Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de julio de 2019

Escritorio

José Andrés Murillo: “Se debe rechazar cualquier atisbo cultural que hoy naturaliza el abuso sexual infantil”

En conversación con Radio Universidad de Chile, el director de la Fundación para la Confianza, se refirió al desafío de la sociedad chilena tendiente a prevenir, detectar y denunciar este tipo de delitos.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 2 de enero 2019 18:19 hrs. 
abuso

En conversación con el programa “Semáforo” de Radio Universidad de Chile, el director de Fundación para la Confianza, José Andrés Murillo, abordó el reciente estudio impulsado por la ONG, que entre sus resultados destaca que tres de cada diez personas dicen haber sido víctimas de abuso sexual infantil en región Metropolitana, donde el 76 por ciento de ellas corresponden a mujeres.

En ese sentido, Murillo precisó que tal como se ha hecho con el consumo de tabaco, se debe impulsar una campaña de prevención, ya que, a su juicio, el abuso sexual está sostenido bajo una cultura del silencio y de poderes asimétricos que lo permiten y naturalizan.

“Hay un patógeno en nuestra sociedad que es enorme y del cual no nos hemos hecho cargo. Aun no hay ninguna campaña preventiva del abuso sexual infantil, no hay obligatoriedad en los colegios, el delito de abuso sigue prescribiendo a los cinco o 10 años, entonces existe todavía legislación, por lo que a nivel institucional es necesario hacerse cargo del problema”, afirmó.

José Andrés Murillo, recalcó que existe una estructura que responde a una organización socio-cultural en la que se escudan los abusadores, donde incluso se culpa a las víctimas.

El también querellante del cura Fernando Karadima, precisó que estamos frente a un período de empoderamiento, “que cambia incluso el entrenamiento”, donde niños y mujeres, asumen el delito como algo que es por su propia culpa, junto al entramado que hace el propio abusador.

“Prevenir el abuso para que no ocurra y cuestionar la cultura del abuso. Existe algo en nuestra cultura que normaliza, silencia o simplemente lo transforma en algo que simplemente hay que asumir y aceptar. Eso hay que cambiarlo, hay que prevenirlo, pero además si llega a ocurrir hay que detectarlo e intervenir de manera oportuna y adecuada”, argumentó.

El director de Fundación para la Confianza, recalcó en la importancia de “romper con los mecanismos de silenciamiento” y a la vez visibilizar el abuso.

En esa linea, enfatizó que que la denuncia y el acompañamiento a las víctimas es fundamental, junto con presentar cifras de las atenciones recibidas en la ONG, entre las cuales destaca que entre 2017 y 2018, las denuncias en que el victimario era un sacerdote aumentaron de un 2 por ciento a un 11 por ciento.