Diario y Radio U Chile

Año XI, 9 de diciembre de 2019

Escritorio

Reforma al Binominal

Senador Bianchi: “Los partidos políticos son cobardes”

El senador independiente por Magallanes tuvo una semana complicada. Su posición intermedia entre la Nueva Mayoría y la Alianza lo transforman en un voto negociable de cara a la discusión del proyecto que reemplaza el Sistema Electoral Binominal. Luego de sus reuniones con distintos sectores, Bianchi dice estar decepcionado de los partidos, a quienes acusa de impulsar un "debate de plástico" para ajustar un "traje a la medida" y así seguir funcionando como "agencias de empleos". Aquí el desahogo de Carlos Bianchi en conversación con Radio Universidad de Chile.

Cristián Pacheco

  Lunes 25 de agosto 2014 20:30 hrs. 
Carlos Bianchi
Senador Independiente

Tan pronto se conocieron los resultados de las elecciones parlamentarias 2013 se supo que los senadores independientes serían clave en la tramitación de las reformas comprometidas por este gobierno. Si bien la Nueva Mayoría tuvo una victoria aplastante sobre la Alianza, la actual Constitución exige quórums de respaldo altos para modificar el sistema tributario y electoral del país.

En ese escenario, lo que piense el senador Carlos Bianchi sobre el Binominal resulta relevante para las principales coaliciones políticas y el Ejecutivo, que dejó en manos del ministro del Interior Rodrigo Peñailillo la tarea de conseguir los votos para aprobar la reforma electoral. Protagonismos que motivaron la cita que sostuvieron ambos el jueves pasado.

“Luego de la reunión con el ministro Peñailillo estoy con la percepción de que hay una apertura importante sobre tener un reconocimiento de lo regional, pero con mucha tristeza y pena veo que hay un grado de desesperación (…) se han intentado distribuir las distintas regiones, como si esto fuera un corsario que llega, ve un botín que son las regiones y se las distribuyen, se distribuyen el país. Es espantoso ver esta cosa, ver cómo hay personas que con tal de ser reelegidas les da lo mismo, pierden toda moralidad, fijación por los temas país, sólo están pensando en su propia reelección”, reclama Bianchi.

Reforma al Binominal: “Discusión de mentira”

“Esta no es una discusión de verdad, esto tiene mucho de intereses personales y eso a mí me descompone el estómago, me descompone ver tanta mediocridad, tanta bajeza, tanta manera de no entender que aquí tenemos que estar frente a un proyecto país para los próximos 30 a 40 años” criticó el senador.

Según Bianchi, el proyecto de ley que modifica el sistema electoral chileno es un “traje a la medida” de los conglomerados políticos, cuyo “sastre” sería el diputado Pepe Auth (PPD), a quien recuerda que su presencia en el Congreso se debe al mismo vicio del sistema.

De acuerdo al proyecto que fue despachado por la Cámara, cada región pasaría a ser una circunscripción, variando la cantidad de senadores de dos a siete de acuerdo a la cantidad de habitantes. Este criterio ha sido ampliamente rebatido por los senadores independientes de regiones extremas (Pedro Araya, Alejandro Guilllier y Antonio Horvath), con quienes Bianchi se reunió para fijar una posición de bloque que hacia el fin de la semana habría perdido piso por conversaciones paralelas.

Los senadores plantean que la desigualdad territorial se institucionaliza con el nuevo sistema, ya que el valor de representación varía por zona. Según Bianchi esto, incluso, diluye “el carácter unitario del país”. En esta lucha, Bianchi menciona que ahora sólo cuenta con el apoyo del senador por Antofagasta, Alejandro Guillier.

Al igual que su ex compañero de batallas regionalistas, el senador Antonio Horvath, Bianchi prefiere un sistema electoral uninominal donde los ciudadanos elijan las dos primeras mayorías de manera directa, y no un sistema de listas en que se sumen los votos.

“Los partidos son cobardes, quieren mantener su cargo a como de lugar, esta discusión es muy engañosa, es de mentira, no es de verdad es de plástico. Eso es lo que irrita, por lo menos a mí, al resto no porque se van a servir de todo esto”, acusa el parlamentario, quien también adelanta: “Yo voy a apoyar un cambio al binominal, porque he tenido la honra de ser el único que senador que ha roto dos veces este sistema. Estoy muy honrado de lo que ha hecho Magallanes conmigo”.

“Verdaderamente independiente dentro del Senado soy yo, no existe otra persona, los otros fueron dentro de aventuras políticas o usaron los partidos políticos y después se hicieron independientes”, afirma.

¿Realmente se puede ser independiente en el Parlamento?

Se puede, se puede… y hace tanta falta tener más parlamentarios independientes que no reciban la orden del partido, que no estén de acuerdo con quien preside el partido, que no voten si o no de acuerdo a las instrucciones que les dan. Le hace tanta falta al país tener personas libres, autónomas, que voten de acuerdo a la importancia de los proyectos.

Da pena ver cómo votan en bloque, cómo votan de acuerdo a instrucciones, bajo un punto de vista inconsciente, falso y la gente lo percibe y por algo está votando menos del 50 por ciento de las personas.

