Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Luego del “día de la infamia”, Washington estudia posibilidad de destituir a Donald Trump

Los hechos ocurridos este 6 de enero han llevado a que miembros del gabinete consideren declarar vacante el cargo de Presidente, en los términos prescritos por la 25° enmienda. Desde el Congreso, en tanto, ya se elevan voces pidiendo un nuevo impeachment contra Donald Trump por por incitar a una rebelión de la extrema derecha sin precedentes en la historia interna de ese país.

Claudia Carvajal G.

  Jueves 7 de enero 2021 15:09 hrs. 
Partidarios del presidente Donald Trump protestan frente al Capitolio de Washington.


La jornada del 6 de enero quedó inscrita como una de las más vergonzosas en la historia de los Estados Unidos porque, en el marco de la certificación de los votos electorales de las elecciones presidenciales, instancia en la que se reúnen todos los congresistas en el Capitolio, una turba de adherentes al presidente Donald Trump traspasó el perímetro y asaltó el edificio.

Los hechos se produjeron luego de un mitin masivo frente a la Casa Blanca en el que también participó Donald Trump, y en el que nuevamente alegó un fraude electoral del que no hay pruebas y que ha sido rechazado por jueces en todas las instancias.

Debido al asalto en el capitolio, el Congreso debió suspender la sesión de certificación, la que se reanudó pasada las 21 horas con un fuerte resguardo policial. En la instancia liderada por el vicepresidente en ejercicio, Mike Pence, proclamó la victoria del demócrata Joe Biden con 306 votos electorales contra 232 de Donald Trump.

Fue luego que el representante del estado de Vermont entregara el resultado que determinó la validación de Biden como presidente electo de los Estados Unidos y que ello no fuera contendido por los republicanos que el demócrata alcanzó la certificación de los votos necesarios.

Mike-Pence-resultados-electorales-

“Señor presidente, el certificado de los votos electorales del Estado de Vermont es regular, está en orden y es auténtico y señala que Joseph Biden Jr recibió tres votos como Presidente y Kamala Harris recibió tres votos como vicepresidente”,

“¿Hay alguna objeción para contar el certificado de los votos del estado de Vermont?”, preguntó el vicepresidente Mike Pence para recibir solo silencio de parte de los congresistas, validando así el certificado de lo tres votos electorales de ese estado del noreste de Estados Unidos.

Pero sin duda, fue el caos que se produjo con el ingreso de los partidarios de Trump o trumpistas como se les ha llamado lo que concitó la atención general en el día de ayer. El presidente electo Joe Biden, salió rápidamente a condenar los hechos en un punto de prensa en el aseguró que las imágenes de agitadores en el Capitolio son  “un doloroso recordatorio de que la democracia es frágil y para conservarla se requieren líderes que no busquen el poder a cualquier costo, sino del bien común”.

Sin embargo, los adherentes a Donald Trump se manifestaron orgullosos de lo ocurrido el miércoles en Washington. En las afueras del Capitolio, varios de ellos señalaron a los medios de prensa que estaban cumpliendo con un deber patriótico de defender al que ellos consideran es el verdadero presidente de los Estados Unidos.

“Creo que debimos entrar y sacar a los senadores por los pelos, arrastrarlos fuera y decirles. No más. Estamos pagando porque ellos nos engañen y roben constantemente y ya estamos hartos. No más.”

bandera confederada

Foto @MIKE THEILER / REUTERS

“Y venimos en paz, sí, en paz, pero no en silencio”, agregó la mujer antes la cámaras de NBC, la cadena televisiva estadounidense.

Durante esta mañana, Donald Trump, a través de un comunicado público comprometió una transición ordenada, sin reconocer hasta ahora el triunfo de su oponente y reiterando sus alegaciones de fraude electoral que fueron desestimadas en todas las cortes en que se presentaron acciones judiciales.

“Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos me respaldan, habrá una transición ordenada el 20 de enero. Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurarnos de que solo se contaran los votos legales. Si bien esto representa el final del mejor primer mandato en la historia presidencial, es solo el comienzo de nuestra lucha para hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande”, se lee en el texto difundido hace unas horas.

Las protestas del miércoles en Washington dejaron un saldo de 4 personas muertas, 1 mujer que falleció en el Hospital luego de ser herida por un oficial de policía y 3 que murieron por emergencias médicas producidas en el marco de los violentos hechos de ayer. La alcaldesa de Washington también informó que 14 agentes de la policía se encuentran heridos y que se realizaron 52 arrestos. Además, el FBI pidió a los estadounidenses su cooperación para enviar imágenes, vídeos y cualquier otra información que pudiera servir a los agentes para identificar a quienes instigaron activamente la violencia.

¿Destitución inmediata?

En las últimas horas se ha levantado con fuerza la idea de votar nuevamente un impeachment contra Donald Trump o, derechamente, hacer aplicación de la 25 ° enmienda de la Constitución estadounidense que prescribe que si el Presidente es  “incapaz de cumplir con los poderes y deberes del cargo”, puede ser sustituido.

 

Es el vicepresidente el que debe determinar si este caso se ajusta a lo prescrito y para ello debe contar con el apoyo de la  mayoría del Gabinete. De lograrse, el requerimiento debe enviarse por escrito a los líderes del Congreso, y es inmediatamente después de eso que el vicepresidente se convierte en presidente en funciones.  De todas maneras, de suceder todo lo anterior, Donald Trump puede disputar esa decisión, en cuyo caso es el Congreso el órgano encargado de decidir, pudiendo mantener a Pence en el cargo interino si lo aprueban dos tercios tanto de la Cámara de Representantes como del Senado.

Desde los congresistas, en tanto, ha resurgido con mucha fuerza la idea de votar un nuevo impeachment contra el mandatario por incitar a una rebelión de la extrema derecha que no tiene precedentes en la historia.

La congresista demócrata Ilhan Omar anunció que ya está redactando la moción para presentarla ante sus pares.

“Donald J. Trump debería ser acusado por la Cámara de Representantes y destituido por el Senado de los Estados Unidos. No podemos permitir que permanezca en el cargo, es una cuestión de preservar nuestra República y debemos cumplir nuestro juramento”, señaló la legisladora.

Image: Ilhan Omar, Deb Haaland, Earl Blumenauer

Foto @J. Scott Applewhite

La idea de inhabilitar al Primer Mandatario en ejercicio fue apoyada por la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, pero lo que hace muy difícil que este procedimiento realmente se lleve a cabo son los tiempos, pues el cambio de mando debe realizarse el 20 de enero. Es por eso que parece más plausible aplicar la enmienda constitucional que declara la vacancia, idea que cuenta incluso con respaldo de líderes republicanos como Phill Scott, gobernador de Vermont quien en su cuenta de Twitter exigió la salida inmediata de Donald Trump de la Casa Blanca.

El tejido de nuestra democracia y los principios de nuestra república están siendo atacados por el presidente. Suficiente es suficiente. El presidente Trump debe renunciar o ser destituido de su cargo por su gabinete o por el Congreso”.

Hasta el cierre de este informe, el Gabinete no había decidido la presentación de la solicitud de destitución ante el vicepresidente Pence.

 

Foto principal @REUTERS/Stephanie Keith