Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Sindicato del GAM busca iniciar proceso de negociación colectiva

Los trabajadores del Centro Cultural Gabriela Mistral acudieron a un procedimiento en la Inspección del Trabajo para que falle respecto a si aplican o no las excepciones de la norma del Código del Trabajo.

Victoria Viñals

  Domingo 4 de diciembre 2016 21:11 hrs. 





“Nosotros siempre pensamos que no teníamos derecho a la negociación colectiva reglada porque el GAM es una corporación sin fines de lucro que recibe más del 50 por ciento de aportes del Estado, a través del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA). Eso era real hasta el año 2014 que la Dirección del Trabajo falló a favor de una contratista del Sename permitiéndoles iniciar una negociación colectiva”, explica Simón Bousquet, vocero del Sindicato de Trabajadores del GAM.

En base a este hallazgo, la agrupación de trabajadores ha iniciado un proceso que busca que les sea reconocido su derecho a la negociación colectiva reglada.

En septiembre de 2014 la Dirección del Trabajo emitió una normativa que fija el sentido y alcance que debe darse a la norma contenida en el artículo 304 del Código del Trabajo, que establece prohibiciones a la negociación colectiva.

Uno de los puntos que declara es que tratándose de empresas o instituciones públicas o privadas cuyos presupuestos, en cualquiera de los dos últimos años, hayan sido financiados en más de un 50 por ciento directamente por el Estado, se aplica la imposibilidad de abrir la negociación colectiva.

Pese a esta declaración, la normativa aclara que esta prohibición rige solo en caso de que los aportes estatales respectivos se hubieren entregado “a título gratuito a las referidas entidades, por haberse acogido estas a un régimen legal o convencional previsto al efecto, que no implique a su respecto la obligación de efectuar contraprestación alguna en compensación por tal provisión de fondos”.

Por el contrario,  y para los efectos de la discusión legal no constituirán financiamiento directo del Estado el desembolso de fondos públicos transferidos a las referidas entidades con la finalidad de obtener de estas “una prestación recíproca en bienes o servicios, circunstancia que deberá determinarse por este Servicio en la investigación que le corresponda efectuar en forma previa a resolver sobre la materia”.

Este año, se emitió un nuevo ordinario que ratifica lo expuesto en el documento del 2014.

“Hay un convenio entre el CNCA y el GAM, donde se establece esta relación de prestación de servicios que consiste en que se pasa un dinero que es en dos tandas y lo que se espera es que la corporación haga una retribución al respecto”, relata Bousquet.

Anteriormente, los trabajadores y autoridades del GAM iniciaron una mediación en la Inspección del Trabajo. De esa iniciativa emanó un convenio hace las veces de contrato, establecido por la voluntad de las partes y que es el actualmente vigente entre los trabajadores y la administración del Museo.

Precedente

La importancia de determinar la naturaleza de la relación del GAM con el Estado, es que podría dilucidar la naturaleza de las corporaciones y fijar el estatuto que rige sus relaciones laborales.

La relevancia de esta situación, el conflicto jurídico y el precedente que podría establecer, convierten este hecho en un conflicto mucho más profundo que lo que concierne al caso puntual del GAM.

“Con este hecho y con el objetivo de crear un precedente político para las negociaciones colectivas y el derecho a huelga especialmente de las corporaciones y fundaciones culturales. Si esto sale nosotros lo vamos a transformar en estándar”, señala Bousquet.

Para avanzar en estos procesos, el dirigente afirmó que el sindicato del GAM está formando junto con otras instituciones similar naturaleza, una coordinadora que permita organizar a los trabajadores de la rama. El Museo Interactivo Mirador, Villa Grimaldi, el Centro Cultural Ex Cárcel de Valparaíso, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles y Balmaceda 1215 serían los centros que la integran.

El caso puntual

En tanto, el Director Ejecutivo del GAM, Felipe Mella, explicó que desde que asumió su cargo en enero de este año, se han realizado importantes cambios con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los trabajadores.

“Esta administración ha estado siempre abierta a conversar y a negociar con los trabajadores, y así lo hemos hecho desde que yo asumí como director. Hemos logrado en muy poco tiempo entregar tres beneficios que los trabajadores llevaban más de cuatro años exigiendo. Un programa de vacunación para todos los trabajadores, se les entregaron 18 diplomados en universidad para mejorar la capacitación de los trabajadores y además se les entregó un seguro de salud complementario a todos los trabajadores del GAM”.

Para mediados de diciembre se espera que la Inspección del Trabajo emita una resolución que señale en definitiva si corresponde o no aplicar negociaciones colectivas en este caso.

En el supuesto de que el organismo autorice la aplicación de las normas que rigen  la negociación colectiva, se marcaría un importante precedente para los trabajadores de corporaciones que prestan servicios al Estado, no sólo en el ámbito de la cultura, sino que en todas las ramas económicas.