Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 18 de agosto de 2022

Escritorio

Nabila Rifo: ”Vi cuando Mauricio me pegó con piedras y yo me hice la muerta para que no me siguiera golpeando”

Víctima inculpó directamente al imputado de femicidio frustrado en su declaración ante el Tribunal. Defensa puso el énfasis en las contradicciones de sus declaraciones previas entregadas a una psicóloga y a un asistente social, cuando asegura que un joven alto con aspecto metalero la atacó.

Diario El Divisadero

  Sábado 25 de marzo 2017 9:58 hrs. 
C7ou2s2WkAA-Rpd

Compartir en

Coyhaique-. Fue una jornada crucial la de este jueves en el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique. El noveno día de Juicio Oral contra Mauricio Ortega estuvo marcado por el larguísimo testimonio entregado por Nabila Rifo, quien estuvo por casi cuatro horas en el tribunal, con dos recesos incluidos.

La víctima accedió a que la prensa estuviera presente en la audiencia y que esta se transmitiera en vivo, según indicó el presidente del Tribunal, quien conversó con Rifo antes de empezar los interrogatorios.

En la oportunidad, Nabila Rifo afirmó que su relación afectiva con Mauricio Ortega era tormentosa, “siempre fue mala”dijo, y estaba marcada por constantes malos tratos y “humillaciones”, debido a que el imputado nunca estaba contento con nada de lo que ella hacía. “Él de repente se molestaba con cualquier cosa, por la comida, decía que no lo hacía bien, con los chicos, por cualquier cosa”, declaró.

Además, respecto de los hechos previos a la noche del 14 de mayo de 2016, negó que ella se hubiese cortado una mano ayudando a cortar carne para consumo, como había narrado Mauricio Ortega en la jornada de apertura de los alegatos, el lunes de la semana pasada. Con eso, se descartaría que la sangre de ella, encontrada en un polar de Ortega, haya sido por un accidente casero.

Ataque

Nabila Rifo reconoció ante el tribunal que durante la fiesta había bebido alcohol y se había levantado la polera frente a sus amigos, lo que derivó en que Mauricio Ortega empezara a insultarla, llamándola “maraca” y “puta”, y la golpeara.

Luego de esto, la mujer decidió salir de la casa por calle Lautaro hacia arriba. “Abro, dejo todo colgado en el clavo y dejo el portón abierto. Ahí sale Mauricio, yo iba por Lautaro hacia arriba y Mauricio me decía vuelve, y empieza a seguirme”.

Consultada sobre si vio a Ortega con las piedras en la mano, dice que no, pues ella lo miraba a la cara.

“Después yo lo esperé un poco, me dijo no me peleemos más. Íbamos caminando, cruzamos Monreal y quedamos frente a frente. Ahí se puso a alegar, le dije que al otro día me iba a ir, que era insolente, insoportable, y en eso me doy vuelta y siento que me pega con una piedra en la cabeza.”.

La mujer relató que “la primera que sentí, me llegó a retumbar, me bajó todo lo que había tomado, la segunda igual, era una piedra muy grande y con la tercera yo quedo inconsciente. Con el primer golpe me botó al pasto y de ahí ya no doy más, quedo mirando para arriba, me hice como la muerta para que no me siga pegando”.

Durante las preguntas que contestó a la defensa, Nabila Rifo reiteró que “Yo vi cuando Mauricio me pegó con las piedras, yo lo vi”.

Durante su declaración, Nabila Rifo además negó ante el tribunal que Mauricio Ortega la hubiera violentado sexualmente durante la agresión.

Contradicciones

La defensa interrogó largamente a Nabila Rifo acerca de las declaraciones que ella entregó a su psicóloga y una asistente social, días antes de declarar ante los fiscales del Ministerio Público en Santiago, en las que reconoció que un joven alto con aspecto de metalero la había atacado.

Al respecto, la mujer fue enfática en varias oportunidades en recalcar que mintió en esas declaraciones “para proteger a Mauricio”.

En el desarrollo de su declaración, manifestó que “cuando desperté en el hospital mi mente estaba muy confundida. No sabía qué estaba pasando. Los ojos los tenía vendados”. Sin embargo, cuando recibió a los fiscales decidió cambiar su versión y “decir la verdad”, debido a que se enteró de que no iba a volver a ver nunca más.

Durante su declaración, Nabila Rifo reconoció haber sido presionada por familiares del imputado para que cambiara su versión. En una de esas ocasiones, fue grabada sin su consentimiento por familiares de Ortega, quienes entregaron los audios a un medio de comunicación.

Reacciones

Después de la audiencia, el defensor Ricardo Flores explicó que los constantes cuestionamientos a las primeras y segundas declaraciones de Nabila (donde afirmó que la atacó un metalero) en comparación con la tercera (ante los fiscales, cuando asegura que fue Mauricio Ortega quien la atacó), son “una gran base”. “De hecho, al tribunal también le llama la atención” las contradicciones, según comentó.

Consultado sobre el porqué de aquellas contradicciones, Flores indicó que “sentimos que hay una figura de sobreexposición, ella dijo que ‘ya me han filmado tanto que una vez más no me afecta’ y en segundo lugar, porque hay una sobreintervención respecto de la misma y van quedando expectativas y figuras que pueden muy difíciles de contrastar y eso va creando declaraciones totalmente ambiguas y contradictorias”.

Durante la intervención del defensor regional Fernando Acuña en la audiencia, este preguntó a la víctima acerca de las relaciones sexuales que había sostenido con otras personas antes del ataque, las que fueron duramente cuestionadas ante el tribunal por la fiscalía y la abogada de Sernameg.

Al respecto, Flores indicó que “las preguntas, siendo pertinentes, el tribunal las declaró pertinentes. La forma en que se hicieron fue con delicadeza y respeto, pero se tenían que formular para esclarecer la verdad. La verdad, y la pregunta se cortó y no me voy a referir a ningún punto en ese sentido, porque así lo señaló el tribunal, en cuanto a las respuestas que se dieron de su vida sexual, apuntaban a esclarecer el punto de un ADN encontrado en el cuerpo de Nabila Rifo y poder descartar a cualquier participante que hubiera dado cuenta de una relación voluntaria, lo cual afirme el punto de una agresión sexual”.

Por otro lado, el defensor indicó que cuando Nabila Rifo dice que no ve si Mauricio Ortega la sigue por calle Lautaro con piedras en las manos, se echa por tierra lo planteado por la Fiscalía desde el primer día.

Síguenos en