Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

La educación a ritmo de tortuga

  Miércoles 12 de mayo 2010 12:16 hrs. 




Sin el ánimo de prejuzgar la acción de un gobierno que recién celebra 2 meses en el poder, pero tampoco pecando de iluso, he observado la evolución del “progreso” del país en materia de Educación y en particular de las movidas legislativas que se plasmaron desde el gobierno anterior con un amplio consenso de la derecha, que llevó a este sector a exteriorizar en su programa de gobierno que la parte legal estaba bien, pero debían enfrentar otras cuestiones por solucionar. Al respecto la lectura era clara, el lucro y lo privado legitimaban su terreno, y la parte pública con toda su implicancia va quedando postergada lo que obviamente es parte de las concepciones de los actuales gobernantes.

Resultado a la fecha, es un avance nulo y la persistencia de problemas que como lo he expresado en varias ocasiones tiene responsables, en una sociedad los problemas no son de generación espontánea sino que en cierta forma tienen sus evolución hasta constituirse como, salvo aquellas cuestiones que se derivan de catástrofes naturales que son de tipo no predecible.

En varias oportunidades he enviado cartas a la sección “Cartas al Director” de la emisora a tú cargo las cuales las he remitido con “pie de firma” como Profesor de Estado y de allí viene mi gran interés por estos temas que se acompañan por una sensibilidad social que me permite manifestar una visión que más allá del problema técnico pedagógico, sino que agregar componentes de una lógica relacional de hechos y situaciones.

En la radio se transmite los días domingos un programa del Colegio de Profesores, y sin haber escuchado el programa del día de hoy, tuve conocimiento que el Presidente del gremio hizo mención a Profesores de Matemáticas que no ejercen en esa especialidad, ya que producto de las condiciones laborales deben emprender rumbos diferentes y de esa forma alejarse de un ejercicio profesional mal remunerado. Con lo indicado por Jaime Gajardo me siento plenamente identificado,  ya que siendo mi especialidad la de Matemática y Computación, desde hace casi veinte años cambie mi rubro profesional y en la actualidad ejerzo como Ingeniero de Ejecución al igual que numerosos colegas de mi generación (año 85) que se han diseminado en otras áreas por motivaciones similares.

No obstante lo anterior a través de análisis efectuados en diversos artículos difundidos en medios electrónicos y con experiencia de haber trabajado como docente en niveles de enseñanza variados, sigo preocupado de la situación de la Educación y atento a su “evolución” que ha mi juicio es un tema por el cual han “rondado” muchos expertos, hoy constituidos en un Panel, que al parecer han tenido un accionar de tortugas, por supuesto sin ofender a este animal, caminan lento y en períodos duermen, cuando despiertan vuelven a iniciar la caminata desde donde se encontraban la vez anterior.

En este momento me faltan frases para dar testimonio resumido de lo que hoy hace falta, ya que desde el año 2006 he generado abundante material, así que sólo quiero resumir la necesidad del momento en los siguientes términos: lo primero es entender el rol de la Educación en la transformación social; luego viene que esa transformación implica terminar con la desigualdad extrema existente en el país con toda su implicancia; enseguida exteriorizar muchas definiciones como lo que es principalmente calidad en Educación, cómo vamos a asegurar algo carente de contexto; y por último actuar. Por cierto esto no es fácil, requiere tiempo y recursos, y por sobre todo voluntades.

Todo esto da a entender que el conflicto de intereses no tiene que ver de manera exclusiva con la tenencia de negocios, sino que también se relaciona con una “llave” que se puede “abrir” o “cerrar” para dar paso a transformaciones. En lo inmediato se encuentra cerrada.

Aprovecho por esta vía, invitar a quienes leen la sección en la que supongo que se publicará esta carta, a visitar un blog que tengo disponible en el cual hay un desarrollo más extenso de estas ideas: http://luisosorio.unblog.fr/

Saludos
Luis Osorio
Profesor de Estado
Ingeniero de Ejecución