Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Comunidades lafkenches evalúan demanda internacional por proyecto de Celco

La abogada de los habitantes afectados estudia la posibilidad de recurrir a instancias internacionales y demandar al Estado de Chile para revertir la decisión, adoptada por la Corte Suprema, que autoriza la ampliación de la Planta Arauco, propiedad del Grupo Angelini.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 31 de mayo 2017 20:55 hrs. 
celulosa arauco

Paula Villegas, abogada de las comunidades mapuche-lafkenches que habitan las costas del Golfo de Arauco, Región del Biobío, anunció que estudia demandar al Estado de Chile en instancias internacionales, luego de la resolución de la Corte Suprema que dio luz verde al megaproyecto de celulosa denominado Modernización y Ampliación de la Planta Arauco (MAPA).

En fallo unánime, el máximo tribunal rechazó un recurso presentado por los habitantes de la zona, quienes denunciaban no haber sido considerados en la consulta indígena del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto, de acuerdo al convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

Esta sentencia descartó una infracción de la ley en la decisión y consideró que las familias mapuche-lafkenches no dieron prueba de haber sido omitidas en este proceso de consulta indígena.

La representante legal de los reclamantes, Paula Villegas, además de aceptar la decisión del máximo tribunal no descartó recurrir a instancias judiciales internacionales para revertir el polémico fallo.

“Esta resolución resta certeza jurídica a los actos de administración del Estado, por lo tanto deja abierta la puerta a que en el futuro pudieran dejarse sin efecto otras resoluciones ambientales por la vía judicial. El dictamen podría excepcionalmente ser impugnable a través de un recurso extraordinario, pero vemos más plausible la alternativa de poder recurrir a tribunales internacionales, y en ese caso una acción dirigida en contra del Estado de Chile”, argumentó.

El proyecto Nuevo Horcones o M.A.P.A considera la modernización de la planta Horcones de Celulosa Arauco en la ruta 160 entre las localidades de Laraquete y Carampangue.

Luego de varias décadas operando en la zona, la empresa de propiedad del Grupo Angelini, indica que hoy busca modernizar sus instalaciones para disminuir la contaminación. Pero además, el plan está destinado a triplicar la producción de pulpa de celulosa en este complejo industrial, pasando de las actuales 790 mil toneladas anuales a más de 2 millones, convirtiéndose en la mayor planta del país y una de las más grandes de América Latina.

Para Pablo Gutiérrez, vocero de las comunidades indígenas mapuche-lafkenches que habitan las costas del Golfo de Arauco, este complejo industrial ha generado una alta contaminación tanto atmosférica como de desechos industriales en el mar desde hace ya varias décadas.

Gutiérrez alertó específicamente sobre la ampliación del ducto de residuos en medio de una zona que, por el norte, tiene la contaminación de esta celulosa y, por el otro lado, la de las termoeléctricas.

“Eso significa que el Golfo de Arauco que ya está contaminado y que los mariscos que se están vendiendo son consumidos por la población, evidentemente que ese golfo va a pudrirse más todavía, porque su ducto va a ser de mayor dimensión, y si hablan de desarrollo, utilización de mano de obra local, sabemos que eso es un cierto mito que se utiliza en estos casos”, aseveró.

El vocero agregó que la situación en la que están enfrentados es complicada, ya que el grupo empresarial tiene un grave prontuario en esta materia, como la muerte masiva de cisnes de cuello negro en las aguas del Santuario de la Naturaleza en Valdivia, originada por la descarga residuos líquidos industriales.

Alto impacto 

El académico del Departamento de Recursos Naturales de la Universidad de Chile, Bernardo Reyes, advirtió  sobre la destrucción y fragmentación del bosque nativo, además de reducir la biodiversidad debido a la plantación a gran escala de eucaliptos.

El también director de la ONG Ética en los Bosques, alertó además sobre la alteración de los ciclos hidrológicos con el agotamiento del agua en las napas subterráneas, vertientes y cuencas, problema que hoy ya afecta a los que habitan en la Provincia de Arauco.

“Los programas de Gobierno para mejorar las condiciones de las especies animales que habitan en la zona son prácticamente nulos. Si estamos plantando todo de eucaliptus las probabilidades de que la biodiversidad y el endemismo que se encuentra en Nahuelbuta puedan ser protegidos son realmente escasos, además de los impactos que la empresa hoy día tiene y que son escasamente monitoreados por el Estado con respecto a la salud de la población”, detalló.

Después de publicarse la decisión del máximo tribunal, Celulosa Arauco y Constitución (Celco), destacó la determinación. El gerente de asuntos corporativos y comerciales de la compañía forestal, Charles Kimber, manifestó en una declaración su “satisfacción por el reciente fallo de la Corte Suprema respecto del proyecto Modernización y Ampliación de la Planta”.

Kimber añadió que “en relación al desarrollo de la construcción de la nueva línea de producción de celulosa, Arauco revisará y actualizará los estudios económicos, financieros y de mercado necesarios para aprobar la construcción”.

Cabe destacar  que la compañía propiedad de empresas Copec, posee 1,6 millones de hectáreas de masa forestal distribuidas en Chile, Argentina, Brasil y Uruguay.

Según reportes de la Superintendencia de Valores y Seguros en términos de ventas, el holding de propiedad del grupo Angelini encabezó el listado de utilidades de empresas, por más de 4 mil millones de dólares en 2016.