Diario y Radio U Chile

Año XII, 20 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Ejecutivo v/s Legislativo: Patricio Zapata advierte poco respeto con las atribuciones del Congreso

El abogado constitucionalista dijo que es absolutamente legítimo que el Presiente reclame cuando sienta que sus atribuciones están siendo interferidas. Sin embargo, recalcó que el remedio no debe venir unilateralmente desde el Ejecutivo.

Camilo Villa J.

  Miércoles 24 de junio 2020 7:52 hrs. 
Zapataa





El anuncio del Presidente Sebastián Piñera de convocar a un grupo de expertos y ex parlamentarios para “perfeccionar” la admisibilidad o no de las iniciativas y mociones del Congreso ha creado una polémica de proporciones entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Inmediatamente después del anuncio, los legisladores de oposición rechazaron la iniciativa argumentando que ya existen las herramientas para abortar un proyecto que no corresponda, como lo es el Tribunal Constitucional o el mismo veto presidencial. Además, los parlamentarios apelaron a la autonomía del poder Legislativo.

Incluso desde el mismo oficialismo criticaron la propuesta de Piñera. Es el caso del presidente de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen (RN), quien sostuvo que “la única sede donde se debe discutir cualquier enmienda al proceso de declaración de admisibilidad de los proyectos de ley es el Congreso Nacional”.

Ante la tensión instalada, Diario y Radio Universidad de Chile dialogó con el abogado constitucionalista Patricio Zapata, quien dijo que es absolutamente legítimo que el Presidente reclame cuando sienta que sus atribuciones están siendo interferidas, por lo mismo muchos mandatarios, a lo largo de la historia, lo han hecho.

Sin embargo, recalcó que el remedio no debe venir unilateralmente desde el Ejecutivo, pues, de esta forma, se pasa a llevar también las atribuciones del Congreso.

“Es un poco más complicado cuando el Presidente propone un remedio, una solución que no está claro en que consiste, y que aparece como poco respetuoso, algo así como ‘yo me quejo de que no respetan mis atribuciones’, pero en esa queja se está siendo poco respetuoso con las atribuciones del Congreso”.

Quien fuera presidente del Consejo de Observadores Ciudadanos del proceso constituyente de Michelle Bachelet, sostuvo que el propio Parlamento cuenta con instancias para evaluar la admisibilidad de los proyectos, por lo que la apuesta debiese apuntar al refuerzo de estas instancias.

“El Congreso tiene mecanismos para evaluar si un proyecto es constitucional o no, la Mesa de la Cámara, la Mesa del Senado cuentan con una Secretaría donde hay profesionales de buen nivel, de buena calidad técnica. Las cámaras tienen, además, una comisión especializada en temas constitucionales, la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia, entonces si uno siente que el Congreso puede hacer mejor el trabajo, uno tendría que apostar a que el propio Congreso refuerce sus mecanismos internos”.

Para que sea así, Patricio Zapata enfatizó en que cualquier iniciativa para mejorar el mecanismo de discernimiento entre un proyecto constitucional de otro que no, debe ser conversado previamente entre ambos poderes, pues sino se despiertan tensiones como las que ya se manifiestan hoy.

“Si la idea es cambiar la ley orgánica del Congreso, claro, el Presidente puede presentar un proyecto para establecer un nuevo protocolo, una nueva rutina, una nueva institución dentro del Congreso, pero lo que uno esperaría es que este proyecto hubiera sido conversado previamente con el presidente de la Cámara y la presidenta del Senado, porque o sino la idea nace con un problema, nace con un problema de desconfianza, de declaraciones cruzadas de quién rompe más las reglas hoy, la oposición dice que lo hace el Presidente y el Presidente dice que lo hace la oposición y, en ese terreno, es bien difícil que avance cualquier proyecto”.

Por último Zapata hizo un llamado a las autoridades a respetar la legislación -después de eso viene la fuerza, recalcó-, pues si los que ostentan cargos públicos no respetan las normas, con mayor razón podría hacerlo la población, situación peligrosa tomando en cuenta, sobre todo, el actual contexto de pandemia.