Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de diciembre de 2022

Escritorio

Dirigentes de Salamanca establecerán mesa de diálogo con el Gobierno

Los dirigentes de la ciudad de Salamanca, junto con el Gobierno sostendrán una mesa de diálogo este sábado para abordar el problema de la escasez de agua en el valle del Choapa, producto del intenso uso que de ella hace la minera Los Pelambres, propiedad del Grupo Luksic. Sin embargo, esta instancia no contará con la presencia de los otros pobladores movilizados en contra de las faenas mineras, los habitantes de Caimanes, quienes llevan más de cien días de protestas pacíficas, quienes demandan que tanto los medios de comunicación, como el Gobierno, ha confundido, con segundas intenciones, las demandas de ambas agrupaciones.

Paula Correa

  Viernes 6 de marzo 2015 20:47 hrs. 
Caimanes_Contamina

Compartir en

Este sábado se desarrollará una mesa de diálogo entre el Gobierno y los dirigentes de Salamanca para buscar discutir el petitorio en el que solicitan que la empresa deje de ocupar el agua del valle del Choapa ante el escenario de escasez hídrica que afecta a la zona.

Esto podría terminar con los enfrentamientos que se han visto en estos días, mientras, la comunidad de Caimanes, ubicada unos noventa kilómetros, sigue sin respuesta. Minera Los Pelambres, continúa con el desacato del fallo de la Corte Suprema y continúa la movilización pacífica que mantienen desde hace ya más de cien días.

Después de once días movilizados, mañana a las diez de la mañana, los dirigentes de Salamanca y Minera Los Pelambres se reunirán en la Municipalidad, acompañados de actores de Gobierno, para buscar una solución al petitorio de los ciudadanos que piden que la empresa del Grupo Luksic no ocupe el agua dulce, y que invierta en una planta desalinizadora para sus procesos mineros.

La Intendenta de Coquimbo, Hanne Utreras valoró la voluntad y afirmó que la única forma de enfrentar este conflicto es el diálogo entre las tres partes: las comunidades, el gobierno y la empresa.

Ismael Maldonado, vocero de Salamanca confirmó la participación de los dirigentes en el encuentro y sostuvo que su solicitud no pasa porque se vaya la minera del sector, sino que por exigir coherencia con sus principios, como señala su propio portal electrónico, donde afirma que la compañía “desarrolla su negocio obedece a un comportamiento ético, responsable y sustentable”.

“Nadie está pidiendo que la empresa se vaya. Sabemos que es un polo de desarrollo económico importante y beneficia a mucha gente con cientos de puestos de trabajo, simplemente se le está pidiendo que haga las cosas bien y, en el contexto de la sequía que tenemos, es impresentable que una de las compañías mineras más grandes del mundo (la sexta más grande del mundo), no tenga en sus procesos metalúrgicos un ideal de sustentabilidad. No puede seguir utilizando el agua dulce del Valle del Choapa y de la Comuna de Salamanca porque ya no hay. Simplemente porque ya no hay”, dijo Maldonado.

La empresa ha sostenido varias veces que la falta de agua no se debe al uso indebido de la faena, sino a la sequía de la zona. Sin embargo actualmente el río trae mil 700 litros de agua por segundo, de los cuales la minera ocupa cerca de 800 para poder operar.

El acuerdo se logró en una reunión en La Moneda que se extendió hasta pasadas las 22 horas de este jueves. Esto después de fuertes episodios de violencia en el valle del Choapa, donde se registraron lesionados e incluso un ciudadano perdió un ojo, ante lo que el mismo Instituto Nacional de Derechos Humanos hizo un llamado al Gobierno y reiteró que “no es bueno enviar a fuerzas espaciales a conflictos sociales que requieren de medidas políticas para ser resueltos”.

También estuvieron presente los parlamentarios de la zona, tanto senadores como diputados, entre los que el figura el socialista Luis Lemus quien cursó una invitación al Congreso, donde los dirigentes expusieron ante las comisiones de Medio Ambiente y Derechos Humanos, lo que generó la condena de parlamentarios de diversos sectores. Luego se reunieron con Carabineros y con el mismo Ministerio del Interior, sobre lo que se refirió Lemus.

“La situación de violencia que se generó justamente el día que estábamos en el Parlamento dialogando fue muy fuerte, como 20 personas resultaron heridas a balín. El día jueves al Director Nacional de Carabineros le pedimos que sacara agregados de Carabineros de Chile en la zona, porque había cometido excesos. Nosotros tenemos sospechas de que hubo heridos de bala”, señaló el parlamentario, por lo que pidió que se investigara esta situación.

Los que no se entienden con Lemus, y tampoco fueron invitados a estos encuentros son los vecinos de los dirigentes de Salamanca, los pobladores de Caimanes. Si bien estas localidades se ubican en el mismo sector, el valle del Choapa, tienen demandas diferentes.

Caimanes ha seguido, entre otros caminos, la vía judicial y cuenta con dos fallos favorables a su favor. Uno de ellos, ratificado por el Máximo Tribunal obliga a la minera a restituir el cauce natural de las aguas del valle, haciendo todas las modificaciones que se requieran en el Tranque El Mauro, tema que es de difícil factibilidad técnica.

Andrés Morán, gerente de Asuntos Externos de Antofagasta Minerals, afirmó que entregaron el 25 de noviembre pasado un plan de obras al tribunal de Los Vilos y que “han cumplido”. Sin embargo, la abogada defensora de la comunidad, Sandra Dagnino, sostuvo anteriormente que ese plan no responde en lo más mínimo a las exigencias.

Por ello mantienen una toma de ruta pacífica desde hace más de cien días exigiendo el cumplimiento de las órdenes de la corte. Sin embargo, los medios de comunicación y las mismas autoridades han confundido las demandas, aparentemente con una segunda intención tal como indicó el dirigente de Caimanes, Álvaro Badillo.

“Nosotros estamos seguros de que entre la minera y personajes del gobierno, en este caso los políticos, están vinculando a Caimanes y les conviene que esto salga así en los medios, porque Caimanes es la comunidad que tiene más afectado a los Luksic y al Gobierno. Tenemos un fallo de la Corte Suprema que les puede cerrar el tranque y, por ende, van a tener que cerrar su faena mientras no tengan donde tirar su basura. Entonces para ellos es muy grave el tema en el futuro porque se viene todo encima, por lo tanto ellos necesitan que Caimanes se vea involucrado, que aparezca como que va a haber una solución para la gente del Choapa y que esto aparezca silenciado”.

Los dirigentes de Caimanes siguen sin respuesta. Si bien tienen metas distintas y no trabajan en conjunto, ambos movimientos solidarizan. Sin embargo, el conflicto es el mismo: los impactos que ha dejado en las localidades la instalación de Minera Los Pelambres que durante años no ha dado respuesta a las comunidades aledañas.

Síguenos en