¿Tiene enemigos en el Congreso?

“He sufrido los embates de los partidos políticos y de cobardes que ocultados en un partido o en el anonimato han tratado de sacarme fuera”, dice Bianchi en relación, entre otras, a la querella puesta por el ex diputado magallánico Miodrag Marinovic.”También la derecha se puso de acuerdo para eliminarme, para hacerme querellas y obviamente no lo lograron, pero lo intentaron muchas veces”, asegura.

“El mismo proyecto de Reforma al Binominal se encarga de eliminar toda posibilidad que otra persona el día de mañana pueda ingresar al Congreso de manera independiente, se encarga de eliminarlo de cuajo”, asegura, y apunta al alto número de candidatos como un mecanismo para impedir el paso a nuevos parlamentarios.

“Aún cuando sea mi voto nulo, muy en conciencia, no les gusta porque no está sometido a ordenes, entonces tratan de eliminar eso y este proyecto de ley se encarga de eso”, sostiene el senador.

¿Qué ha logrado como moneda a cambio de sus votos?

Esa es la gran diferencia entre una persona y un partido político. Los partidos se encargan de conseguir pega para los partidos, son verdaderas agencias de empleo. Se encargan de ubicar estratégicamente a un alcalde, a un gobernador, a un seremi, a un jefe administrativo, y ellos quedan presos.

Yo no, yo lo hago por las personas de mi región lo hago por ejemplo por la “Ley Espejo” que permitió que todas las regiones tuvieran un transporte público con algún grado de financiamiento, lo hago pensando en los adultos mayores, en las reformas previsionales. No hago nada que no tenga que ver con las personas, a diferencia de los partidos que lo que hacen es ser verdaderas agencias de empleo que cambian esto por cupos políticos.

Si nosotros quedamos con menos representantes vamos a valer nada. Lo que más molesta es que los propios parlamentarios de regiones no han hecho nada por estar mandatados por sus partidos.

¿Cómo evalúa la actuación de la Alianza respecto a esta importante reforma?

Son bastante poco serios, yo me junté con RN, les dije que hagamos un trabajo en conjunto, nunca llamaron, nunca hicieron llegar nada, yo les hice llegar nuetros trabajo. Bueno, ellos están buscando su propia conveniencia, lo que me parece legítimo, pero ellos no me hicieron llegar nada. Lo que ellos hagan es problema de ellos.

Esto no es sólo la Alianza. Por favor Chile abra los ojos. Esto le ha convenido a la Alianza y a la Concertación. El cambio que van a hacer es exactamente más de lo mismo, con otro nombre, pero van a tener una distribución política las mismas estructuras políticas. Es un sistema de distribución que va a permitir que las grandes coaliciones se sigan beneficiando. Todo esto es de plástico, todo esto es falso, con otro nombre. Estoy dispuesto porque es mejor que lo que hay, pero Alianza y Concertación de la mano van juntos en este tema.

¿No es contradictoria esta inequidad presente en el proyecto con la agenda de descentralización que impulsa la Presidenta?

Se da esa cosa ilógica y se lo dije igual al ministro. Yo creo en la Presidenta y creo en Peñailillo, te lo digo abiertamente. Ayer el ministro me decía, mire senador vamos a corregir eso. No puede ser que estén hablando de descentralización, formando una mesa de trabajo para regionalizar y estén haciendo un proyecto brutal, groseramente centralista. No se entiende. Cómo van a empoderar a Santiago, Concepción y Valparaíso, y van a dejar como el patio trasero al resto del país. Para qué están haciendo este show.

Yo creo en la verdadera voluntad de Peñailillo y Bachelet de poder cambiar este proyecto de ley en el Senado, y hacer una mejor representación de las regiones. Ahora cuál es el problema, que van a quedar tres cupos por regiones, las que estaban en dos van a quedar en tres. Van a haber algunos que casi van a ser reelegidos automáticamente, tampoco es la mejor solución, pero es peor estar como estamos.

¿Cuál sería su apuesta?

Al ministro Peñailillo le planteaba que los partidos políticos regionales, yo siendo un hombre de región y no me cuesta nada hacer un partido político en la región de Magallanes, no considero que fortalezcan la estructura regional, al contrario, la debilita. Van a estar quienes van a querer hacer esos partidos regionales para su propio uso y beneficio.

Yo lo que haría es que esos partidos regionales partan cuatro años con la posibilidad de elegir sólo autoridades comunales y regionales, llámese alcaldes, concejales, y consejeros regionales, y después de cuatro años pasen recién a elegir directivas nacionales, diputados y senadores, para que de verdad exista un interés que no sea el individual, sino que sea interés colectivo, un interés país.

¿Ha recibido presiones?

No, saben que a mí no, no… no me siento presionado, ni angustiado, ni he recibido presiones de ninguna índole, para nada.

Lo que si he tenido son decepciones, ver cómo algunos tienen un discurso y actúan de manera distinta. Me da pena ver la composición humana que uno desgraciadamente tiene que constatar en este trabajo, eso sí me tiene muy asqueado, muy decepcionado, ver personas que tienen un doble discurso, me apena mucho por ellos mismos en el fondo.