Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores del Transantiago demandan resguardo por agresiones

Frente las constantes agresiones por parte de vándalos, los trabajadores de la empresa Subus exigieron al gobierno tomar medidas para terminar con un problema que pone en peligro tanto a trabajadores como a pasajeros. No descartan un paro.

Claudio Garrido

  Lunes 26 de septiembre 2016 20:32 hrs. 
img_20160926_102156201





Trabajadores del Transantiago se dirigieron este lunes a la Intendencia Metropolitana para solicitar que se establezca una mesa de trabajo en la que proponen abordar el problema de las agresiones a los choferes del sistema. Sobre todo en las fechas de partidos de fútbol de alta convocatoria, además de los llamados “banderazos”, los cuales pidieron a la intendencia no autorizar.

Los conductores denuncian ser objeto de constantes amenazas y agresiones por parte de vándalos en los días de estos eventos, además de producirse secuestros de buses. Hechos que vulneran la seguridad tanto de los operadores como de los pasajeros.

Los trabajadores agrupados en la Confederación Nacional Unitaria de Trabajadores del Transporte y Afines de Chile (Conutt) declararon que de no haber una solución por parte del gobierno, paralizarán los servicios los días los “banderazos” y también en la jornada del Superclásico de fútbol este domingo, con el fin de evitar los hechos vandálicos.

Reclaman que las mesas de trabajo realizadas para estas contingencias han resultado estériles toda vez que se repiten episodios de agresiones a conductores y buses destruidos. “Siempre hemos tenido conductores agredidos y usuarios que se han visto afectados por estos delincuentes que se apoderan de los buses”, expresó el el vicepresidente de la Conutt y dirigente de Subus, Boris Guerrero.

El gobierno dispuso para el día del Superclásico un dispositivo de seguridad con mayor dotación de carabineros en avenidas con el mayor flujo de barristas y coordinación con las centrales de flota de las empresas para enfrentar situaciones de vandalismo en los buses.

Pero el problema de las agresiones a choferes de Transantiago no sólo se da en vísperas de partidos. Constantemente, los trabajadores del sistema se ven enfrentados a estas situaciones por diversos motivos.

Al cabo de diez años del inicio del Transantiago, se trata de un tema pendiente que los choferes insisten en que se le ponga atención para una solución definitiva.

El dirigente del sindicato Los Halcones de Pudahuel de la empresa Express de Santiago, Claudio González, manifestó que las agresiones son pan de cada día en los buses de Transantiago.

“Todos los días hay personas que son agredidas. No necesariamente por fechas específicas, sino heridas por el público, que de alguna forma no está contento con el servicio, o en las noches cuando de alguna u otra forma los buses tienen menor cantidad de público, hay conductores que son agredidos para ser asaltados, e incluso han sido apuñalados”, indicó Claudio González.

Desde dicho sindicato apelan a que es fundamental reforzar la seguridad de los vehículos con la instalación de cabinas que los protejan de eventuales agresiones.

Por su parte, Boris Guerrero, indicó que esto puede resolverse mediante la instauración de un estatuto para trabajadores de Transantiago que vele por el tema de la seguridad.

“Como Conutt formamos parte de la mesa que se construyó para un nuevo Transantiago, y es de esperar que en las propuestas de la licitación sí se incluirá un estatuto especial para los conductores y evidentemente ahí debiera estar reflejado el tema de la seguridad”, dijo Guerrero.

Como piso mínimo de este estatuto, el dirigente estimó que pasa por el mismo derecho que tiene cualquier usuario. “Tú como usuario al subirte a un bus exiges las garantías mínimas para que tu desplazamiento sea con seguridad. Es la misma exigencia que tenemos los trabajadores”, expresó.

Claudio González agregó que los problemas de seguridad y vulneración de derechos se viven en otros ámbitos que afectan el confort de los usuarios y conductores. Reclama que los buses no cuentan con las condiciones mecánicas adecuadas para trabajar, y que incluso se siguen suscitando episodios en los que los operadores no cuentan siquiera con las mas mínimas medidas sanitarias para trabajar. Hecho que, según manifestó el dirigente, fue fiscalizado por la autoridad, pero a la fecha no se ha emitido un informe al respecto.

Por su parte, el Seremi de Transportes, Matías Salazar, indicó que en la próxima licitación de Transantiago se contemplan modificaciones en el diseño de los buses y la incorporación de elementos de seguridad. Sin embargo, estimó que los derechos de los trabajadores en términos de seguridad se encuentran resguardados en la legislación actual.

“Los derechos de los trabajadores están resguardados en el Código del Trabajo. Y además, decirles por ejemplo que en la última modificación de la ley de violencia en los estadios, de eventos masivos, se estableció un delito especial que se denomina ‘secuestro de buses’. de modo más que los antiguamente era un delito de años o amenazas, se creó un delito especial que es el secuestro de buses que estableció una sanción especial para ese delito. Y ese delito especial es una forma de proteger al conductor, y desde luego al bus, es un gran avance”.

Los trabajadores aspiran a que este aspecto se vea reflejado en las bases de licitación para la renovación del Transantiago, proceso que deberá realizarse a partir del próximo año. En ese contexto, el ministro de Transporte Andrés Gómez-Lobo se reunió con el contralor general de la República, Jorge Bermúdez, para plantear la importancia de agilizar el proceso de toma de razón de las bases de licitación del nuevo sistema, con el fin de cumplir con las fechas planificadas.