Diario y Radio U Chile

Año XI, 16 de octubre de 2019

Escritorio

Comisión internacional de observadores de DD.HH. buscará terminar prolongada huelga de hambre mapuche

Un grupo de agrupaciones sociales, artistas y familiares de Héctor Llaitul y Ramón Llanquileo, quienes cumplen 72 días de ayuno, formaron una comisión internacional para solicitarles el término de la manifestación, con un compromiso del Estado chileno de respetar los planteamientos de los comuneros detenidos.

Javier Candia

  Jueves 24 de enero 2013 18:53 hrs. 
llaitul

A las nueve de la mañana del lunes, una comisión especial realizará una visita de emergencia a los presos políticos mapuches, Héctor Llaitul y Ramón Llanquileo, quienes han sufrido un importante deterioro de su salud, dada la huelga de hambre que llevan adelante por 72 días, lo que se ve acentuado por los ayunos que realizaron anteriormente.

El propósito es solicitarles que depongan esta medida a cambio de la creación de una comisión internacional de observadores de DD.HH. del pueblo mapuche.

Ambos detenidos sufrieron cambios en sus condiciones de reclusión luego del ataque incendiario que significó la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay en Vilcún.

Según Cecilia Huenupi, vocera de los presos políticos mapuches, integrantes de la Coordinadora Arauco Malleco, el Estado chileno ha violado todos los derechos de estos detenidos, pretendiendo demostrar que tiene el poder absoluto en ese territorio: “Es una forma de dar señales políticas, de que en realidad en este momento el Estado chileno tiene la ventaja y todo a su favor, porque dispone de los recursos y dispone del peso político para hacer lo que les parezca pertinente, en cualquier momento y sin ninguna justificación”, dijo.

Por su parte, José Venturelli, vocero de la Comisión Ética contra la Tortura e integrante del capítulo de DD.HH. del Colegio Médico de Chile, indicó que el Gobierno tomó el camino de criminalizar a las comunidades mapuches: “El Presidente y el ministro tienen que ser mucho más claros cuando están acusando a un pueblo entero y cuando son ellos los que están desarrollando las balaceras, el asalto a las comunidades, los niños que tienen perdigones. ¡Visiten las comunidades y van a ver a los niños con perdigones por todos lados! Ramón Llanquileo tiene un perdigón en el ojo desde que era un adolescente, no es cosa que podamos decir que todos son unos bandidos que andan allá”, indicó.

Esta iniciativa para salvar la vida de los presos políticos mapuches en huelga de hambre  y lograr a mediano plazo el término de lo que se denomina “prisión política mapuche”, es respaldada por muchas personalidades del mundo.

A propósito de la realización de la cumbre de la Celac y la Unión Europea, visitan nuestro país eurodiputados. Una de ellas, Ana Miranda, comentó a Radio Universidad de Chile que la existencia de presos políticos es una gran mancha para cualquier estado democrático: “Es una excelente oportunidad para que la cumbre Celac-UE no solo mire al mundo de las inversiones, sino que invierta en humanidad y en el reconocimiento de sus pueblos, porque también será una manera de darle credibilidad a nivel internacional. Hay unas resoluciones de la OIT, hay una posibilidad de cumplir esos convenios y es la puerta que falta por cerrar en Chile, el reconocimiento de los pueblos indígenas y el respeto fundamental de los DD.HH.”, afirmó.

Los presos políticos mapuches de la CAM denuncian que aunque no fueron condenados por la Ley Antiterrorista, sus procesos se hicieron con todos los métodos de dicha norma, lo que significó que se les juzgara con testigos protegidos y no se les perimiera a sus defensas acceder igualitariamente a la investigación.