Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

José Antonio Viera-Gallo: “Desorienta que los partidos del Gobierno discrepen de las mismas acciones del Gobierno”

En el marco del lanzamiento del Índice de Corrupción 2014, el presidente de Chile Transparente, José Antonio Viera-Gallo conversó con el Diario Electrónico y entregó su mirada sobre el momento político y el modo en que la Nueva Mayoría ha manejado el primer año de gobierno. Más trabajo previo y capacidad de diálogo, sobre todo interno, son algunas de sus recomendaciones.

Javier Muñoz

  Miércoles 3 de diciembre 2014 17:06 hrs. 
jose-antonio-viera-gallo

José Antonio Viera Gallo está tranquilo, pero observa el panorama político con inquietud. Desde su puesto, liderando Chile Transparente, ve cómo las reformas comprometidas por la Nueva Mayoría se intentan abrir paso entre una amplia coalición política que no ha escondido sus desencuentros y conflictos. Pero tanto al interior del oficialismo como con la oposición, detecta poco diálogo y muchos ataques. Así y todo demuestra optimismo y asegura que las lecciones del pasado, como el Transantiago, ayudarán a que no se vuelvan a cometer los mismos errores.

¿Está saludable la política en Chile?

Yo veo una política bastante polarizada, sobre todo en el lenguaje, más bien en la elite que en la sociedad misma. La sociedad no refleja ese nivel de crispación que tiene la elite política y eso es malo cuando el país presenta desafíos grandes. No hay duda que en el campo económico, al menos, tenemos un desafío mayor y lo que necesitamos más bien es unidad, diálogo, manteniendo cada uno sus diferencias, sus puntos de vista, su apreciación de la realidad; pero hay que unirse porque la tarea de producir más, crear empleo, mantener empleo y mejorar la renta de las personas es muy importante.

¿Cómo evalúa el trabajo de la Nueva Mayoría en esta primera etapa?

Yo creo que ha ido cumpliendo su programa, que a veces plantea las reformas un poquito apresuradas, pero bueno están en el debate.
Lo que echo de menos es que no haya un programa legislativo mayor, de tal manera que diferencias naturales que hay en una coalición tan amplia se resuelvan antes. Porque cuando las discrepancias fuertes se producen, después… la ciudadanía se desorienta, se desconcierta. Que haya críticas de la oposición es natural, es su función, aunque deberían ser críticas más mesuradas y más constructivas, pero lo que desorienta es cuando los propios partidos del Gobierno comienzan a discrepar de las mismas acciones del Gobierno. Entonces, eso debería servir de lección para futuras reformas, en el sentido de primero tener un acuerdo sustantivo… no formal, sino que sólido de lo que se quiere plantear.

¿La premura en hacer las cosas puede llevar a hacerlas mal, a tener por ejemplo, un nuevo Transantiago?

Yo no lo creo. Siento que Chile aprendió y que esa política pública dejó alguna lección, pero además nunca pasó por el Congreso, lo que quizás fue un error. Todas estas reformas que actualmente hablamos pasan por el Congreso y eso es muy positivo porque hay más gente que opina, más gente que analiza, que escruta y hace sugerencias. Los parlamentarios además tienen la enorme ventaja de conocer la realidad local, concreta; los ministros a veces las conocen a través de “estudios”, los otros la ven en concreto, entonces ellos hacen sus aportes sobre lo que viven.

Yo no creo que haya un problema mayor en la implementación de las reformas. Lo que debería haber, es, como digo, reformas que se planteen de un modo tal que los ciudadanos las apoyen mayoritariamente. No reformas que en el camino vayan perdiendo apoyo sino ganando apoyo, eso es lo que me sorprende.

En un contexto de probidad y transparencia ¿Qué le parece el papel que ha tenido el PC y la UDI en cuanto al avance de las investigaciones por el caso Penta y la Universidad Arcis?

La verdad es que no estoy muy al corriente, pero lo que leo en la prensa no me parece adecuado. Yo creo que hay que transparentar todo. Si ha habido irregularidades en la Universidad Arcis que se conozcan, y si ha habido irregularidades, como parece que las hay, en el caso Penta, bueno que la Fiscalía haga lo suyo y la comisión respectiva del parlamento. Yo creo que no estamos en una época en que las cosas se puedan tapar y menos empatar.

Esto estaría protegiendo a todo el sistema político, para que no caigan todos.

Los acuerdos se pueden hacer, pero para el futuro, que fue lo que se hizo en la época del Presidente Lagos con el famoso caso de las Obras Públicas (MOP- Gate), pero eso no paró las investigaciones y la jueza (Gloria Ana) Chevesich siguió adelante, bien, mal, eso se podrá discutir, pero siguió adelante. Los acuerdos eran para que no volviera a ocurrir y se hicieron avances importantes.

Pero aquí se supone que están frenando que la Comisión siga investigando…

No sé si existe este acuerdo, pero si así fuera, me parece completamente negativo.

¿Cómo ve el regreso de José Miguel Insulza a Chile?

El vuelve en mayo después del mandato en la Organización de los Estados Americanos (OEA). Siempre ha sido un político, un servidor público, yo me imagino que seguirá en lo mismo, pero el futuro lo tiene que definir él. En lo personal mí me parece positivo que vuelva, cumplió una muy buena función en la OEA y bueno, después de diez años, a pesar de que nunca se ha desvinculado de Chile ya que ha estado siempre bien informado, vendrá y ya veremos en qué puede colaborar.