Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de julio de 2022

Escritorio

Gabriel Boric: “Mi compromiso es irrestricto y absoluto con el respeto a los derechos humanos”

El candidato presidencial abordó la polémica generada por el supuesto apoyo del Partido Comunista a las elecciones en Nicaragua, y también sostuvo que “el conflicto que existe entre el Estado chileno y el pueblo nación mapuche no se va a solucionar con más violencia de ninguna parte”.

Lorena Moreno Berroeta

  Sábado 13 de noviembre 2021 13:34 hrs. 
Boric

Compartir en

Esta mañana, el candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, participó en el programa matinal de CNN Chile, en donde abordó distintas temáticas de interés nacional, sólo días antes de la elección presidencial del 21 de noviembre.

Consultado sobre la denuncia en su contra, Gabriel Boric aseguró que, al ser candidato presidencial, está sometido a un alto escrutinio público. Sostuvo que “no tengo nada que ocultar y que estoy 100% disponible a todo tipo de investigación ya sea judicial o según los protocolos que las compañeras feministas han ido construyendo”. Además, indicó que él podría haber tenido algún comportamiento machista que hoy sería inaceptables, principalmente por el modelo patriarcal que ha regido en la sociedad, e hizo un mea culpa de sus comentarios inapropiados.

Por otro lado, sobre el apoyo de algunos sectores del Partido Comunista (PC) a las elecciones del pasado fin de semana en Nicaragua, el candidato presidencial de Apruebo Dignidad aseguró que se enteró “por una declaración que subieron un grupo de organizaciones donde estaba firmada también por el PC”.

No obstante, sobre la polémica que se ha generado en el interior de Apruebo Dignidad, Boric explicó que “lo que me comentaron después desde el PC, y tal como lo dijeron en sus declaraciones Camila (Vallejo), Irací (Hassler), Bárbara (Sepúlveda), Karol (Cariola), la Jota (Juventudes Comunistas) y el mismo (Guillermo) Teillier, es que esto no fue discutido en el partido y que, por tanto, no representa la discusión colectiva que se ha dado en el PC”.

Además, aseguró que independiente de las diferencias con el Partido Comunista, “en un gobierno, la política internacional la lleva el Presidente de la República”, y sostuvo que “mi compromiso es irrestricto y absoluto con el respeto a los derechos humanos (…) Nosotros vamos a ser clarísimos en, no solamente condenarlos, sino en trabajar para tratar de mejorar esa situación”. Incluso, aseguró que “lo de Ortega, en Nicaragua, es inaceptable” y calificó la elección como “un fraude total”.

Incluso, abordó las reacciones que ha tenido la izquierda al criticar las posturas más cercanas al sector oficialista, y aseguró que “un gran error de la izquierda es tontear al que piensa distinto. Lo que se hizo en la segunda vuelta de Guillier cuando se hablaba de fachos pobres, es un error brutal y de una ceguera tremenda”, ya que lo necesario es realizar una autocrítica para comprender el desencanto de los votantes.

El candidato presidencial también abordó el proyecto de ley que permitiría el cuarto retiro de fondos previsionales, ya que la encargada económica de su programa, Claudia Sanhueza, ha declarado que no le recomienda al candidato entregar su apoyo al proyecto. En ese sentido, Boric aseguró que “me alegra tener asesores que estén siempre dispuestos a plantear sus puntos de vista y las decisiones finales las tomo yo”.

Asimismo, indicó que han escuchado a la ciudadanía que aún pasa por necesidades económicas por el pago de créditos estatales o el pago de servicios básicos “que están con la soga hasta el cuello”. Además, consultado sobre su respaldo al proyecto luego de la Comisión Mixta, el presidenciable aseguró “que lo que salga de la Mixta va a ser lo que nosotros propusimos desde un comienzo: que sea más acotado, que exista tope y que los más ricos colaboren y paguen impuestos”.

Al finalizar, entró al debate sobre la situación en la Macrozona sur y aseguró que “hay una demanda por orden, por seguridad, por paz, pero yo creo que un Presidente de la República no puede plebiscitar si poner o no a los militares en la calle”.

Además, Boric sostuvo que “el conflicto que existe entre el Estado chileno y el pueblo nación mapuche no se va a solucionar con más violencia de ninguna parte. Tenemos que sentarnos a dialogar, a conversar con las diferentes comunidades de forma pacífica con todos los que sean necesarios para poder darle una solución de perspectiva de largo plazo y reconocer el derecho a existencia de un pueblo que tiene su cultura propia, su lengua propia, su medicina propia y que, por lo tanto, tiene derecho a ejercer eso en un territorio determinado y mediante una autodeterminación”, concluyó.

Síguenos en