en especial ratificando que es territorio libre de armas nucleares. Además, se comprometieron a resolver conflictos sin el uso de la fuerza.

Al respecto, el Presidente uruguayo José Mujica pronunció sentidas y reflexivas palabras: “Si no cambias vos pueblo, no cambia nada”, dijo Mujica para arengar a las comunidades y de paso insistir en la responsabilidad de los países latinoamericanos.

“Cómo va a estar libre de armas nucleares nuestro continente, si los submarinos nucleares se pasean por nuestras aguas y los territorios coloniales son un asiento para potencias nucleares. No, de las prisiones de este mundo no escapamos, tenemos responsabilidad con el mundo entero y para poder tener peso en este mundo entero ¡tenemos que juntarnos!”, pronunció el mandatario.

Por su parte, el Presidente Piñera aprovechó su último discurso en una cita internacional para marcar su posición ideológica a favor del progreso y el desarrollo económico regional, como una posibilidad de alcanzar a los países industrializados y fortalecer las alianzas para la creciente demanda de productos desde Asia.

El presidente además deslizó críticas a la ineficacia de los organismos de integración, “tal vez demasiados en números, pero pocos en profundidad y alcance”, dijo.

“En América Latina hemos hecho muchos esfuerzos por integrarnos, tal vez demasiados en número, pero pocos en profundidad y alcance. Solamente quisiera recordar que casi hay más organizaciones de integración que países en nuestro continente, lo cual sin duda muestra que en intenciones y en esfuerzos no hemos escatimado recursos, pero lamentablemente en logros, que se pueden medir en cantidad y volumen de la integración económica y cultural, todos sabemos que nos queda un largo camino por recorrer”, dijo Piñera, quien, para cerrar, insistió en que la integración sólo podrá ser efectiva mientras haya libertad en lo político, en lo social y en lo económico: “Los ciudadanos son, por de pronto, los únicos recursos inagotables con los que contamos”, puntualizó el mandatario.

Por su parte, la Presidenta electa Michelle Bachelet, sentada junto al futuro canciller Heraldo Muñoz y presentada como “compañera” por Raúl Castro, destacó la consolidación del organismo, mencionando su participación en las reuniones precedentes a la creación del instrumento político.

“Estamos viendo un fruto de algo que fue un momento muy especial en la historia de nuestra región. Creo que un instrumento como Celac, tiene que permitirnos lo que muchos de ustedes han señalado: poder unir experiencias, sabiduría, junto con esfuerzos, recursos y sin duda voluntad política, para enfrentar los éxitos que tenemos y que han sido, en parte, una parte importante de los temas relevados en esta cumbre”, declaró la electa Presidenta.

Las palabras de Michelle Bachelet apuntaron a la restauración de la presencia de Chile en la región como actor político relevante, bajo una estrategia que privilegia el diálogo bilateral.

El analista internacional Gilberto Aranda señala que, si bien se mantiene el eje comercial potenciado por Piñera, principalmente a través de la Alianza del Pacífico, se abandona la idea de “cuerdas separadas”.

El especialista precisa que Chile potenciará su participación en UNASUR como foro de convergencia política y se reforzará la participación como miembro asociado en el Mercosur.

Asimismo, el experto cree que Heraldo Muñoz jugará un papel fundamental en la recomposición de las relaciones internacionales de Chile, destacando su doble militancia en tanto personero político y académico riguroso.

“Lo que intenta es recomponer las relaciones con los Estados vecinos para potenciar vínculos que, sin desdeñar el ámbito comercial, agreguen a esa dimensión una mayor densidad de vínculo. Es decir, relaciones políticas, económicas, culturales, y también haciendo participar a la sociedad civil”, revisó el profesional.

La presencia de Michelle Bachelet en la cumbre es un importante gesto diplomático que marca la jornada de clausura de la Celac. En el cierre de la cita, el Presidente cubano Raúl Castro entregará la presidencia pro témpore a la Presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla, cuyo país será el próximo anfitrión de la cumbre en enero de 2015.