Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Expertos evalúan gestión del ex ministro Arenas

Los economistas Manuel Riesco del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (CENDA), y Francisco Klapp del Instituto Libertad y Desarrollo plantearon sus puntos de vista sobre el cambio realizado este lunes en el Ministerio de Hacienda. Mientras Riesco enfatizó el hecho de que Arenas no fuera del gusto del empresariado por las reformas llevadas a cabo, Klapp sostuvo que el nuevo titular de Hacienda, Rodrigo Valdés, debe demostrar, a su juicio, mayor preocupación por el crecimiento económico y los equilibrios macroeconómicos.

Héctor Areyuna y Gonzalo Castillo

  Martes 12 de mayo 2015 8:39 hrs. 





Las voces que solicitaban un cambio en la conducción del Ministerio de Hacienda encontraron respuesta este lunes, con la salida del ahora ex ministro Alberto Arenas, y el arribo en su reemplazo de Rodrigo Valdés, quien es ingeniero comercial con mención en economía de la Universidad de Chile y Ph.D. en economía del MIT.

Militante del Partido Por la Democracia (PPD),trabajó en el Fondo Monetario Internacional en varias misiones, y en otras instituciones como el Barclays Capital Inc. en Nueva York, con foco en Chile, Brasil y México; en el Banco Central de Chile como responsable del Informe de Política Monetaria; siendo su última labor, antes de asumir la cartera de Hacienda, la presidencia del directorio y del Comité Ejecutivo de BancoEstado.

Las razones que explicarían este cambio realizado por la Presidenta Bachelet, el que implicó que por segunda vez desde el fin de la dictadura, un ministro de Hacienda fuera removido de su cargo antes de que terminara el período presidencial, fueron abordadas por expertos en esta materia.

El economista del Instituto Libertad y Desarrollo, Francisco Klapp sostuvo que la gestión del ministro Arenas marcó un punto de inflexión en una tradición, a juicio del economista, de titulares de Hacienda, que se caracterizaban por la preocupación por el crecimiento económico y la mesura en el gasto público.

En cambio, con el ahora ex ministro de Michelle Bachelet se habría priorizado el aspecto político e ideológico en su administración, cuestión que debería cambiar con la llegada del nuevo secretario de Estado, Rodrigo Valdés, quien debería plantear una gestión más apegada a lo que realizaron quienes precedieron a Alberto Arenas al resguardo del erario público.

“De alguna forma se había perdido el foco que siempre ha tenido el Ministerio de Hacienda respecto a que el crecimiento es lo primordial, la estabilidad de las finanzas públicas es lo primero. Esta estabilidad macroeconómica y potencial crecimiento de nuestra economía es lo primero, y yo creo que quizás se olvidó en una agenda política distinta con este ex ministro, y en ese mismo código entiendo la llegada de Valdés, una persona reconocida por su capacidad técnica, conocida, que ha trabajado en bancos internacionales, ha trabajado en el FMI, y que probablemente tiene una visión más cercana a sus predecesores”.

Así como Francisco Klapp, desde el mundo empresarial destacaron el arribo de Rodrigo Valdés al Ministerio de Hacienda, como fue el caso del presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Ricardo Mewes quien destacó los vínculos del nuevo secretario de Estado con el sector privado.

Asimismo, el presidente de la Sofofa, Herman Von Mühlenbrock, expresó que esto es una señal de que el Gobierno considerará ahora las variables de crecimiento, inversión y empleo, mientras que Patricio Crespo de la Sociedad Nacional de Agricultura dijo que con esto ahora “todos los chilenos tenemos la oportunidad de opinar”.

Al contrario, el economista del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo(CENDA), Manuel Riesco señaló que la salida del ex ministro Arenas se debió a la crisis política que está viviendo el país, y específicamente por los trascendidos sobre las supuestas presiones que ejerció Hacienda, así como Interior, para evitar que continuaran las investigaciones sobre financiamiento irregular de campañas.

“La crisis política que se ha venido desarrollando posteriormente, lamentablemente, de una manera lateral, complicó en cierta medida al ministro Arenas, junto con el ministro Peñailillo, y fueron identificados con o sin razón, como que habían ejercido cierta influencia para que no se investigaran determinados delitos tributarios, para financiar la campaña de la propia Nueva Mayoría”.

De todos modos, el economista de CENDA destaca el hecho de que Arenas haya sido blanco de críticas por parte del empresariado, lo que debería ser considerado honroso, y esa misma línea debería seguir el nuevo ministro de Hacienda, en pos del cumplimiento del Programa de Gobierno de Michelle Bachelet

“Yo quiero destacar el que es una honra para el ministro Arenas, que no haya sido del gusto del gran empresariado, eso es muy bueno. Y esperamos que el nuevo ministro continúe con esa honrosa tradición. Porque una cosa es tener buenas relaciones con los empresarios, y otra es pretender erigirse en un representante directo del empresariado en el seno del gobierno, que es completamente inadecuado, y es algo que no puede ser aceptado”.

Finalmente, para Manuel Riesco, el ministro Valdés tiene que continuar con el planteamiento del ministro Arenas, en el sentido de tener una fuerte presencia del sector público en la recuperación económica, y un manejo de las finanzas públicas que también estimulen el crecimiento, en definitiva cumplir el programa de gobierno y no lo que pretendan los empresarios.

Por su parte, el senador del MAS, Alejandro Navarro expresó que Arenas deja el Ministerio luego de apuntalar la reforma tributaria, lo que le reportó roces con el empresariado, no obstante realizar con éxito esta fase del trabajo, el que ahora, a juicio del parlamentario debe ser profundizado a través de vínculos entre el mundo público y privado, los cuales puede ejercer de forma más expedita el nuevo titular de esta cartera.

“La Presidenta optó por innovar en la política y en la economía y eso se va a notar. Creo que Rodrigo Valdés reúne un perfil distinto al de Arenas. A Arenas le tocó la pega dura, tallar la piedra bruta, enfrentar al empresariado, hacer la reforma tributaria más grande de la historia de Chile y eso tiene costos y tiene desgastes. El periodo que se inicia ahora en materia económica es un periodo de estrecha colaboración, de alianza estratégica público-privada. Y Rodrigo Valdés viene de uno de los bancos más grandes en Chile, con experiencia muy práctica de cómo hacer las cosas, cómo desarrollar proyectos productivos”.

Por de pronto, la bolsa de comercio de Santiago parece respaldar la visión optimista que el empresariado tiene de la llegada de Rodrigo Valdés en reemplazo de Alberto Arenas en el Ministerio de Hacienda, ya que este martes el índice Ipsa, subió un 0,95% a 4.144,98 puntos, marcando su mayor nivel desde el 6 de junio de 2013.