Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Fiscalización exigida por choferes de Red Bus reflota “deterioro de indicadores” del Transantiago

Parlamentarios y trabajadores llamaron a dejar de lado las “medidas parche” para avanzar hacia una solución. De todas formas, recordaron que es un problema que se arrastra de las administraciones anteriores, en medio de la discusión del financiamiento para este sistema.

Paula Correa

  Jueves 31 de enero 2013 18:10 hrs. 
transantiago

Cinco fueron las comunas afectadas con la fiscalización que solicitó el Sindicato N°1 Interempresa de Red Bus, y que implicó que dejaran de funcionar 113 de las 120 máquinas que dispone el servicio en Conchalí, Quilicura, Huechuraba, Recoleta e Independencia.

Según señalaron los dirigentes, esto se debe a las constantes fallas técnicas que presentan los buses, como luces, espejos y frenos en mal estado. Esto pese a que le han solicitado a la compañía hacerse cargo desde hace más de un año, sin soluciones. Es más, Patricio Ponce, presidente del Sindicato N° 2 afirmó que reportar esta situación sólo complica las relaciones laborales con la concesionaria.

“Dicen que el conductor está inventando esto, que no quiere salir a trabajar y ahí empiezan las cartas de amonestación y la persecución. Los jefes no andan a la par con nosotros. Nos dicen que tenemos que salir de todas formas. Nosotros no lo hacemos por perjudicarlos, sino por la seguridad de los usuarios porque  trasladamos personas”, comentó Ponce.

El tema de la seguridad de los buses no es nuevo. Los trabajadores de Alsacia y Express han denunciado constantemente este tipo de fallas. Esto en medio de un complejo clima laboral y fuertes cuestionamientos a la eficiencia del servicio.

En esa línea, el senador DC, Jorge Pizarro, integrante de la comisión de Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara Alta fue crítico con la actual administración y afirmó que “a 36 meses del inicio de la gestión del Presidente Piñera, todos los indicadores de desempeño del Transantiago se han deteriorado”.

“A propósito de la evaluación que se está haciendo del proyecto de financiamiento extra que está pidiendo el Gobierno para el Transantiago, nosotros hemos aprovechado de evaluar lo que ha sido el funcionamiento en los últimos años y esto en término de  servicios, eficiencia, tiempos y costos y sin dudas los resultados son negativos. La gestión del ministerio de Transportes no ha podido avanzar y seguir mejorando el sistema del transantiago”, indicó.

Incluso el mismo secretario de Estado, Pedro Errázuriz, afirmó hace unos días a  través de la prensa que “Transantiago es la marca de un fracaso”. Por todas estas razones, indicó el senador, se les hace muy difícil aprobar el proyecto de ley que crea el Subsidio de US$ 750 millones anuales por un plazo de 10 años.

Por su parte, Ricardo Maldonado, presidente de la Confederación Nacional Unitaria de Trabajadores del Transporte y afines de Chile (CONUTT) afirmó que no sólo hay que mirar el mal desempeño de este gobierno, sino que asumir una “larga trayectoria de desastres”.

“Puedo concordar en un primer análisis con el señor Pizarro en relación a que efectivamente en el gobierno de Piñera los índices del Transantiago han sido peores que en el proceso de implementación. Pero también hay que recordarle que quienes generaron esta política de transporte y quien la implementó fur Michelle Bachelet, perjudicando mucho a la población. Aquí hay responsabilidades compartidas desde la Concertación y la Alianza”, dijo Maldonado.

Pero, en lo que si coincidieron el parlamentario y el dirigente sindical fue en la necesidad de dejar de proponer en el Congreso soluciones parche para enfrentar este eterno problema, realizando los cambios de fondo que sean necesarios para procurar una institucionalidad que brinde un servicio estable y sobre todo, eficiente.