Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de diciembre de 2019

Escritorio

Región de Ñuble: nacida para ser pobre

A casi tres meses de su creación, la nueva región de Chile parece estar lejos de volverse una zona exitosa, pues los indicadores del Censo 2017 la sitúan con tasas de desempleo inferiores a la participación laboral del país, sumado a que la zona arrancó siendo la segunda región con mayor pobreza por ingresos, con un 16,1 por ciento y un 23 por ciento de pobreza multidimensional.

Andrea Bustos C.

  Lunes 26 de noviembre 2018 18:16 hrs. 
chillan-730x350

El pasado 6 de septiembre se oficializó la creación de la nueva región de Ñuble, por lo que el territorio entró en vigencia. Sin embargo, diversos indicadores la sitúan como una zona de panorama complejo, pues su pobreza por ingresos duplica el promedio país, y sus índices de participación laboral y escolaridad están por debajo de las tasas nacionales.

En lo que refiere a la pobreza, la región es la segunda zona con mayor pobreza por ingresos en Chile, con un 16,1 por ciento, solo superada por La Araucanía, mientras que en la pobreza multidimensional tiene una cifra de 25 por ciento, lo que significa que una de cada cinco familias tiene problemas de educación, vivienda, redes sociales, de apoyo o laborales.

En lo que refiere al empleo y la escolaridad, los números indican que la tasa de participación laboral de Ñuble urbano es de 67 por ciento para los hombres, y de 43 por ciento para las mujeres, situación que es más preocupante aún en el sector de Ñuble rural, donde la participación laboral de las mujeres solo alcanza el 25,5 por ciento.

En los años de escolaridad la situación también difiere del promedio nacional que corresponde a 10 años, pues en Ñuble rural la participación escolar de hombres y mujeres bordea los 7 años y medio. Sobre la caracterización de la población de la región, el 13,5 por ciento de los habitantes son mayores de 65 años, mientras que el 66,9 son personas entre 15 y 64 años, representando así los menores de 14 un 19,5 por ciento.

info1

Elaborado por RIMISP

Con una realidad que presenta diversas carencias para los habitantes de la región, sobre todo para quienes son parte del sector rural, los desafíos son cada vez mayores y urgentes, por lo que el destino del presupuesto 2019 será clave para mejorar las condiciones de sus 480.609 habitantes.

Para el próximo año, el presupuesto de la región es cercano a los 50 mil millones de pesos, dinero que será destinado a proyectos de salud, agua potable, conectividad, educación y atracción de inversiones. Este monto no solo significa el primer presupuesto propio de la región, sino que representa un aumento de 230 por ciento en relación a lo que se le entregaba a la zona cuando pertenecía a la región del Bío Bío.

Gina Hidalgo, secretaria ejecutiva de la Asociación Municipal de Laja y Diguillin, señaló que estos indicadores no son sorprendentes para las autoridades de la zona, pues siempre tuvieron clara la situación que se vivía en la región, solo que las cifras no eran evidentes porque se mezclaban con las del resto de la región del Bio Bio, que tenía a su favor los buenos números del centro urbano de Concepción.

En esa línea, comentó que, precisamente, esos indicadores son la principal motivación que se tenía en la zona para exigir la creación de una nueva región que permitiera gestionar recursos y proyectos propios para mejorar la realidad.

Respecto de los nuevos recursos para la zona -y que serán claves para instalar políticas de desarrollo- Hidalgo dijo que “tenemos hartas esperanzas puestas en el desarrollo de la región, y esperamos que la cantidad de recursos que lleguen se distribuyan de manera equitativa en todas las comunas y que no quede concentrado en la capital regional, que es Chillán (…) Si vamos a volver a los centralismos que este país habitualmente tiene, la verdad que no tendría mucha justificación y estas esperanzas o sueños que la comunidad en su conjunto ha manifestado quedarían en nada”.

info2

Elaborado por RIMISP

Gina Hidalgo dijo que lo más importante es preocuparse de la ruralidad que tiene la zona, pues es este factor el que influye en los índices que hoy se conocen de la región, por esto señaló que es importante mejorar la cantidad de profesionales y equipos técnicos con los que se cuenta en las comunas más pequeñas, para así poder estar a la altura de Chillán donde, por su mejorada capacidad de recursos tienen necesidades que no se corresponden con las del resto de la región: “Nosotros tenemos necesidades tan vitales como la falta de agua, o la falta accesibilidad, versus Chillán, donde están discutiendo la necesidad de áreas verdes. No tenemos donde comparar, porque nosotros estamos discutiendo necesidades de primer orden”.

Sebastián Godoy, empresario de la zona y ex funcionario público de la región en el área de Obras Públicas, también indicó que la situación se relaciona con “el indicador que sobrepone a Ñuble en el área habitacional en el sector rural. No tenemos que olvidar que Ñuble es la región a nivel nacional con mayor población rural, y ahí hay un punto clave porque hoy el sector rural es la zona más golpeada en el tema laboral, en el tema de financiamiento y en proyectos nuevos, y ahí también se dan trabajos irregulares y no controlados”.

En esa línea, Godoy dijo que es clave que se fomente la inversión en el sector rural para mejorar, sobre todo, las condiciones de conectividad para los habitantes y trabajar también en optimizar las condiciones, regulaciones y ofertas de empleo para los lugares rurales, de forma que se garantice una buena calidad de vida a los trabajadores.

info5

Elaborado por RIMISP

Renan Cabezas, seremi de Gobierno de la Región de Ñuble, explicó que, si bien los datos son preocupantes en comparación al nivel nacional, desde el Gobierno Regional los ven como una oportunidad para hacerse cargo de la situación que vive la zona, pues, conociendo las cifras reales de la región, pueden hacerse cargo de la situación local.

“Habernos constituido como región nos ha permitido tener una radiografía más clara de los grupos más vulnerables de la comuna (…) Es una oportunidad para, como nueva región, en un corto plazo ir mejorando estos números y mejorando las expectativas que tienen la comunidad en la región, en el desempleo”, explicó.

Además, el seremi de Gobierno dijo que desde el 6 de septiembre se encuentran trabajando en el Gobierno Regional en el Plan Ñuble, un conjunto de iniciativas para fomentar el desarrollo y crecimiento de la zona, las que prontamente estarán listas para ser revisadas por el Ejecutivo.

Por su parte, Ignacia Fernández, directora del Centro Latinoamericano para el desarrollo rural RIMISP, comentó que la clave para que la región pueda avanzar y no fracasar debido a los índices que hoy presenta, es que los proyectos que se levanten vayan en función de la realidad de la región.

“Se podría trasformar esto es una oportunidad en la perspectiva en que se hagan, efectivamente, cargo de que los orígenes de esos indicadores, de la mala situación, tienen que ver con un no abordaje de lo particular que implica el hecho de ser rural. Si todas las propuestas de proyecciones que se hagan tienen que ver con el desarrollo de Chillán con la zona urbana de la región, lo veo complejo”, señaló la socióloga.

Desde la Asociación Municipal de Laja y Diguillin confirmaron la preparación del Plan Ñuble, y señalaron que han participado en algunas reuniones para conversar propuestas para las zonas más rurales y vulnerables de la región, y que, aunque habrían querido mayor participación, se sienten conformes con las ideas que se han deslizado hasta ahora.

El Plan Ñuble está siendo liderado por el intendente de la región, Martín Arrau, y se espera que pueda ser revisado por el Presidente Sebastián Piñera en las próximas semanas, para ser presentando lo antes posible.