Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Sentido (en) común, el documental que explora el lado más personal de la protesta en Chile

La película, que se estrenará este 16 de octubre, recoge el testimonio de un sinnúmero de manifestantes que participó en el movimiento social entre octubre de 2019 y marzo de 2020. De esta forma, la cinta presenta una experiencia colectiva y en primera persona sobre el llamado “estallido social”.

Abril Becerra

  Martes 13 de octubre 2020 18:58 hrs. 
documental sentido en común





En 2014, la periodista alemana Sophia Boddenberg se instaló en Chile para iniciar un trabajo que la llevaría a colaborar con distintos medios de su país como reportera independiente. Fue así como llegó, en octubre de 2019, a ser una de las profesionales que comenzó a informar al extranjero respecto del movimiento social que se levantó en el país en torno a demandas vinculadas al sistema de pensiones, educación, salud y vivienda, entre otros. 

Para Boddenberg el trabajo durante los meses de protesta fue inusual. Nunca antes había vivido una experiencia así, marcada por la violencia de las policías y las vulneraciones a los derechos humanos. Por lo mismo, junto al Michell Moreno, inició un registro que desembocó en el documental Sentido (en) común, que se estrenará este 16 de octubre a las 20:30 horas de manera gratuita y virtual, previa inscripción, a través del canal de YouTube de la Fundación Rosa Luxemburgo de Buenos Aires.

“Sentía que con los artículos que estaba escribiendo y las notas de radio no podía abarcar todo lo que estaba sucediendo. También, quería mostrar, fuera de Chile, lo que estaba pasando. Por eso decidimos hacer el documental”, comenta Sophia Boddenberg. 

“La revuelta me marcó bastante. Tengo que decir que fui como periodista, pero vivo en Chile desde hace 6 años, entonces, también fui como ciudadana (…). Y hay dos cosas que me marcaron bastante. Una fue la violencia de Carabineros que fue muy impactante. Nunca había vivido algo así. Me cayó una lacrimógena en la cabeza y tuve que correr, estando trabajando con mi credencial. Lo otro que me marcó mucho fue la alegría que se daba en la manifestación en la ‘Plaza de la Dignidad’ y las asambleas”, relata la profesional. 

La cinta, que capta los momentos de la protesta entre octubre de 2019 y marzo de 2020, recoge los testimonios de los manifestantes, quienes, desde su propia experiencia, intentaron develar el trasfondo de la protesta. El relato fue aportado por jóvenes, estudiantes, trabajadores, mujeres y adultos mayores, quienes debieron hacer frente a preguntas como cuáles eran los problemas que tenían a nivel personal y qué sentimientos afloraban de cara a la movilización.   

Así, Sentido (en) común se sumergió en uno de los lados más íntimos de la revuelta, explorando en los testimonios individuales para crear una narración colectiva. Todas nuestras entrevistas fueron espontáneas. No hicimos ninguna entrevista pautada, porque sentimos que esos diferentes discursos tenían algo en común y que eso era la base del proceso que comenzó a surgir después con la organización barrial y el proceso constituyente de ahora”, señala Boddenberg.

Algunos respondieron con dolor, rabia por las violaciones a los derechos humanos, por la violencia de Carabineros, pero también muchos expresaron una alegría de encontrarse. Sentíamos que eso también era un sentir en común. Muchos decían que era un momento de alegría, de amor, de mirarse a los ojos, de reconocerse como seres humanos iguales y eso está vertido de esperanza. En eso quisimos enfocar el documental”, añade la periodista. 

Para el músico y compositor Michell Moreno, quien participó desde el primer momento del proyecto, los días del estallido también fueron significativos: “Sentimos la necesidad de compartir lo que veíamos y hacer un trabajo de memoria. Cuando volvíamos a casa, quedábamos muy impactados y queríamos mostrar lo que estábamos sintiendo y lo que estaba sintiendo la gente en la calle”, dice. 

“Al final, cuando llegábamos a casa y contrastábamos la opinión de expertos, filósofos, sociólogos, antropólogos sobre su análisis, del por qué Chile había despertado luego de tantos años, de verdad era lo mismo que nos decía la gente en la calle durante el día mientras estábamos con ellos en la marcha. Creímos que era valioso rescatar la voz de estas personas que siempre habían sido invisibilizadas”, comenta. 

afiche

El documental también está nutrido con una sonoridad propia de la manifestación. Allí se destacan los cacerolazos, pero también las intervenciones artísticas que, durante la protesta, fueron trascendentales, según los realizadores, para unificar el movimiento. 

“Registramos mucho audio ambiente, caminando por la marcha, las personas, los instrumentos, la música, las murgas. Tratamos de plasmar eso en el documental (…). La propuestas fue tratar de rescatar todas esas cosas icónicas que sentíamos en las marchas”, comenta Moreno, añadiendo que la revuelta se desarrolló de acuerdo a diferentes marcadores rítmicos. 

“Lo primero fue el estallido, propiamente tal. Luego fueron Las Tesis que remarcaron este ritmo de la revuelta que se estaba retomando en marzo luego del 8M, una marcha históricamente multitudinaria. Después vino la pandemia y lo cortó. Entonces, sentimos, sin muchas pretensiones, que este momento también puede ser importante para toda la revuelta y creemos que es importante recordar qué significa estar en la marcha, qué significa ir y  manifestarse por lo que uno siente. Por eso nuestro documental trata de hacer un recorrido por ciertas personas que estaban ahí en las manifestaciones”, explica el músico.  

Luego de su estreno en Latinoamérica, Sentido (en) común será presentado en Alemania con el objetivo de seguir difundiendo los alcances de la manifestación que, el próximo 18 de octubre, conmemorará un año. De acuerdo a ello, los realizadores señalaron que, hoy más que nunca, es importante recordar cómo se fueron dando los hechos que determinaron hitos como los que se vivirán el 25 de octubre.