Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 20 de enero de 2022

Escritorio MENÚ
Fernando López Dawson*

La difícil elección.

Fernando López Dawson* | Martes 5 de enero 2010 20:24 hrs.

Esta elección es difícil. Ambos candidatos están llenos de defectos, como seres humanos que son, ambos son ricos, uno mas que el otros, pero millonarios al fin, ambos son fomes, carecen de carisma, ambos no han hecho grandes demostraciones por los derechos de las personas, aunque uno si fue victima ya que le asesinaron al Papá. La diferencia es, entre otras, que uno siempre se ha aprovechado de resquicios para enriquecerse y el otro no.


Esta elección es difícil. Ambos candidatos están llenos de defectos, como seres humanos que son, ambos son ricos, uno mas que el otros, pero millonarios al fin, ambos son fomes, carecen de carisma, ambos no han hecho grandes demostraciones por los derechos de las personas, aunque uno si fue victima ya que le asesinaron al Papá. La diferencia es, entre otras, que uno siempre se ha aprovechado de resquicios para enriquecerse y el otro no.
 
Nadie discute que el gobierno actual que preside Michelle Bachelet lo ha hecho bien, más que bien y la población lo reconoce mayoritariamente. Se trata de un gobierno de una alianza política que es la Concertación de Partidos por la Democracia y que el electorado sigue favoreciéndola, lo que no sucede con su candidato presidencial Eduardo Frei. Este tiene una tarea difícil consigo mismo, converserse  que es un  líder que debe responder a las demandas sociales que exigen calidad de vida, educación gratuita, capacitación gratuita, mejor distribución del ingreso, mayor control de la delincuencia, mejores mecanismos para combatir la corrupción y el amiguismo, verdaderos canales de selección según criterios de calidad y no de militancia, en fin una verdadera corrección de la política. Y todo indica que en eso está.
 
A pesar de todo Piñera no es la opción peor y tampoco Frei la del mal menor. Un jardín no se hace en un día y aunque de rabia que los militantes de partidos tengan privilegios que los independientes no tenemos, aun  así  el proyecto de la Concertación es mejor que el de la Derecha.
 
Es cierto que no votaré por Piñera por que lo considero un continuador de gobierno de derecha que sometió al país a un régimen de 17 años de violaciones sistemáticas de los derechos humanos, con terrorismo de Estado incluido. No me parece decente ni presentable que personajes que estuvieron con la dictadura vayan a volver a gobernar, menos si no hubo un verdadero tribunal que los juzgara, como se hizo en Alemania a la caída del nazismo.

Los miles de victimas directas de la dictadura no podemos aceptar que vuelvan a gobernar esos oscuros personajes que ahora se les dan  de demócratas.
 
Es necesario reconocer que el año pasado Eduardo Frei  no era de mis simpatías, no solo porque  como gobernante se sumó al neoliberalismo reinante y promovió la privatización de activos del Estado en beneficio del capital nacional y extranjero. Pero todos sabemos que el neoliberalismo ha fracasado en todas `partes incluso en el país donde se originó pero no se aplicó, en Estados Unidos. Ya nadie se atreve a promover  políticas neoliberales y el propio Frei  asi lo ha entendido al hablar de más Estado. Tampoco Frei era de mis simpatía porque no vi en el un compromiso profundo respecto de los derechos humanos, de hecho uno de sus ministros promovió una ley de amnistía que por suerte fracasó. Ni siquiera se le ocurrió reincorporar a la Administración Pública a quienes fueron exonerados por razones políticas y solo favoreció a los círculos cercanos al poder, como en la Cancillería., La lista de errores o de malas o incorrectas acciones es larga. Pero aun así votaré por Frei y lo repito, no porque sea el mal menor sino por que su programa de gobierno es lejos superior, porque representa la continuidad de un gobierno exitoso, porque el  propio Frei ha cambiado y se ha puesto las pilas y por que tiene equipos capaces que van más allá de los partidos de  la Concertación, porque ha recogido el clamor nacional que exige un cambio de la política y porque finalmente la suma de su apoyo  hoy en día representa lo que es el Chile profundo.
 
Todos sabremos que el 18 de enero próximo volveremos a trabajar como todos los días., cualquiera sea el que gane, pero distinto será el sabor del pan y la luz del amanecer si gana Frei por con el espero que se inicie la verdadera democratización del país que ponga fin a los enclaves autoritarios que encabeza la actual constitución política, se repare a las victimas del terrosismo de Estado y se aplique realmente su programa de gobierno.
 
* Ciudadano, ex preso secuestrado político, torturado, exonerado y cesante crónico.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl