Diario y Radio U Chile

Año XII, 1 de diciembre de 2020

Escritorio MENÚ

Selección poco católica en colegios de la iglesia

Según la orientación religiosa, un estudio del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la Universidad Diego Portales (CPCE) detalló que las escuelas católicas del episcopado son las que exigen mayores antecedentes socioeconómicos a las familias. Contrario a esta política, el sacerdote jesuita y ex capellán del Techo Para Chile, Felipe Berrios discrepó con las prácticas actuales.

Rodrigo Rojas

  Lunes 17 de noviembre 2014 20:10 hrs. 
Profesora en sala de Clases


“Prácticas de selección en el sistema escolar chileno: requisitos de postulación y vacíos legales” es el nombre del informe que realizaron Felipe Godoy, Felipe Salazar y Ernesto Treviño, investigadores del CPCE. Uno de los tópicos del informe analizó, por orientación religiosa, el porcentaje de establecimientos particulares subvencionados que piden como requisito de postulación el nivel socioeconómico. En este sentido, los colegios católicos del episcopado son los que requieren más antecedentes a la hora de postular. Desde prekinder a primero básico existe un 82 por ciento de escuelas que exigen esta solicitud. De la misma forma,  de séptimo a primero medio, esta cifra aumenta a un 89 por ciento.

El estudio destacó a cuatro grupos: establecimientos laicos, católicos (episcopado), católicos (otros) y evangélicos, incluyendo categorías solo con 100 o más establecimientos.

Pre kínder a 1° básico 7° básico a 1°medio
Laicos 76% 79%
Católicos (Episcopado) 82% 89%
Católicos (Otros) 69% 83%
Evángelicos 59% 67%

 

Uno de los desarrolladores  del estudio es Felipe Godoy, quien explicó que los requerimientos socioeconómicos no solo tienen que entenderse como cantidad de ingresos o nivel de estatus social, sino más bien como un perfil familiar.

Entrevistas con los padres, una ficha de protección social, certificados de matrimonio por el civil o un pago por postulación reflejan el valor que le entrega la familia a la educación. Estas herramientas, según el investigador, analizan un tipo de conductas que están relacionadas con lo socioeconómico, pero que no buscan identificar únicamente esta característica.

“Con esto se aseguran que los niños tengan garantizadas algunas cosas básicas como libros en sus casas o que puedan valorar la educación de una mejor manera, en general, en las familias de menor capital económico. Esto por el mismo hecho de estar siempre enfrentados a situaciones difíciles en términos de recursos, siempre se está privilegiando otro tipo de cosas como la subsistencia. Lo que buscan los establecimientos son otro tipo de conductas que están relacionadas con el nivel socioeconómico, pero no son exclusivas”, explicó Felipe Godoy.

A mediados de año se desarrolló un encuentro entre directores de colegios católicos en Santiago. En esa oportunidad la Vicaría para la Educación incluyó en uno de sus puntos la inclusión multicultural, por tómbola y de niños con discapacidad. Ahí se planteó en palabras y formalizó en un documento el objetivo de normalizar esta idea en todos los establecimientos católicos.

Cristián Infante, Secretario Ejecutivo de la Vicaría para la Educación, explica que solo se pueden hacer cargo de que no exista selección en las escuelas de las que son responsables. Y a pesar de las orientaciones que ellos puedan entregar, esto sigue ocurriendo.

“La pregunta es qué hace que no se hayan cambiado las prácticas. Pienso que hay una evolución muy grande. Pero existen muchos colegios católicos emblemáticos que poseen una cantidad de postulantes mucho mayor a las vacantes que puede ofrecer. Y que en vez de optar por sistemas de tómbolas lo ha hecho por sistemas de entrevistas, que se relaciona con la cercanía del postulante al proyecto educativo”, explicó Cristián Infante.

Asimismo, recalcó que la selección “viene de una época en Chile en donde todo se basaba en los valores de la cristiandad. Pero hoy en una sociedad más secularizada es importante entender que dentro de la aulas se debe priorizar la diversidad para que todos aprendan más y mejor, y a su vez creando mejores ciudadanos. No obstante, este es un proceso que se ha venido dando con mucha fuerza desde la iglesia y yo estoy optimista, pero no es un cambio inmediato” advirtió el Secretario Ejecutivo de la Vicaría para la Educación.

En la actualidad, uno de los ocho proyectos que incluye la Reforma Educacional es el de fin al lucro, selección y copago. En el caso de que se apruebe, todas estas herramientas de selección serían apartadas.

Para el padre Felipe Berrios, no debería existir la selección. Deseando una educación inclusiva, sin clasismos y buscando desarrollar ciudadanos no consumidores el ex capellán de Un Techo Para Chile planteó su discrepancia.berrios

“No debiera haber, y en eso estoy totalmente de acuerdo con la Reforma Educacional, discriminación económica, socioeconómica, por discapacidades, ni por motivos matrimoniales. No debiera haber selección. Eso es lo más próximo al evangelio. Y la selección es lo básico”, manifestó el sacerdote jesuita.

En términos generales, la selección es una herramienta utilizada de manera transversal: tanto en colegios con subvención y municipales, en donde está y en donde no está permitido, en un total de 50 por ciento de los colegios, ya sean católicos, laicos o evangélicos. Dentro de esos parámetros, los establecimientos católicos del episcopado fueron los que pidieron mayores antecedentes socioeconómicos a las familias a la hora de postular. En el futuro, esta práctica debería ser desechada aprobándose el proyecto de ley que pone fin al lucro, al copago y a la selección que en este momento todavía se discute en la Comisión de Educación del Senado.