Diario y Radio U Chile

Año XIII, 7 de marzo de 2021

Escritorio MENÚ

Los factores ocultos tras la derrota de Carolina Goic en la Junta Nacional

El interés propio de las regiones, el conflicto con Sergio Espejo en la Región de O’Higgins y el apoyo a otras candidaturas cuestionadas también en términos valóricos, fueron motivos que también complicaron en el escenario de la colectividad.

Maximiliano Alarcón

  Martes 1 de agosto 2017 20:10 hrs. 
30 de Abril de 2012/SANTIAGO



Los Diputados de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, Pablo Lorenzini y Fuad Chahin, se reunieron esta mañana con los dirigentes de la Consfecove, realizando una conferencia de prensa para dar a conocer las demandas pendientes en temas de Comercio.

Foto:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO


La Democracia Cristiana vive una fuerte crisis. El diputado Sergio Espejo y la ahora ex subsecretaria del Ministerio de la Mujer, María Luisa España, renunciaron a la colectividad, hundiendo más al partido.

En tanto, la presidenta de la falange y candidata a La Moneda, Carolina Goic, se encuentra reflexionando sobre si seguirá con su carrera para ser la máxima autoridad de gobierno.

Si bien la colectividad no vivía su mejor momento, la mayor debacle vino con la Junta Nacional del sábado, cuando se aprobó la candidatura de Ricardo Rincón.

La imagen que dejó la cita del sábado es que las bases le dieron la espalda a Goic, y si bien hay mucho de cierto en aquella ilustración, hubo otros factores que la dirigenta de la falange no consideró y no supo manejar, las que finalmente pasaron la cuenta.

El enojo de las regiones

A fines de mayo la Democracia Cristiana definió que cada distrito debía escoger, en orden de prioridades, los nombres de quiénes serían los candidatos al Congreso. Esto empoderó a las regiones, definiendo las cartas según la realidad particular de cada sector del país.

Pero una vez que surgió la ofensiva por bajar la candidatura de Ricardo Rincón, la forma de hacerlo era que la Junta Nacional decidiera votar cada candidatura en particular, contraviniendo la forma inicial y con esto la autonomía de las regiones.

Muchos parlamentarios estaban en contra por lo poco práctico que era esto durante la Junta, lo que la habría prolongado por varias horas. Además, algunas cartas se habrían visto arriesgadas.

Una de estas era la del diputado Marcelo Chávez, quien estaba en la mira de los sectores de la DC que apoyaron el proyecto de despenalización del aborto por haberse abstenido en la definición en la Cámara.

Así como los representantes de la Región del Bío Bío se cuadraron para salvar la opción de Chávez, los falangistas de otras regiones vieron con malos ojos el voto en particular, debido a la posibilidad de que sus cartas se cayeran a raíz de la decisión de dirigentes de otros lugares del país.

El consejero nacional oriundo del Bío Bío, Marco Hernández, manifestó a nuestro medio que el votar el paquete único no era darle la espalda a Goic, sino que es ser consecuentes con el regionalismo.

“Tener una votación en particular demostraba dos cosas: una falta de compromiso por el tema de la región. Dos, dejar de lado el espíritu de la ley. Esto tiene que ver con la nueva ley de partidos políticos, que establecía que lo que debe votar cada uno de los partidos de este país son las propuestas parlamentarias y de cores emanadas de las regiones”, dijo.

La proyección de Espejo

Lo más destacado durante la Junta fue la definición de la candidatura de Ricardo Rincón y la derrota de Goic en este punto. Se dice que la militancia le dio la espalda a la presidenta pero la visión que tiene parte de la Democracia Cristiana de la Región de O’Higgins es otra.

Los sectores de dicha zona que llegaron a respaldar a Rincón, plantearon que no tan sólo era un tema valórico por lo que buscaban bajar al diputado. Según manifestaron a nuestro medio, el objetivo de que cayera el congresista tenía que ver con la proyección senatorial de Sergio Espejo.

Este último, hoy fuera de la DC y de la próxima elección por decisión propia, es diputado por la misma región que Rincón. Según los adeptos al parlamentario más cuestionado en el último tiempo, el sector de Carolina Goic buscaba que Espejo, ex vicepresidente de la falange, tuviera el protagonismo en la región para así preparar el terreno a una elección senatorial. Con la caída de Rincón quedaba el camino libre.

Esto motivó una fuerte movilización de los militantes de la sexta durante el sábado, quienes lograron sumar apoyos en dirigentes de otras regiones.

La incongruencia valórica

Otro punto tocado en reiteradas ocasiones durante la Junta Nacional fue ¿Por qué Rincón y no los otros?

Algunos argumentos presentados por sectores que no estaban de acuerdo con bajar al diputado señalaban que el caso de violencia era de hace 15 años atrás. No negaban la necesidad de tener estándares éticos, pero alegaban que estos fueran retroactivos.

Otros cuestionaban el intento de sanción, preguntándose por qué no hacían lo mismo con Roberto León por sus vínculos con SQM, o con Marcelo Chávez, por haber volcado en su vehículo en 2014 dándose a la fuga posteriormente.

Mientras que un argumento presentado principalmente por los adherentes a Rincón era por qué el partido también no bajaba la opción de Marcela Labraña, la ex directora del Sename que renunció al cargo luego de la muerte de la menor Lissette Villa, y que hoy busca ser diputada por el distrito 12.

De hecho, Labraña protagonizó un enfrentamiento verbal con adherentes a Rincón durante la Junta Nacional.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.