Diario y Radio U Chile

Escritorio

Exitoso concierto tuvo como protagonistas a compositoras chilenas

Sonidos desde la Ausencia es el nombre del encuentro de mujeres compositoras que invitó a reflexionar sobre la presencia del género femenino en el campo de la composición, reuniendo obras de seis compositoras chilenas cuyas interpretaciones deleitaron a cerca de ciento cincuenta personas en un concierto abierto a toda la comunidad.

Nadia Iturriaga / Artes U. de Chile

  Viernes 12 de abril 2019 11:51 hrs. 
5

Una vibrante velada se vivió en el Concierto de Mujeres Compositoras: Sonidos desde la ausencia, que reunió a unas 150 personas en el Auditorio sede Las Encinas de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, donde fueron impecablemente interpretadas diversas obras musicales de las compositoras chilenas Eleonora Coloma, Tania Ibáñez, Tamara Miller, Andrea Andreu, Valeria Valle y Ana María Sepúlveda.

Desde piezas puramente instrumentales hasta otras interpretadas en la voz de sus propias creadoras, el encuentro brindó al público una selecta presentación musical, pero, al mismo tiempo, invitó a preguntarse por las formas de invisibilización y ausencia de la mujer en el campo del arte y la academia en general.

“Había muchos supuestos sobre el mundo de la composición en Chile y la relevancia pensada desde la perspectiva de género, ante lo cual la Dirección de Extensión de la Facultad de Artes comenzó esta búsqueda en la que apareció un número importante de obras y compositoras”, comentó el vicedecano de la Facultad de Artes, Francisco Sanfuentes, respecto al proceso en el que surgió la idea generar un espacio donde mostrar el trabajo y el enfoque de importantes compositoras nacionales.

La obra "Azul" de la compositora Ana María Sepúlveda fue interpretada por un grupo de estudiantes de la Facultad.

La obra “Azul” de la compositora Ana María Sepúlveda fue interpretada por un grupo de estudiantes de la Facultad.

La cantautora Andrea Andreu presentando sus obras frente al público.

La cantautora Andrea Andreu presentando sus obras frente al público.

En esa línea, esta iniciativa abierta al público respondió a “una cuestión que es fundamental para la Universidad y que tiene que ver con cómo cierto tipo de producción y creación local se vincula con el medio. En ese sentido, el concierto contribuye al objetivo de que la casa de estudios se muestre a sí misma con lo que produce y también con la capacidad que tiene de buscar, indagar y recoger miradas y creaciones relevantes que se puedan articular y proyectar hacia la comunidad”, expuso Sanfuentes.

Sonidos desde la ausencia

El Concierto de Mujeres Compositoras fue organizado por la Dirección de Extensión y Comunicaciones de la Facultad de Artes, con la colaboración del Departamento de Música, del Departamento de Sonido, como una iniciativa que tuvo su génesis en la movilización feminista que el año 2018 se tomó la agenda pública, buscando trasladar el diálogo y el análisis al ámbito del arte.

Entre las distintas miradas de mujeres que hacen música, la compositora y docente del Instituto de Música PUCV, Valeria Valle, compartió su experiencia y percepción de la presencia que tiene el género en el arte y la academia. “En esta trayectoria de hacer la música me fui dando cuenta que el rol de la mujer en la composición, sobre todo en la música vinculada a la academia, la música docta, contemporánea, como se le quiera catalogar, era bastante menor respecto de la presencia masculina. Eso fue motivándome aún más para poder desarrollar esta labor de mantener la composición visible, sobre todo aquella realizada por mujeres que no ha tenido el espacio suficiente”, contó sobre lo que ha podido observar en su recorrido musical.

En torno al aporte cultural y social que está detrás de las producciones del género femenino, la compositora y académica de la Facultad de Artes U. Chile, Tania Ibáñez, recalcó la transversalidad de lo que las compositoras, en sus distintos roles, comparten con la sociedad. “Todo el espacio que tienen las mujeres en la música, tanto compositoras, intérpretes, musicólogas y como mujeres que tienen algo que decir, con sus propios discursos, sus propias singularidades; es algo que veo y que comparto”, expresó.

En torno a estos –y otros- testimonios, el público que repletó la sala pudo reflexionar y contrastar con lo que percibe del panorama musical. Uno de los espectadores que quiso compartir su apreciación al finalizar el concierto fue el estudiante de sonido y cantante urbano Ashey Charry, quien comentó que desde hace dos años surgió su inquietud por descubrir más música hecha por mujeres en lo clásico y en esa búsqueda comprendió más acerca del feminismo y la necesidad de tomar conciencia sobre los espacios en los que están presentes las mujeres. “Creo que la relevancia que tiene el evento es el contexto en el que nos situamos, estamos haciendo un acercamiento importante al feminismo y como músico considero que las mujeres siempre han necesitado ser más escuchadas, tener ese espacio que a los hombres siempre se les ha dado por alguna razón que no sé”, manifestó.

La obra "Han Solo" de la compositora Valeria Valle fue interpretada por el oboísta José Luis Urquieta.

La obra “Han Solo” de la compositora Valeria Valle fue interpretada por el oboísta José Luis Urquieta.

Cerca de 300 personas asistieron al Concierto de Mujeres Compositoras en el Auditorio de sede Las Encinas de la Facultad de Artes.

Cerca de 150 personas asistieron al Concierto de Mujeres Compositoras en el Auditorio de sede Las Encinas de la Facultad de Artes.

En esa línea, la egresada de la Escuela de Cine y asistente al concierto María Ignacia Hargreaves coincidió en que “es demasiado urgente y necesario que esto esté ocurriendo, que este espacio se dé y tengamos la oportunidad de escuchar lo que muchas compositoras están expresando hace mucho tiempo. Esta experiencia marca algo que está siendo un cambio en la sociedad”, señaló, añadiendo que espera un futuro con más equidad en la música y donde no sea necesario marcar diferencias de género en la composición.

*Artículo publicado originalmente en Artes U. de Chile. 

Fotos: Constanza Romero / Artes U. de Chile.