Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de octubre de 2022

Escritorio

Contra la misoginia y el racismo: la nueva lucha de las mujeres frente al patriarcado

En medio de un año marcado por la movilización feminista, la Red Chilena Contra la Violencia hacia las mujeres comenzó su 12° versión de la campaña "¡Cuidado! El Machismo Mata". La iniciativa se expande por todo el país y busca visibilizar las diferentes manifestaciones de la violencia machista.

Andrea Bustos C.

  Jueves 2 de agosto 2018 19:03 hrs. 
RED

Compartir en

Fue el año 2007 cuando el movimiento feminista aún estaba invisibilizado, la violencia machista se callaba y los medios no cubrían estos hechos con el énfasis que lo hacen hoy, que la Red Chilena Contra la Violencia Hacia las Mujeres fue pionera en exhibir la realidad de las mujeres en el país.

Con su campaña “¡Cuidado! El Machismo Mata” comenzaron una iniciativa que, a través de sus característicos afiches amarillos y negros, exhibía frases para desnaturalizar las manifestaciones de violencia machista. 12 años después de su inicio, el proyecto sigue totalmente vigente y se ha expandido por 13 regiones del país.

Inicialmente la idea era solo mantener la acción por tres años, sin embargo, a través de una asamblea nacional en 2010, la organización notó la necesidad de continuar con la campaña y expandirla a lo largo de nuestro país.

En esta nueva versión, la consigna es un llamado a combatir la misoginia y el racismo. Silvana del Valle, integrante de la Red Chilena contra la Violencia, explicó que esto se fundamenta en realidad actual de nuestro país.

“Es una frase discutida en asamblea y que tiene que ver con que entendemos que, además de la misoginia, que es una manifestación del patriarcado, otras formas de dominación se han combinado en Chile en el último tiempo, y creemos que el racismo también mata y se está viendo día a día en esta sociedad”.

afiche red

La abogada señaló que el aumento de ingreso de mujeres extranjeras al país, sobre todo de raza negra, ha puesto en manifiesto la discriminación hacia las mujeres por su origen, situación que se debe visibilizar y cuestionar pues es una nueva forma de violencia.

A este enunciado también se suma la frase Somos +, elaborada por Mujeres por la Vida durante los años ochenta para dar cuenta de la lucha y resistencia de las mujeres ante la dictadura de Augusto Pinochet.

Además, como en cada nueva acción se sumarán nuevos mensajes en función de la contingencia, por lo que, en los ya característicos afiches amarillos, se incluirán frases alusivas a la responsabilidad de los medios a la hora de mostrar a las mujeres y abordar hechos de violencia machista. También se agregará la demanda por una educación no sexista y el aborto libre, seguro y gratuito.

Con esta nueva versión se busca visibilizar la alianza patriarcado–capitalismo, estructuras que en conjunto fundamentan un modelo político, económico y social que desvaloriza a las mujeres, precariza su vida y reproduce la violencia.

Silvana del Valle comentó que, a lo largo de la historia de la Red, la que comenzó en 1990, han podido identificar que la violencia contra las mujeres es continua en el transcurso de sus vida, es decir, se comete desde su nacimiento hasta la adultez en distintos espacios sociales o institucionales.

Además, la abogada señaló que han podido dar cuenta de que la violencia está amparada en la estructura social de nuestro país.

“La institucionalidad también genera violencia, toda la estructura social, cada uno de sus elementos es el patriarcado, y en todos los aspectos de nuestra vida vamos a ver esta diferencia de valorización entre las mujeres y los varones”, explicó.

Desde la Coordinación Nacional de la Red Chilena explicaron que la larga duración que ha tenido la campaña se relaciona con la intención de generar cambios culturales, objetivo que es compartido por todas las organizaciones y colectivos que integran la red.

En el lanzamiento de esta nueva versión, que se realizó en Paseo Ahumada, participaron otras organizaciones sociales y feministas, entre ellas el Observatorio contra el Acoso Callejero.

María Jesús Guerrero, directora de la fundación, explicó que el valor de la colaboración entre las agrupaciones es poder masificar el mensaje y visibilizar las diferentes expresiones que tiene la violencia de género, que en sus diversas formas y tanto “en contextos de espacios públicos y privados responden a continuo, a las mismas bases”.

Desde la Plataforma FemChile, Marcela Soto, vocera del movimiento, también destacó esta nueva versión, ya que permite visibilizar la violencia en todos los espacios, pues generalmente se asocia solo con el espacio del hogar, mientras que en la realidad va mucho más allá.

Además, la dirigente expresó que uno de los aspectos más importantes es que “la campaña de la red aporta a que no nos quedemos calladas”, hecho crucial para poder seguir levantando la lucha en contra de la violencia de género.

Las cifras que violentan

Según la información recabada por la Red Chilena contra la Violencia hacia las mujeres, en lo que va del año se han cometido 32 femicidios de los cuales no todos han sido considerados como tal por la justicia y autoridades, pues no representaban el lazo que establece la ley para la tipificación del delito.

Además, la organización también ha incluido en sus informaciones los delitos cometidos contra niñas que han sido abusadas y luego asesinadas por sus padres, cuidadores o padrastros.

DATOS 1

Se suman, además, 525 violaciones y 1622 abusos sexuales y otros delitos del mismo carácter. Frente a estos casos la principal dificultad es que la violencia sexual está parcialmente reconocida, pues en el caso del acoso este solo está sancionado como falta administrativa por el Código del Trabajo, desestimando agresiones en otros espacios.

 

DATOS 2

Por otra parte, también existen amplios casos de discriminación laboral, desigualdad de sueldos, desestimación de denuncias y discriminación a través del trato hacia las mujeres en los medios de comunicación.

Bajo este contexto es que destacaron que este tipo de campañas son de suma importancia para dar el primer paso en la visibilización y una posterior transformación de fondo, para erradicar la violencia contra las mujeres desde todas las estructuras sociales.

 

Síguenos en