Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Francia: Izquierda unida contra Macron

“Francia Insumisa”, encabezada por el líder de la izquierda Jean Luc Mélenchon, logró un inédito acuerdo con el PS galo para levantar un frente común junto a comunistas y ecologistas contra las políticas europeístas de Emmanuel Macron.

Luis Hernán Schwaner

  Jueves 5 de mayo 2022 8:21 hrs. 
Melechon

El acuerdo, tan sorprendente como impensable tan sólo algunas semanas atrás, es algo que no pudo ser alcanzado ni siquiera para las presidenciales de abril pasado y abre la posibilidad cierta la izquierda de llegar unidos a las urnas en las parlamentarias de junio próximo. Un anuncio que coincide prácticamente con el aniversario de la histórica victoria del Frente Popular encabezado por el socialista Léon Blum, hace 85 años, el 3 de mayo de 1936.

La Francia Insumisa y los socialistas dieron a conocer este jueves en Paris algunos importantes temas que les unen, por ejemplo, establecer un salario mínimo de 1.400 euros netos, el bloqueo de los precios de la energía y productos de primera necesidad, la derogación de las últimas reformas laborales, la creación de una renta básica (de unos 1.000 euros) para los jóvenes de más de 16 años o la edad de jubilación, que se plantean retrotraer a la edad de 60 años en lugar de los 62 actuales, algo ciertamente alejado del aumento a los 65 años, como propone Macron.

Pero hay riesgos y Mélenchon decidió correrlos al impulsar este acuerdo. Uno de ellos  es que el Partido Socialista sólo logró el tercer lugar en las presidenciales del 10 de abril con un 1,7% del voto. No les fue mejor a comunistas y ecologistas, que obtuvieron un 2,3 y un 4,6% respectivamente. No obstante, la alianza con esos dos sectores permitió que la  candidatura presidencial de La Francia Insumisa con Melénchon como candidato lograra un potente 22% de votos, aunque todavía a distancia del segundo lugar alcanzado por la extrema derecha liderada por Marie Le Pen, quien obtuvo un 41% de las preferencias.

El acuerdo con los socialistas al que ha llegado La Francia Insumisa el miércoles debe ser aprobado, no obstante, por el Comité Nacional del PSF este jueves. Además, buena parte de los políticos históricos o tradicionales se oponen a su concreción, como el ex presidente socialista François Hollande, bajo cuyo mandato Emmanuel Macron fuera ministro de Economía. Pero hay que tener presente que la izquierda unida representa un tercio del electorado francés y eso es lo que visualizó Jean-Luc Mélenchon. Es cuestión de sumar.

El dirigente de la izquierda avanzada ha postulado cuatro veces a la Presidencia gala y llevaba negociando con ecologistas y comunistas desde hace dos semanas, alcanzado acuerdos con ambos partidos. Hoy, este socio-ecologista de 70 años, lo ha logrado también con el Partido Socialista. Pero aun así, la negociación con estos últimos, uno de los grandes perdedores de las presidenciales, es complicada, especialmente teniendo en cuenta la conocida postura euroescéptica del frente político que apoya a Mélenchon, el que postula un cambio profundo de estructura en  la UE y sus tratados.

El líder de La Francia Insumisa ha sido explícito al  expresar que desea llegar a ser Primer Ministro respaldado por una mayoría parlamentaria que le permitiese detener las reformas neoliberales llevadas a cabo por Macron en sus primeros cinco años en el Elíseo. Así, el frente de izquierda se presentaría bajo la denominación de “Unión Popular”, haciendo suyos los puntos del programa presidencial de Melénchon, denominado “Futuro en Común”.

Las dos vueltas de elección para renovar la Asamblea Nacional tendrán lugar el 12 y el 19 de junio próximo, y darán curso a una semana crucial por cuanto es el período en que, según los resultados obtenidos en la primera vuelta, se buscará forjar las mayorías que permitan a Macron gobernar con mayor desahogo o, por el contrario, buscar alianzas si no se alcanza el respaldo suficiente. Pero si la mayoría ganadora en las elecciones legislativas resulta de un signo político distinto al del Presidente podría darse la  especial situación de una cohabitación política.

Las encuestas y estudio de opinión no se han hecho esperar. Uno de ellos, elaborado para la cadena BFMTV y L’Express arroja que el 84% de los votantes de la izquierda francesa está a favor de una alianza entre La Francia Insumisa, ecologistas, comunistas y socialistas. Según otra medición -de Harris Interactive para la revista Challenges- la izquierda obtendría entre 51 y 100 escaños de los 577 diputados que conforman la Asamblea Nacional. Finalmente, según un sondeo reciente del instituto Cluster 17, el bloque de la izquierda unida obtendría el 34% de los sufragios en la primera vuelta de las legislativas, por delante de la coalición macronista (24%) y de la ultraderechista Reagrupación Nacional (24%).

En ese caso, habrá que ver cómo se compone el ajedrez político francés de cara a la segunda vuelta con la irrupción de esta nueva izquierda unida en el frente denominado “Unión Popular”.